Algas bioluminiscentes: definición, causas y toxicidad

Las algas bioluminiscentes son diminutos organismos marinos que pueden producir un brillo etéreo en la oscuridad. Los casos más sorprendentes ocurren en la superficie, cuando éstas se acercan a la costa, brillando con el movimiento de las olas o por el empuje de los barcos.

Juan Domínguez

Cuando las algas bioluminiscentes se generalizan y son frecuentes, pueden ocurrir floraciones de algas nocivas.
Cuando las algas bioluminiscentes se generalizan y son frecuentes, pueden ocurrir floraciones de algas nocivas.

El resplandor de las algas es en realidad un mecanismo de defensa natural; los destellos de luz se producen cuando se perturba el entorno de las algas. Las algas unicelulares llamadas dinoflagelados casi siempre están detrás de este tipo de luminiscencia superficial. La especie es conocida por formar algunas de las floraciones de algas bioluminiscentes más extendidas, y éstas, aunque hermosas, están conectadas con efectos ambientales dañinos y pueden ser peligrosamente tóxicas.

¿Qué es la bioluminiscencia?

La bioluminiscencia es la luz producida por una reacción química en un organismo vivo. Se encuentra en varios animales marinos, desde bacterias y medusas hasta crustáceos y estrellas de mar. Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE UU, el 80 % de los animales que vive entre 656 y 3.280 pies bajo la superficie del océano son bioluminiscentes.

La reacción química responsable de esta energía lumínica tiene que ver con una molécula de luciferina, que produce luz en el cuerpo del organismo cuando reacciona con el oxígeno

La reacción química responsable de esta energía lumínica tiene que ver con una molécula de luciferina, que produce luz en el cuerpo del organismo cuando reacciona con el oxígeno. Si bien existen diferentes tipos según el animal, algunas especies también producen un catalizador llamado luciferasa, que ayuda a acelerar la reacción química.

La bioluminiscencia suele ser azul, pero también puede ser amarilla, morada o roja. En las profundidades del mar, se utiliza como una ventaja para ayudar a los organismos a encontrar alimento, ayudar en la reproducción o, como es el caso de las algas bioluminiscentes, servir como defensa. Ésta tampoco está reservada para la vida marina. Las luciérnagas son probablemente los organismos más reconocidos que utilizan la bioluminiscencia, tanto para advertir a los depredadores como para atraer parejas.

La bioluminiscencia es la luz producida por una reacción química en un organismo vivo.
La bioluminiscencia es la luz producida por una reacción química en un organismo vivo. Foto. IStock.

El sur de California experimenta "marea roja" causada por el organismo Lingulodinium polyedrum, un tipo de alga dinoflagelada, cada pocos años. Las aguas alrededor de San Diego se vuelven de color óxido durante el día, pero por la noche cualquier tipo de movimiento (ya sea por el empuje natural de las olas o por el deslizamiento de un bote) hace que las algas emitan su brillo bioluminiscente característico.

Tres lagunas bioluminiscentes en Puerto Rico también tienen que agradecer a las algas por su brillo, aunque una de esas bahías, en Laguna Grande en Fajardo, ha comenzado a oscurecerse

El raro fenómeno también se puede encontrar en diferentes partes del mundo. Tres lagunas bioluminiscentes en Puerto Rico también tienen que agradecer a las algas por su brillo, aunque una de esas bahías, en Laguna Grande en Fajardo, ha comenzado a oscurecerse. Algunos lugares conocidos por sus condiciones brillantes no son causados ​​por algas en absoluto, como la famosa Bahía de Toyama en Japón. El agua aquí obtiene su brillo de criaturas fosforescentes llamadas calamares luciérnaga, que acuden a la bahía en los meses de verano para reproducirse.

Impacto ambiental de las algas bioluminiscentes

Cuando las especies de algas bioluminiscentes como los dinoflagelados se generalizan y son frecuentes, pueden ocurrir floraciones de algas nocivas. De las 17 clases de toxinas de dinoflagelados, hay dos que son producidas por especies bioluminiscentes, solo una de las cuales se ha estudiado ampliamente.

El resplandor azul bioluminiscente de las algas marinas se activa cuando hay movimiento en el agua en Woy Woy Waterfront en la costa central de NSW, Australia.
El resplandor azul bioluminiscente de las algas marinas se activa cuando hay movimiento en el agua en Woy Woy Waterfront,en la costa central de NSW, Australia. Foto: IStock.

La mayoría de los científicos están de acuerdo en que tanto la bioluminiscencia como la toxicidad funcionan como disuasivos, lo que ayuda a las algas a protegerse de los depredadores.

Suficientes algas microscópicas pueden “florecer” en parches grandes y densos en la superficie del agua. Las floraciones de algas tóxicas aparecen de color marrón rojizo (de ahí el apodo de "marea roja") a la luz del día y de un azul brillante durante la noche. Cuando los peces más grandes y los mariscos que se alimentan por filtración consumen algas bioluminiscentes tóxicas en altas concentraciones, pueden transmitir toxicidad a los mamíferos marinos o a los humanos cuando se comen. Los niveles peligrosos de algas tóxicas pueden causar irritaciones en la piel, enfermedades o incluso la muerte.

Las islas Matsu de Taiwán producen grandes cantidades de algas bioluminiscentes conocidas como "lágrimas azules"

En los meses de verano, por ejemplo, las islas Matsu de Taiwán producen grandes cantidades de algas bioluminiscentes conocidas como "lágrimas azules". Los estudios han encontrado que las floraciones de algas tóxicas en el Mar de China Oriental están creciendo cada día más.

En 2019, los científicos conectaron el fenómeno de las lágrimas azules con la vida marina envenenada, ya que las algas liberan amoníaco y otras sustancias químicas mientras se alimentan. Se encontraron algas destructivas hasta a 300 kilómetros de la costa, lo que sugiere que las floraciones se están extendiendo. Los investigadores teorizaron que ésta fue impulsada por la construcción de la presa de las Tres Gargantas en el río Yangtze.

Fuente: TreeHugger.

Archivado en:

La ciudad de Rambouillet, en Francia, usa la bioluminiscencia para iluminar sus calles.

Relacionado

Cómo usar la bioluminiscencia para iluminar las calles

Luciérnagas en un bosque nocturno.

Relacionado

Cómo las luciérnagas consiguen sincronizar sus luces

Nuestros destacados