Los caribúes se recuperan en Canadá, gracias a las poblaciones indígenas

Una investigación recientemente publicada indica que el número de caribúes en la manada klinse-za, en la Columbia Británica (Canadá), casi se ha triplicado desde 2013, gracias a los esfuerzos de conservación de las poblaciones indígenas.

La manada de caribúes se redujo a 38 animales en 2013.
La manada de caribúes se redujo a 38 animales en 2013.

Una población de caribúes en el noreste de la Columbia Británica ha regresado del borde de la extinción local, gracias a un enfoque colaborativo y holístico para el manejo de la vida silvestre de dos poblaciones indígenas.

Los investigadores estiman que los rebaños de caribúes han disminuido alrededor del 40 por ciento en las últimas décadas, y en el noreste de B.C, se han deteriorado un 11 por ciento por año. "Solía haber un mar de caribúes", dijo el investigador Tim Burkhart,

La manada de caribúes de montaña Klinse-Za se redujo a 38 animales en 2013, pero ahora se ha recuperado a 114

La manada de caribúes de montaña Klinse-Za se redujo a 38 animales en 2013, pero ahora se ha recuperado a 114, gracias a una colaboración entre la población indígena Saulteau y la Nación West Moberly, en asociación con la Universidad de Columbia Británica y la Iniciativa de Conservación de Yellowstone a Yukón.

Naomi Owens-Beek, directora de Derechos de Tratados y Protección Ambiental de las Primeras Naciones de Saulteau, dijo que el programa fue creado después de ver desaparecer a los caribúes, que son culturalmente significativos para varias primeras naciones (pueblos indígenas).

Jeff Gollner y Line Giguère con una cría de caribú Klinse Za en un corral de maternidad, ubicado en el norte de la Columbia Británica.
Jeff Gollner y Line Giguère con una cría de caribú Klinse Za en un corral de maternidad, ubicado en el norte de la Columbia Británica. Foto: CBC.

"La Columbia Británica estaba administrando mal el caribú y, desafortunadamente, una manada fue extirpada", señaló. "Simplemente creíamos que era algo que necesitábamos abordar nosotros mismos, porque veíamos que no pasaba nada".

El grupo de conservación ideó tres áreas principales en las que centrarse: la cría materna, la restauración del hábitat y la gestión de depredadores. El corral materno consiste en capturar caribúes hembra que ya están embarazadas y mantenerlos en un corral para proteger a las hembras y sus crías de la depredación.

Owens-Beek explicó que los saulteau se ofrecieron como voluntarios para ayudar con todo, desde recoger líquenes para que comieran los caribúes, hasta proteger los corrales las 24 horas del día. También ayudaron con la reducción de depredadores, específicamente lobos que se apoderaron del área hace años cuando otras presas se mudaron como resultado de la destrucción del hábitat en otros lugares.

"Hay muchas partes móviles, muchas cosas que ocurren. Si una persona no estuviera allí, no funcionaría", explica.

El caribú, en peligro

A medida que el hábitat continúa disminuyendo debido a la actividad humana y el cambio climático, los investigadores instan a la provincia y otras jurisdicciones a ver cómo pueden adaptar estas prácticas para salvar a otros rebaños de caribúes.

Caribú de la manada Klinse Za en un corral de maternidad.
Caribú de la manada Klinse Za en un corral de maternidad. Foto: CBC.

"La conservación indígena es real, está sucediendo y esperamos que este documento pueda despertar el interés y el movimiento por más proyectos de conservación liderados por indígenas en todo el país", indica Owens-Beek.

Éste es un gran ejemplo de por qué es importante incluir a los pueblos indígenas en la gestión de la tierra

Clayton Lamb, investigador postdoctoral de las universidades de Columbia Británica y Montana, asegura que éste es un gran ejemplo de por qué es importante incluir a los pueblos indígenas en la gestión de la tierra.

"El proceso está funcionando como se esperaba y en gran parte debido a que las Primeras Naciones pudieron ejercer sus derechos y porque aman esta tierra y estos animales, y estaban ansiosos por asegurarse de que esos caribúes no se perdieran", declara. "Sin acción, no tendríamos esos caribúes hoy", concluye.

Fuente: CBC.

Nuestros destacados