El número de insectos en el mundo desciende en un 25% desde 1990

Un estudio publicado en la revista Science alerta de la drástica caída del número de insectos en el mundo. Las causas de esta dramática desaparición son diversas, pero los expertos señalan como factores principales la destrucción del hábitat, los pesticidas y la contaminación lumínica.

Mundo Geo

Disminuye el número de insectos en el mundo. iStock
Disminuye el número de insectos en el mundo. iStock

Los científicos no salen de su asombro. La publicación de un estudio en la revista Science –recogido por el diario británico The Guardian–, muestra un dato inesperado: la caída dramática del número de insectos que pueblan la Tierra en al menos un 25%. ¡Y eso solo en los últimos 30 años! Los insectos son, de lejos, los animales más variados y abundantes que existen sobre la Tierra. Superan hasta en 17 veces la población de seres humanos, y son esenciales para el mantenimiento de los escositemas de los que dependemos: polinizan plantas, se convierten en alimento para otros animales, reciclan la basura natural...

El estudio, que aglutina 166 investigaciones prolongadas en el tiempo en al menos 1.700 lugares de todo el mundo, deja sin embargo un pequeño resquicio para la esperanza: aunque la caída de insectos de tierra es generalizada, hay algunas clases de insectos, especialmente los de agua dulce, que han incrementado sus poblaciones hasta en un 11% cada año. Los investigadores creen que esto es debido a la aplicación de medidas como el saneamiento de los ríos y la limpieza de lagos.

Los autores del estudio alertan de que si no se pone freno a esta situación el futuro de la humanidad está amenazado

Con ello, el descubrimiento no es nuevo. Los científicos ya alertaban en estudios anteriores un descenso generalizado del número de insectos en el mundo, si bien entonces la tasa de descenso era más del doble de la que ahora muestra el nuevo estudio publicado en Science. Las predicciones señalaban entonces descensos de hasta el 50% en los últimos 50 años.

Europa, entre los más afectados

Si el descenso es generalizado en todo el mundo, los expertos señalan que es en Europa donde más llamativa está resultando la caída. "La situación parece empeorar considerablemente en Europa, lo que es alarmante y decepcionante", ha declarado a The Guardian Roel van Klink, del Centro Alemán para la Investigación Integrada de Biodiversidad (iDiv). 

Los análisis recientes tomados en determinadas localizaciones muestran unas caídas de hasta el 75% en Alemania. "Una caída del 25% en el número de insectos es algo que debe preocuparnos. Es casi la cuarta parte de los insectos que había cuando yo era niño. La gente debería tener presente de que los humanos dependemos de los insectos para nuestra comida", afirma Van Klink.

La situación en parques y reservas naturales de todo el mundo no es muy diferente. Algo va mal también allí

En América del Norte la caída parece estabilizarse, pero muy suavemente. En América del Sur los datos son, sin embargo, más escasos. La destrucción paulatina de grandes zonas de la selva amazónica no augura buenos resultados, pero "simplemente no tenemos datos", ha declarado Van Klink. En África y Asia el descenso del número de insectos también es alarmante, según el estudio. 

Un dato singularmente preocupante que se desprende del estudio señala que la situación en las reservas y parque naturales no es mucho más esperanzadora que en el resto de enclaves. "Algo va mal allí", reconoce Van Klink.

El impacto de la crisis climática no es determinante

Aunque pudiera pensarse que la razón de este descenso pudiera achacarse al cambio climático, el estudio concluye que no es determinante. Las pérdidas de insectos son causadas  fundamentalmente por la destrucción del hábitat, los pesticidas y la contaminación lumínica, pero si bien lo cambios de temperatura y del régimen de lluvias podrían dañar algunas especies, también comprobaron que aumentaba el número de otras, incluso en el mismo lugar.

El uso de pesticidas en los campos figura como una de las causas principales en la disminución del número de insectos. iStock
El uso de pesticidas en los campos figura como una de las causas principales en la disminución del número de insectos. iStock

Una posible explicación a este fenómeno podría encontrarse en otros estudios. En ellos se señala cómo el aumento de los niveles de CO2 en la atmósfera está reduciendo el número de nutrientes en las plantas, lo que a su vez repercute en, por ejemplo, una disminución en el número de saltamontes en las praderas de Kansas, Estados Unidos. "Es absolutamente impactante", declaró Van Klink. "Esto podría estar pasando en todo el mundo".

Muchas especies de insectos están en peligro de extinción y este estudio muestra que la abundancia de insectos disminuye a un ritmo insostenible. Si bien la estimación del estudio es más baja que las que aparecían en estudios anteriores, todavía es muy pronunciada. "La disminución masiva de insectos voladores sigue siendo un desastre ecológico en desarrollo", ha declarado Matt Shardlow, director de la organización benéfica conservacionista Buglife.

El aumento de las especies de agua dulce da pie a la esperanza: si se implementan legislaciones correctas, aún es posible revertir la tendencia

En el mismo sentido se ha pronunciado María Dornelas, de la Universidad de St. Andrews, y Gergana Daskalova, de la Universidad de Edimburgo. Ambas reconocieron a The Guardian que el nuevo estudio era el metanálisis más grande y completo realizado hasta la fecha. "Abrazar los matices nos permite equilibrar informes precisos de las pérdidas más preocupantes, pero al mismo tiempo podemos señalar con ejemplos esperanzadores algunas victorias", dijeron.

"Definitivamente tenemos muchas razones para preocuparnos, pero no creo que sea demasiado tarde. El aumento en las especies de agua dulce nos hace al menos tener la esperanza de que si implementamos la legislación correcta, podemos revertir estas tendencias”, concluye Van Klink.

Fuente: The Guardian. "Insect numbers down 25% since 1990, global study finds"