Los arrecifes de coral híbridos, defensa y atracción turística

Loa arrecifes de coral híbridos son una defensa contra la erosión y el daño de las olas, y una atracción turística para los buceadores. Hoy están siendo implementados tanto para fines comerciales como militares.

Los arrecifes de coral híbridos tienen un gran atractivo tanto para el sector comercial como para el militar. Foto: Biorock.
Los arrecifes de coral híbridos tienen un gran atractivo tanto para el sector comercial como para el militar. Foto: Biorock.

En lugar de bloquear las olas, como lo hace un malecón, un arrecife las frena, disipando su energía antes de que lleguen a tierra. Una estimación de la Universidad de California, Santa Cruz y el Centro de Ciencias Marinas y Costeras del Pacífico sugiere que los arrecifes naturales previenen 1.800 millones de dólares al año en daños por inundaciones solo en Estados Unidos.

Mientras que los arrecifes naturales tardan siglos en crecer, sus versiones híbridas se pueden construir en meses

De tal forma que el aumento del nivel del mar y el mayor riesgo de marejadas ciclónicas requerirán mejores defensas contra el mar en el futuro. Pero mientras que los arrecifes naturales tardan siglos en crecer, sus versiones híbridas se pueden construir en meses.

La idea comenzó con Wolf Hilbertz, un arquitecto interesado en la biología marina. En la década de 1970, desarrolló una técnica que utiliza electrodos sumergidos para hacer pasar corrientes eléctricas a través del agua de mar. Esto precipita el carbonato de calcio y el hidróxido de magnesio, formando una piedra caliza similar a la de los arrecifes naturales. El artificial puede convertirse en el sustrato sobre el que se desarrolla un ecosistema coralino natural.

La idea de los arrecifes híbridos comenzó en la década de los setenta.
La idea de los arrecifes híbridos comenzó en la década de los setenta. Foto: Biorock.

La idea original de Hilbertz era detenerse en la etapa de piedra caliza, construyendo estructuras bajo el agua, algunas de las cuales se usarían in situ como instalaciones portuarias, mientras que otras se izarían en tierra como edificios. Parecía una alternativa simple y de bajo costo.

El trabajo posterior con Thomas Goreau, un biólogo marino, produjo tanto un nombre pegadizo, “Biorock”, como la idea de usar el material como base de los arrecifes de coral y, en particular, para reparar los dañados.

El Proyecto de Restauración del Arrecife de Coral Pemuteran, en Bali, tiene más de 300 metros de longitud e incluye decenas de “viveros”, en los que Biorock actúa como núcleos para la extensión natural del arrecife

En 1996, la Global Coral Reef Alliance, una organización benéfica, comenzó a utilizar Biorock para la reparación de arrecifes, al hacer crecer una estructura de seis metros en Las Maldivas. Le siguieron otras reparaciones en Indonesia, Jamaica y México. El Proyecto de Restauración del Arrecife de Coral Pemuteran, en Bali, tiene más de 300 metros de longitud e incluye decenas de “viveros”, en los que Biorock actúa como núcleos para la extensión natural del arrecife.

La Global Coral Reef Alliance ya ha comenzado a utilizar Biorock para la reparación de arrecifes.
La Global Coral Reef Alliance ya ha comenzado a utilizar Biorock para la reparación de arrecifes. Foto: BIorock.

Arrecife en un resort mexicano

Todos estos son esfuerzos benéficos o del sector público. Pero algunos piensan que se puede ganar dinero. Uno es William Bateman, fundador de una firma británica llamada CCell. Bateman cree que los arrecifes son mejores que los rompeolas y mucho mejores que el “alimento de las playas”, una industria multimillonaria que implica agregar arena repetidamente a las playas para combatir la erosión.

Mientras que algunas playas adyacentes han transportado miles de toneladas de roca para construir rompeolas, el nuevo arrecife extrae la mayor parte de su material de construcción del agua de mar

El primer gran contrato de CCell es para fabricar un arrecife en Telchac Puerto, un resort mexicano. Este verano, los operativos de la empresa ya colocaron una sección de 110 metros de arrecife artificial, utilizando secciones livianas de dos metros colocadas sin maquinaria pesada.

En el resort mexicano, ya se han colocado 110 metros de arrecife artificial.
En el resort mexicano ya se han colocado 110 metros de arrecife artificial. Foto: Biorock.

Mientras que algunas playas adyacentes han transportado miles de toneladas de roca para construir rompeolas, el nuevo arrecife extrae la mayor parte de su material de construcción del agua de mar. Esto significa menos alteraciones ambientales, menos mano de obra y menores costes.

