Europa: licencia para matar a 14 millones de aves

Un nuevo informe de BirdLife revela que los Estados Miembros de la UE son responsables de la muerte de más de 14 millones de aves, llevando a las especies más vulnerables hacia una situación alarmante.

Planeta 2030

BirdLife Europa ha publicado el informe License to kill, donde se analizan las excepciones que se otorgan para no aplicar el régimen de protección general de la avifauna contenido en la Directiva de Aves de la Unión Europea. Las conclusiones son realmente preocupantes para el estado de conservación de las aves, ya que según el estudio realizado las excepciones otorgadas son la causa de la mortalidad de más de 14 millones de aves.

Las excepciones a la normativa son autorizaciones que se conceden en circunstancias muy especiales, que permiten capturar, comerciar, perturbar o matar aves en la UE. Una vez concedidas esas autorizaciones, y mientras están en vigor, se eliminan las protecciones de las que gozan todas las aves europeas en virtud de la Directiva de la UE que vela por su conservación.

84.000 excepciones concedidas entre 2009 y 2017, llevan a las especies vulnerables hacia una situación alarmante

Esto significa que queda permitido deshacerse de ejemplares vivos, sus huevos o sus nidos en situaciones teóricamente muy específicas, como por ejemplo para proceder a obras de construcción, por razones de seguridad pública o para proteger a otras especies.

Normalmente, tales excepciones sólo se conceden cuando todas las demás alternativas no letales para proteger a las aves se han probado y han fracasado. Según David de la Bodega, Responsable del Programa Legal de SEO/BirdLife, “Se trata de un último recurso que en muchas ocasiones se está utilizando sin la debida evaluación ambiental de sus consecuencias y sin ajustarse a las condiciones estrictamente tasadas de la normativa”.

Además, BirdLife pone de manifiesto que esto es sólo la punta de lanza de un problema mayor, ya que las cifras que se manejan de cómo afectan esas excepciones no coincide con la magnitud del problema a escala real.

En el estudio se detectan problemas persistentes e incoherencias en la presentación de informes, incluso hay Estados Miembros (como España) que no envían informes o los envían incompletos a la Comisión Europea.

El informe analiza en profundidad las excepciones en ocho Estados miembros de la UE: Bulgaria, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Malta y Polonia

El caso de España

SEO/BirdLife ha realizado también un análisis de cómo se está aplicando la primera directiva de protección de la naturaleza. Se trata del Informe sobre aplicación del régimen de excepciones del artículo 9 de la Directiva de Aves Silvestres en España, elaborado desde el Proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza.

El resultado principal del análisis es que las administraciones españolas han venido autorizando de forma muy discutible en los últimos años la caza de millones de aves. Concretamente las especies afectadas son principalmente palomas, zorzales, aves fringílidas, tórtolas turcas, cormoranes, e incluso gorriones.

Entre 2013 y 2016 se ha autorizado la destrucción de 134 nidos de golondrina común y 3.881 de avión común

Además, se deduce también que algunas autorizaciones para la destrucción de nidos de especies como aviones comunes, golondrinas o cigüeñas no cumplen con los requisitos legales.

A modo de ejemplo, entre el año 2000 y el 2016 las autoridades españolas autorizaron la captura de más de cuatro millones de fringílidos para su tenencia y cría en cautividad, dirigida en muchos casos a la participación en concursos de belleza y canto. Por otro lado, entre 2013 y 2016 se ha autorizado la destrucción de 134 nidos de golondrina común y 3.881 de avión común.

Recomendaciones para garantizar la conservación de las aves

SEO/BirdLife a través de este informe hace una serie de recomendaciones de mejora en la aplicación del régimen de excepciones para garantizar un uso adecuado del mismo y evitar impactos sobre especies protegidas:

·       El MITECORD debe coordinar unas directrices nacionales para la aplicación del régimen de excepciones en el estado español. Asimismo, debe solicitar a todas las comunidades autónomas que envíen la información a la Comisión Europea.

·       Las comunidades autónomas deberían revisar las autorizaciones concedidas hasta la fecha en vigor para garantizar, en cada ocasión, que persisten, y están bien fundamentadas las razones que justificaron su otorgamiento.

·       En relación a la Comisión Europea, recomienda modificar el formulario por el que los Estados miembros notifican las excepciones de las obligaciones de la Directiva de Aves Silvestres.

·       Además, debería iniciar un procedimiento informativo al Reino de España por la deficiente aplicación del régimen de excepciones en los siguientes casos: perdiz con reclamo, nidos de especies que nidifican en edificaciones humanas (principalmente golondrinas y aviones), gorriones por motivo de afección a la agricultura, anillamiento de fringílidos sin la cualificación adecuada y para proyectos de dudoso valor científico, cormoranes por afección a poblaciones de salmónidos y zorzales con redes.