El antílope saiga resurge después de estar en peligro de extinción

Un tipo raro de antílope, llamado saiga, que estaba a punto de extinguirse, ha resurgido en Kazajstán. Según los expertos, la población de esta extraña especie se ha más que duplicado desde 2019.

Elena Lozano

El antílope saiga es un animal enigmático ungulado con una nariz extraordinaria.
El antílope saiga es un animal enigmático ungulado con una nariz extraordinaria.

La palabra antílope típicamente evoca visiones de África: carreras entre guepardos y gacelas, impalas alertas por un leopardo al acecho, manadas de ñus corriendo por la llanura. Pero ese ciclo de vida no se limita a un solo continente. Las vastas estepas de Eurasia, que se extienden desde Hungría hasta el noreste de China, alguna vez estuvieron alfombradas con un número incontable de antílopes saiga.

La historia del caso de este antílope en peligro crítico se caracteriza por una serie de contratiempos, que han provocado que su trayectoria general haya sido inexorablemente descendente

Lamentablemente, estas vistas espectaculares son cosa del pasado. Hoy en día, este enigmático ungulado con una nariz extraordinaria está confinado en gran medida a un solo país. Se estima que Kazajstán alberga más del 90 % de la población mundial del antílope saiga, y Rusia, Mongolia y Uzbekistán representan el resto.

La historia del caso de este antílope en peligro crítico se caracteriza por una serie de contratiempos, que han provocado que su trayectoria general haya sido inexorablemente descendente.

Un grupo de antílopes sarga en Kazajstán.
Un grupo de antílopes sarga en Kazajstán. Foto: IStock.

El declive del antílope saiga

La caza furtiva a escala industrial, en particular por los cuernos del macho, que son codiciados por los practicantes de la medicina tradicional, ha contribuido significativamente al dramático declive del saiga, pero de ninguna manera es el único factor. La pérdida de hábitat y el acceso cada vez más restringido a las rutas migratorias históricas también han cobrado su precio a estos antílopes.

En 2015, una bacteria misteriosa provocó un colapso catastrófico en unos 200.000 antílopes, que se extinguieron prácticamente de la noche a la mañana

Como si eso no fuera suficiente, este animal también es susceptible a devastadores brotes de enfermedades. En 2015, una bacteria misteriosa provocó un colapso catastrófico en unos 200.000 antílopes, que se extinguieron prácticamente de la noche a la mañana y redujo la población mundial a su punto más bajo en más de una década.

Desde ese nadir numérico, los últimos episodios han sido relativamente edificantes. En junio de 2019, Fauna & Flora International (FFI) pudo informar que la población de Kazajstán se había más que duplicado en el espacio de dos años. Esta buena noticia fue seguida unos 12 meses después por la revelación de que la población más pequeña y más amenazada del país en la meseta de Ustyurt había experimentado su parto masivo más grande en los últimos años.

En 2019, la población de antílopes de Kazajstán se había más que duplicado.
En 2019, la población de antílopes de Kazajstán se había más que duplicado. Foto: IStock.

Y, recientemente, el último censo aéreo ha registrado un verdadero auge de la población, con un estimado de 842.000 antílopes presentes en Kazajstán, más de medio millón más que el número registrado en 2019 (el censo del año pasado fue cancelado debido a las restricciones impuestas por la pandemia de la Covid-19).

El antílope, en la dirección correcta

Para una especie que parecía perpetuamente condenada a dar un paso adelante y dos pasos atrás, esto es algo así como un gran salto. Un suministro abundante de alimentos ha aumentado las tasas de supervivencia del antílope saiga y sus crías, pero entre los muchos factores que contribuyen a estos signos alentadores de recuperación, no hay duda de que los esfuerzos contra la caza furtiva y las iniciativas de conservación más amplias de FFI y sus socios están teniendo un impacto positivo.

Las cifras ahora son más altas que en cualquier otro momento de los últimos 30 años

El gobierno de Kazajstán, en particular, merece un gran reconocimiento por su compromiso con su conservación, incluido su continuo apoyo a los estudios aéreos anuales.

Personal de campo de ACBK pesando un ternero saiga recién nacido en la meseta de Ustyurt, Kazajstán
Personal de campo de ACBK pesando un ternero saiga recién nacido en la meseta de Ustyurt, Kazajstán

El cambio dramático más reciente en la suerte del antílope saiga es una noticia maravillosa para la especie y para el país, que es el último bastión importante de este antílope asediado. Casi dos décadas después de que la población de Kazajstán alcanzara un mínimo histórico de solo 21 000 individuos, las cifras ahora son más altas que en cualquier otro momento de los últimos 30 años.

"Los resultados de la encuesta reciente indican que las poblaciones de antílopes saiga se están recuperando a una velocidad notable... El éxito de la iniciativa es prometedor e inspirador, pero debemos recordar que, como especie, todavía necesita medidas de protección", declara Serguéi Sklyarenk, director científico de la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad de Kazajstán.

Fuente: Fauna & Flora Internacional.

Archivado en:

Nuestros destacados