William Batemen asegura que los lugareños afirman que la playa ya ha mejorado, pero se necesitarán unos meses más para confirmar la efectividad del arrecife. El éxito allanará el camino para el despliegue de éstos en otros lugares.

Protección de instalaciones militares

Por otro lado, Darpa, una agencia de investigación dirigida por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, también ve los arrecifes híbridos como un medio de defensa costera, en este caso protegiendo las instalaciones militares del país.

El objetivo es un sistema híbrido de tipo arrecife que no requiera mantenimiento y que se pueda reparar por sí mismo

Lori Adornato, directora del proyecto "Reefense", de Darpa, comenta que el objetivo es un sistema híbrido de tipo arrecife que no requiera mantenimiento y que se pueda reparar por sí mismo. Reefense, por lo tanto, implica no solo crear arrecifes y medir su efectividad, sino también atraer y fomentar organismos apropiados para mantener la salud de éstos, asegurando que puedan sobrevivir incluso cuando los naturales estén sufriendo.

Reefense asegura que se ha de atraer y fomentar organismos apropiados para mantener la salud de los arrecifes.
Reefense asegura que se ha de atraer y fomentar organismos apropiados para mantener la salud de los arrecifes. Foto: BIorock.

Aunque los arrecifes de coral prosperan en aguas más cálidas, es probable que los criaderos de ostras formen la mejor base para los de áreas más frías, reconoce Adornato. Éstos se forman cuando capas de viejas conchas se fusionan bajo el peso de sus sucesores de arriba, produciendo estructuras grandes y sólidas. Abundaban en las aguas del noreste de América hasta que la sobrepesca y la degradación ambiental los destruyeron. Pero pueden construirse sobre los mismos cimientos artificiales que los arrecifes de coral híbridos y deberían proporcionar una protección similar.

Las algas pueden competir por el espacio con los antozoos constructores de arrecifes y algunos tipos de peces que lo mordisquean

Sin embargo, sea cual sea el organismo constructor que esté involucrado, los híbridos necesitan atraer a los habitantes adicionales adecuados. Adornato dice que las algas pueden competir por el espacio con los antozoos constructores de arrecifes y algunos tipos de peces que lo mordisquean.

El mayor desafío puede que sea garantizar que los arrecifes híbridos sobrevivan al cambio climático.
El mayor desafío puede que sea garantizar que los arrecifes híbridos sobrevivan al cambio climático. Foto: Biorock.

Sin embargo, otros comen algas y ahuyentan a los depredadores. La directora del proyecto explica que se podrían emplear una variedad de técnicas para atraer especies beneficiosas. Investigadores de la Universidad de Exeter, en Gran Bretaña, entre otros, han demostrado que la transmisión de sonidos grabados en arrecifes saludables puede atraer a los peces. CCell está trabajando con la Universidad de Cornell para utilizar tales señales acústicas.

El objetivo, declara Adornato, es poder crear arrecifes híbridos a bajo costo, donde sea necesario, y que, una vez en su lugar, se mantengan sin más costes

Quizás el mayor desafío sea garantizar que los arrecifes híbridos sobrevivan al cambio climático, que está haciendo que el agua de mar sea más cálida y ácida. Ambas tendencias pueden dañar los corales. En la práctica, eso podría significar determinar de antemano qué mezcla de especies será más robusta para las condiciones futuras en lugar de las actuales, y luego sembrar uno con estas variedades.

Actualmente, Darpa está evaluando propuestas de contratistas interesados ​​en Reefense. El plan es pasar a la siguiente fase del proyecto antes de fin de año. El objetivo, declara Adornato, es poder crear arrecifes híbridos a bajo costo, donde sea necesario, y que, una vez en su lugar, se mantengan sin más costes. En un mundo que se calienta con el aumento del nivel del mar, es probable que este tipo de defensa tenga un atractivo generalizado.

Fuente: The Economist.

Archivado en:

Relacionado

Descubierto un nuevo arrecife en la Gran Barrera australiana

Las muestras de sedimento del fondo marino aportan información muy valiosa sobre la historia de los arrecifes. / Sean Mattson (STRI).

Relacionado

Los arrecifes del Caribe en peligro por hipoxia

Las baldosas de arrecife están fabricadas con arcilla, un material similar al carbonato de calcio de los arrecifes reales.

Relacionado

Desarrollan arrecifes artificiales de arcilla para salvar los corales

El estudio de estos arrecifes puede ayudarnos a predecir los efectos del cambio climático. Foto: iStock

Relacionado

Hace 38 millones de años... cuando en los Pirineos había arrecifes

Los mejores vídeos