El berro de agua, el alimento perfecto para la ciencia

La ciencia lo considera el alimento perfecto debido a sus magníficas propiedades para la salud. Sin embargo, apenas es consumido porque no hay demanda de este producto. Y lo más paradójico: de haberla, su cultivo a gran escala podría suponer un problema grave para la agricultura local.

Mundo Geo

Berros de agua, el alimento perfecto para la ciencia. iStock
Berros de agua, el alimento perfecto para la ciencia. iStock

El berro de agua es una planta de la que seguramente pocos han oído hablar. Además apenas se consume en España, y cuando se hace, la mayoría de las veces aparece sin saberlo en el interior de las bolsas de ensaladas de menor calidad.

La falta de consumo de esta planta pasaría inadvertida entre nuestra rica gastronomía mediterránea de no ser porque la ciencia insiste una y otra vez en sus magníficas propiedades para la salud. Ahora, sus bondades aparecen recogidas en un estudio para el Centro de Enfermedades Crónicas Preventivas (CDC), donde se calculaban los porcentajes de nutrientes de los alimentos en crudo. La investigación, liderada por la doctora Jennifer Di Noia, quería desarrollar un método para definir las frutas y las verduras más nutritivas del planeta y, al mismo tiempo, las que están más relacionadas con la reducción del riesgo de enfermedades crónicas.

Las frutas y verduras más potentes

La doctora Di Noia y su equipo tomaron los 47 alimentos con el mayor contenido de nutrientes saludables avalados por el Instituto de Medicina y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y definieron en ellos los 17 nutrientes esenciales: potasio, fibra, proteínas, calcio, hierro, tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, zinc y vitaminas A, B6, B12, C, D, E y K. La lista de alimentos incluía vegetales, bayas, cítricos y alliums como la cebolla, el ajo, cebolleta y los puerros. El propósito del estudio era definir, con la mayor exactitud posible, el porcentaje de calorías y cantidades de esos 17 nutrientes por cada 100 gramos de los alimentos sin pasar por la cocina.

Entre los 41 alimentos perfectos elegidos por los científicos solo el berro tenía el 100% de los 17 nutrientes considerados esenciales

De los 47 alimentos estudiados, todos exceptuando seis, superaron los exigentes criterios de admisión. De esta manera, se definieron los 41 elegidos a los que los científicos denominaron “Powerhouse Fruits and Vegetables”.

Lo que no esperaban los investigadores era que una planta de la familia de las crucíferas como el repollo, la rúcula o el brócoli, fuera la que se alzara con el premio de los alimentos con más densidad nutritiva. El berro de agua se impuso sin discusión con un 100% de porcentaje final, convirtiéndose en algo así como el alimento perfecto.

Beneficios conocidos desde la Antigüedad

Rorripa nasturtium acquaticum, comúnmente conocido como berro de agua, es miembro de la familia de las Cruciferae (o Brassicaceae) y, por tanto, está relacionada con el brócoli, la col, las coles de Bruselas, la coliflor, la rúcula y el rábano. No es en absoluto un alimento desconocido, como tampoco lo son sus propiedades.

Cultivado en agua pura de manantial, sus beneficios para la salud se conocen desde la antigüedad. Se cree que se originó en Grecia y sigue siendo una parte integral de las dietas mediterráneas. Alrededor del año 470 a. de C. el rey persa Jerjes daba la orden a su ejército de incluirlos en la dieta de los soldados para que fueran más fuertes y vitales. Los sabios persas lo recomendaban sobre todo para la salud y el correcto desarrollo de los niños.

El berro no es un alimento desconocido. Los persas lo incluían en la dieta de sus soldados y los médicos romanos los apreciaban por sus beneficios contra la caída del cabello

En el año 500 a. de C., se dice que Hipócrates, padre de la medicina, construyó su primer hospital cerca de un arroyo para garantizar el acceso al berro de agua fresco con que tratar a sus pacientes. Los médicos romanos apreciaban los beneficios que la planta aportaba contra la caída del cabello y estaban en lo cierto, ya que hasta hoy en día se puede encontrar como ingrediente en muchas lociones anticaída.

La larga historia de esta planta sigue durante toda la Edad Media, cuando el mismo Carlomagno vuelve a ordenar el cultivo del berro para sus soldados.

Fue solo en 1800 cuando el berro se popularizó, gracias al cultivo comercial de algunas granjas en los alrededores de Londres, que dio a conocer esta verdura como ensalada.

Un problema para la agricultura

De hacer caso a la ciencia, la mayoría de agricultores deberían pelearse por llenar sus hectáreas con un ejército de berros de agua. Nada más lejos de la realidad, porque su cultivo a gran escala podría suponer un problema grave para la agricultura en España. Entre otras cosas, porque el clima existente favorece el cultivo de otro tipo de frutas y verduras.

Y es que esta planta requiere de zonas de semi inundación con una humedad muy alta para su cultivo idóneo.

España es el mayor productor de berro de agua, pero toda la producción se envía a Gran Bretaña

Royalcress es el mayor productor de Europa. La empresa está ubicada en el sur de España, en Jerez de la Frontera. En concreto, de sus 70 hectáreas repartidas en diferentes banquetas de grava regadas por agua de pozo salen 1,5 millones de berros de agua. Lo que se busca es replicar las condiciones en las que esta planta crece en las orillas de los riachuelos. “Estamos a pocos kilómetros del lugar más lluvioso de España, la Sierra de Grazalema, que aporta gran cantidad de excelente agua al subsuelo de la campiña jerezana”, declaran sus responsables.

Anualmente producen toneladas de berros de agua de primera calidad. Una cantidad más que suficiente para tener una presencia mucho más digna en el mercado nacional, si no fuera por un detalle: toda la producción se vende al mercado inglés. “Los berros de agua han experimentado una especie de renacimiento en Reino Unido en los últimos 20 años”, dicen sus responsables. “Debido a este aumento en su popularidad la empresa de capital británico se estableció en España para asegurarse el suministro todo el año”.

No deja de ser irónico que el sur de España tenga una enorme capacidad para producir el alimento con más nutrientes del planeta según la ciencia, pero que ni una sola hoja de esta planta tan deseada se consuma en nuestros hogares. 

Para romper con este disparate alimentario, la empresa hace un tiempo que intenta promocionar, con más o menos éxito, las bondades del berro de agua en ferias y restaurantes de Andalucía con el objetivo de encandilar a grandes supermercados, pequeñas envasadores y nuevos consumidores. 

Hasta entonces habrá que esperar y conformarnos con saber que el alimento perfecto según la ciencia se produce en España... aunque los españoles no lo consumamos. 

Fuente: La Vanguardia

 

 

Nuestros destacados