Cómo el pulpo camuflado cambia el color, la textura y la apariencia de su piel

Los cefalópodos se encuentran entre los pocos animales del mundo que cambian el color de su piel en un abrir y cerrar de ojos. El pulpo camuflado puede hacerlo para coincidir con su entorno, pero también es capaz de transformar su apariencia y textura.

Elena Lozano

El pulpo camuflado cambia de color, textura y apariencia. Éste tiene la forma de un alga o algún coral.
El pulpo camuflado cambia de color, textura y apariencia. Éste tiene la forma de un alga o algún coral.

Muchos miles de células que cambian de color llamadas cromatóforos justo debajo de la superficie de la piel son responsables de las notables transformaciones de los cefalópodos, entre los que se encuentran el pulpo. El centro de cada cromatóforo contiene un saco elástico lleno de pigmento, parecido a un pequeño globo, que puede ser de color negro, marrón, naranja, rojo o amarillo.

Si estiraras un globo lleno de tinte, el color se juntaría en un punto, que parecería más brillante. De ésta misma forma funcionan los cromatóforos. Un conjunto complejo de nervios y músculos controla si el saco se expande o contrae y, cuando el saco se expande, el color es más visible.

Además de los cromatóforos, algunos cefalópodos también tienen iridóforos y leucoforos. Los iridóforos tienen pilas de placas reflectantes que crean verdes, azules, plateados y dorados iridiscentes, mientras que los leucóforos reflejan los colores del entorno, lo que hace que el animal sea menos llamativo

Además de los cromatóforos, algunos cefalópodos también tienen iridóforos y leucoforos. Los iridóforos tienen pilas de placas reflectantes que crean verdes, azules, plateados y dorados iridiscentes, mientras que los leucóforos reflejan los colores del entorno, lo que hace que el animal sea menos llamativo.

El pulpo es muy bueno escondiéndose de sus depredadores.
El pulpo es muy bueno escondiéndose de sus depredadores.

Pueden cambiar no solo su color, sino también la textura de su piel para que coincida con las rocas, los corales y otros elementos cercanos

La razón más obvia por la que un animal de cuerpo blando cambiaría de color es para esconderse de los depredadores, y los pulpos son muy buenos en esto. Pueden cambiar no solo su color, sino también la textura de su piel para que coincida con las rocas, los corales y otros elementos cercanos. Lo hacen controlando el tamaño de las proyecciones en su piel (llamadas papilas), creando texturas que van desde pequeñas protuberancias hasta picos altos. El resultado es un disfraz que los hace casi invisibles. Sin embargo, el cambio de color es solo una herramienta en su arsenal de defensas; también puede rociar tinta y escapar rápidamente, a través de cualquier agujero por donde pueda pasar su pico huesudo oculto.

Diferentes estrategias del pulpo

El pulpo mímico (Thaumoctopus mimicus ) tiene una forma única de camuflarse. En lugar de mezclarse con el lecho marino, cambia el color de su piel y la forma en que mueve sus tentáculos para adoptar la forma de otras criaturas marinas. Se sabe que se hace pasar por más de quince especies diferentes, incluidas platijas, peces león y serpientes marinas.

El pulpo rayado azul puede ser pequeño, pero también mortal
El pulpo rayado azul puede ser pequeño, pero también mortal

Por su parte, el pulpo rayado azul puede ser pequeño y crecer hasta un máximo de 15 centímetros, pero puede ser mortal: su veneno es capaz de provocar problemas respiratorios tanto en humanos como en otros animales.

Los pulpos y las sepias también usan el cambio de color para advertir a sus depredadores o cualquier animal que los amenace. Uno de los mejores ejemplos es el pulpo de anillos azules extremadamente venenoso, que vive en charcos de marea en los océanos Pacífico e Índico desde Japón hasta Australia. Cuando se provocan a estos pequeños pulpos, aparecen anillos azules iridiscentes que rodean manchas de color marrón oscuro en todo el cuerpo. A pesar de su belleza, esta reacción significa: "¡Si me tocas, lo más probable es que te lastimes!"

Un pulpo de anillos azules hallado cerca de la isla de Malapascua, Filipinas.
Un pulpo de anillos azules hallado cerca de la isla de Malapascua, Filipinas.

Los machos de calamar de arrecife del Caribe (Sepioteuthis sepioide) se vuelven rojos para atraer a las hembras y blancos para repeler a otros machos

Los cefalópodos también pueden usar cromatóforos para comunicarse entre sí. Los machos de calamar de arrecife del Caribe (Sepioteuthis sepioide) se vuelven rojos para atraer a las hembras y blancos para repeler a otros machos. Por su parte, el calamar de Humboldt (Dosidicus gigas), también llamado "calamar gigante" y "diablo rojo", es conocido por sus colores centelleantes. Se sospecha que este destello es un medio de comunicación, pero nadie sabe qué están tratando de decir los calamares.

A la vista de todo esto, no es de extrañar que a los cefalópodos a veces se les llame camaleones del mar.

Archivado en:

Relacionado

Del camuflaje de las polillas a los paneles de insonorización

Los mejores vídeos