Descubierta una nueva boa de ojos grandes y nariz cuadrada

Un equipo de científicos ha descubierto una serpiente de ojos abiertos y hocico cuadrado. Es la boa de la vid de la Hispaniola, la primera de su especie que se descubre en la República Dominicana en más de un siglo.

Se descubre una nueva especie de boa pequeña en una parte remota de la República Dominicana.
Se descubre una nueva especie de boa pequeña en una parte remota de la República Dominicana.

El naturalista Miguel Landestoy, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en la República Dominicana, y sus colegas descubrieron una nueva serpiente deslizándose en una parte remota de bosque seco montañoso cerca de la frontera suroeste del país con Haití, en la isla de La Española.

Esta nueva y pequeña serpiente se encontraba en un árbol parecía ser diferente de cualquier otra boa que él y sus colegas habían visto durante sus innumerables horas de investigación. Landestoy tuvo el presentimiento de que éste podría ser el primer avistamiento documentado de una nueva especie de serpiente.

“Mi amigo, Robert Ortíz, me llamó para ver una serpiente pequeña y delgada, e inmediatamente exclamé: ¡acabamos de encontrar una nueva especie!”

“En el verano de 2020, dos colegas y yo hicimos una excursión nocturna para escapar del recinto de la pandemia y controlar una especie de sapo recientemente descubierta”, recuerda Landestoy. “Mi amigo, Robert Ortíz, me llamó para ver una serpiente pequeña y delgada, e inmediatamente exclamé: ¡acabamos de encontrar una nueva especie!”.

La Hispaniolan Vineboa puede ser la más pequeña de su género.
La Hispaniolan Vineboa puede ser la más pequeña de su género.

Landstoy contó con el apoyo del profesor asociado de biología de la Universidad de Carolina del Norte en Asheville, Graham Reynolds, y el curator emérito de herpetología del Museo Público de Milwaukee, Robert Henderson, para analizar el ADN, y los registros de las boas de la región para confirmar que no se había identificado previamente, mientras continuaba encontrando más especímenes. Con el apoyo adicional de INTEC-Grupo Jaragua y el Programa PEER / NAS / USAID, los análisis colectivos se volvieron inequívocos. El equipo había descubierto una nueva especie de boa que efectivamente se había mantenido oculta a la ciencia en esta remota región.

Landestoy, Reynolds y Henderson nombraron a esta nueva especie de boa Chilabothrus ampelophis , Hispaniolan Vine Boa

Landestoy, Reynolds y Henderson nombraron a esta nueva especie de boa Chilabothrus ampelophis , Hispaniolan Vine Boa. El nombre hace referencia a la forma del cuerpo del animal, que es largo y esbelto, así como a su hábitat compuesto por bosque seco tropical con abundantes enredaderas. La especie es completamente arbórea y vive entre arbustos, y árboles delgados.

Cada una de las serpientes descubiertas por los investigadores han sido muy pequeñas para lo que es una boa, todas medían menos de un metro de largo. Un pariente de la especie que se encuentra en la isla de Hispaniola puede alcanzar longitudes de más de dos metros y se parece a las boas largas y de cuerpo pesado más universalmente conocidas del Neotrópico.

La nueva especie, en peligro

Detalle de la cabeza de la nueva boa descubierta.
Detalle de la cabeza de la nueva boa descubierta.

Lamentablemente, según señalan los investigadores, la nueva especie está experimentando una rápida pérdida de hábitat, debido a la incursión agrícola en su hábitat y la rápida tala de árboles para la producción de carbón vegetal. “La República Dominicana se ha convertido en un último recurso restringido para muchas especies en esta parte muy diversa del suroeste de la isla debido al uso intensivo de la tierra en el lado haitiano”, afirmó Landestoy.

“Tenemos la suerte de haber descubierto estas increíbles criaturas antes de que pudieran extinguirse"

Las próximas investigaciones planificadas incluyen expediciones para documentar cualquier otra población que pueda existir en la región y para estudiar mejor la biología y conservación de la especie.

“Los hábitats donde se encuentran especies como la Hispaniolan Vine Boa o la Conception Island Silver Boa (descubierta en 2016), están disminuyendo”, dice Reynolds. “Tenemos la suerte de haber descubierto estas increíbles criaturas antes de que pudieran extinguirse. Este descubrimiento es una prueba más de que todavía tenemos mucho que aprender sobre la biodiversidad en la región. Nuestra tarea ahora es utilizar sus descubrimientos, para reconocer el valor de los lugares salvajes en el Caribe y generar acciones para preservar los hábitats naturales ”, declaró Landestoy.

Archivado en:

Relacionado

El engaño de la serpiente de cascabel

Los mejores vídeos