Doce datos sobre el espléndido búho nival

El búho nival se encuentra entre los pájaros más bellos. Con sus plumas blancas, sus ojos amarillos y su impresionante envergadura, no sorprende que capten la imaginación y la atención dondequiera que vayan. Hoy repasamos doce datos sobre esta ave.

Francisco Moral

El búho nival mide unos sesenta centímetros de largo.
El búho nival mide unos sesenta centímetros de largo.

El búho nival, (Nyctea scandiaca), es un ave rapaz de color marrón y blanco, blanca o barrada, de la familia Strigidae (orden Strigiformes). Habita en la tundra ártica y, a veces, vaga hacia el sur en Europa, Asia y América del Norte. Estos animales miden unos sesenta centímetros de largo y tienen alas anchas y una cabeza redonda sin mechones en las orejas. Se alimentan de pequeños mamíferos (como liebres y lemmings) y aves y anidan en el suelo al aire libre.

La Lista Roja de la UICN enumera al búho nival como vulnerable, por lo que es posible que nos quedemos sin oportunidades de ver su majestuosidad

La Lista Roja de la UICN enumera al búho nival como vulnerable, por lo que es posible que nos quedemos sin oportunidades de ver su majestuosidad.  Repasamos doce datos asombrosos sobre estas aves.

1. Sus plumas los hacen pesados

Los búhos nivales tienen una gran cantidad de plumas para mantenerse calientes, lo que se suma a su peso. Este plumaje grueso hace que sean las especies de búhos más pesadas de América del Norte. Pesan casi medio kilo más que un gran búho cornudo y duplican el peso del más alto de América del Norte, el gran búho gris.

Las plumas ayudan al buho nival a permanecer caliente.
Las plumas ayudan al búho nival a permanecer caliente. Foto: IStock.

2. Los lemmings son su alimento preferido

Si bien los búhos nivales comen una gran variedad de pequeños mamíferos e incluso otras aves, su dieta consiste principalmente en lemmings, especialmente durante la temporada de reproducción. Un búho nival adulto puede comer 1.600 de estos animales al año.

3. Almacenan su comida

Durante la temporada de reproducción, los búhos nivales crean un escondite de presas. Las hembras almacenan el alimento que el macho ha llevado al nido.

Los machos crearán escondites en lugares separados con alrededor de 50 lemmings. Éstos proporcionan comida en momentos en que la caza es escasa

Por lo general, el stock es de 10 a 15 artículos, pero los científicos han registrado hasta 83 cadáveres. Además, los machos crearán escondites en lugares separados con alrededor de 50 lemmings. Éstos proporcionan comida en momentos en que la caza es escasa.

4. No son noctámbulos

La actividad de esta ave varía según la ubicación y la cantidad de luz.
La actividad de esta ave varía según la ubicación y la cantidad de luz. Foto: IStock.

La expresión "noctámbulo" se originó debido a los hábitos nocturnos de la mayoría de los búhos. Sin embargo, éstos no lo son.

Su actividad varía según la ubicación y la cantidad de luz solar. El tipo de presa disponible en el área también determina cuándo duerme. Esta capacidad de cazar durante el día es algo bueno, ya que se reproduce en áreas donde el sol nunca se pone.

5. Tienen varios nombres diferentes

Los búhos nevados tienen una variedad de nombres: búho ártico, búho fantasma, ave nocturna escandinava, gran búho blanco, el terror blanco del norte y Ookpik. Estos nombres reflejan su apariencia y su silencio fantasmal. Su nombre científico es Bubo scandiacus. Hasta 2004, era Nyctea scandiaca.

6. Los búhos nivales machos son pálidos

Los machos de la especie tienen barras de color marrón oscuro cuando son jóvenes y se vuelven más blancas a medida que envejecen, mientras que las hembras conservan las marcas oscuras durante toda su vida. Aunque éstas pueden ser pálidas y los machos pueden mantener algunas marcas, los más blancos son siempre machos.

7. Los búhos nivales no se enfrían

Las almohadillas de estos animales actúan como raquetas de nieve.
Las almohadillas de estos animales actúan como raquetas de nieve.

Los búhos nivales tienen patas y pies envueltos en plumas gruesas, que proporcionan aislamiento para el clima frío del Ártico. También tienen almohadillas gruesas en la planta de los pies. Estas almohadillas actúan como raquetas de nieve para evitar que se hundan. Las garras afiladas (garras) se utilizan para agarrar presas.

8. Los búhos nivales salen temprano del nido

Los búhos nivales solo pasan unas tres semanas en el nido antes de irse. No estarán listos para volar hasta dentro de un mes, por lo que simplemente se pasean por el Ártico. Los científicos especulan que este comportamiento está relacionado con la evitación de depredadores o una rivalidad entre hermanos.

Mientras están fuera del nido, pero antes de que puedan volar, usan las hierbas de la tundra para refugiarse de los depredadores y del clima

Mientras están fuera del nido, pero antes de que puedan volar, usan las hierbas de la tundra para refugiarse de los depredadores y del clima. Sin embargo, los padres todavía alimentan a los mochuelos y les enseñan a cazar.

9. Tienen sentidos increíblemente agudos

Como la mayoría de los búhos, tienen una excelente vista a distancia. Dado que la presa suele estar debajo de la nieve, también tienen un notable sentido del oído.

Estos buhos tienen una excelente vista a distancia.
Estos búhos tienen una excelente vista a distancia. Foto: IStock.

De hecho, se ha informado que pueden sumergirse en casi ocho pulgadas de nieve para capturar un campañol. Además, tienen plumas erizadas en el pico que usan como bigotes para detectar objetos cercanos.

10. Los búhos nivales son agresivos cuando actúan en defensa propia

Los búhos nivales pueden ser agresivos cuando defienden su territorio o contra otra especie; bombardearán a los humanos, particularmente en las zonas de anidación, y se sabe que incluso atacan a los lobos árticos. Son más territoriales en la temporada de reproducción.

11. Anidan directamente en el suelo

Los búhos nivales construyen sus nidos en la tundra, usando sus cuerpos para dar forma y vaciar sus hogares. El macho selecciona el territorio y la hembra elige el sitio de anidación.

Los búhos nivales construyen sus nidos en la tundra.
Los búhos nivales construyen sus nidos en la tundra. Foto: IStock.

Prefieren lugares azotados por el viento con vistas. A veces, la hembra construirá un segundo nido alternativo y llamará a los polluelos cuando haga mal tiempo. Cuando pasa la tormenta, regresan al sitio original de anidación.

12. No se aparean de por vida

Los búhos nivales son monógamos, pero no se aparean de por vida. En cambio, por lo general, forman un vínculo de pareja exclusivo para una sola temporada de reproducción. Al año siguiente, el cortejo y el emparejamiento comienzan de nuevo.

Como parte del cortejo, los machos realizan una exhibición aérea impresionante, a veces con un lemming que llevan en sus garras y que entregan a la hembra mientras vuelan

Como parte del cortejo, los machos realizan una exhibición aérea impresionante, a veces con un lemming que llevan en sus garras y que entregan a la hembra mientras vuelan.

Fuente: Treehugger.

Archivado en:

Relacionado

¿Se comunican los búhos con el amarillo de sus ojos?

Nuestros destacados