El castor invade el Ártico

El informe Arctic Report Card 2021, publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. (NOAA), describe cómo el castor norteamericano (Castor canadensis) ha expandido su área en los últimos años y ahora está colonizando el territorio ártico.

Meritxell Bernal

La investigación demuestra la expansión del castor al territorio ártico.
La investigación demuestra la expansión del castor al territorio ártico.

Escrito por miembros de la Red de observación de castores árticos (A-BON), incluida la doctora Helen Wheeler, de la Universidad Anglia Ruskin (ARU), el informe detalla cómo los científicos están utilizando imágenes de satélite para trazar la marcha de los castores hacia la tundra ártica.

Hasta ahora, se han cartografiado más de 12.000 estanques de castores en el oeste de Alaska, y en la mayoría de las áreas se ha observado que se han duplicado en los últimos 20 años. En comparación, el análisis de fotografías aéreas de las zonas costeras del oeste de este estado, entre 1949-55, no encontró estanques de castores.

En el oeste de Alaska, la investigación ha demostrado que los castores son el factor dominante en casi dos tercios (66%) de los casos en los que el agua superficial ha aumentado

Los castores son una especie clave, capaces de cambiar los paisajes creando nuevos lagos y desviando el flujo de los ríos. Éstos aumentan el agua superficial, que en el Ártico está causando que el permafrost se derrita, liberando a su vez los gases de efecto invernadero metano y dióxido de carbono.

En el oeste de Alaska, la investigación ha demostrado que los castores son el factor dominante en casi dos tercios (66%) de los casos en los que el agua superficial ha aumentado. Estos nuevos estanques también pueden dar lugar a la introducción de otras especies nuevas, incluidos peces e invertebrados.

Los castores son capaces de cambiar el paisaje, creando nuevos lagos y desviando ríos.
Los castores son capaces de cambiar el paisaje, creando nuevos lagos y desviando ríos. Foto: IStock.

El mapeo de estanques en Canadá ya está en marcha y el doctor Wheeler está liderando el proyecto Cambio de Vida Silvestre en el Ártico en el Delta del Mackenzie en los Territorios del Noroeste de Canadá, para investigar el impacto de los castores en el medio ambiente local, así como en los pueblos indígenas que viven allí.

"Sabemos que la gente está preocupada por el impacto que están teniendo las represas de castores en la calidad del agua, la cantidad de peces río abajo de las represas y el acceso para sus botes”

Wheeler, profesor titular de zoología en la Universidad Anglia Ruskin (ARU), ha declarado: “El verdadero impacto de la propagación de castores en el Ártico sobre el medio ambiente y las comunidades indígenas que viven allí, aún no se conoce completamente. Sin embargo, sabemos que la gente está preocupada por el impacto que están teniendo las represas de castores en la calidad del agua, la cantidad de peces río abajo de las represas y el acceso para sus botes”.

Posteriormente, añadió: “La abundancia de vegetación, particularmente árboles y arbustos leñosos, parece ayudar a los castores a prosperar en terrenos previamente inhóspitos, y también estamos encontrando refugios en elevaciones cada vez más altas, incluso por encima de la línea de árboles”.

Se desconoce el verdadero impacto de la propagación de castores en el Ártico.
Se desconoce el verdadero impacto de la propagación de castores en el Ártico. Foto IStock.

Asimismo, el profesor de zoología ha manifestado que “no está del todo claro si su expansión hacia el norte se debe en su totalidad al cambio climático o al aumento de la población, debido a las reducciones históricas en la captura de castores para obtener pieles y alimento, o una combinación de ambos, pero sabemos que están teniendo un impacto significativo sobre los ecosistemas que están colonizando".

El nuevo informe, “Beaver Engineering: Seguimiento de una nueva perturbación en el Ártico” , está dirigido por Ken Tape, profesor asociado de investigación de la Universidad de Alaska Fairbanks, e involucra a académicos de la Universidad Wilfrid Laurier en Canadá, la Universidad del Sudeste de Noruega y Anglia. Universidad de Ruskin (ARU).

Archivado en:

Relacionado

El deshielo del permafrost amenaza a las comunidades del Ártico

Relacionado

El hielo marino del Ártico llega a su mínimo anual

Relacionado

El Ártico, preludio del cambio climático que nos amenaza

Los mejores vídeos