La evolución del oído, clave en la aparición de animales de sangre caliente

Los ancestros de los mamíferos similares a los reptiles evolucionaron hasta ser de sangre caliente, pero el momento de esta transición es muy disputado. Unos científicos han analizado oídos internos fosilizados para sugerir que la adaptación fue hace unos 200 millones de años.

Los antepasados de los mamíferos modernos desarrollaron la capacidad de regular sus propias temperaturas corporales.
Los antepasados de los mamíferos modernos desarrollaron la capacidad de regular sus propias temperaturas corporales.

Los animales de sangre caliente, o endotermos, pueden mantener una temperatura corporal alta constante, debido a sus metabolismos rápidos, mientras que los ectotermos de sangre fría tienen una tasa metabólica baja y dependen del medio ambiente para mantenerse calientes. Pero, es difícil medir estos rasgos en fósiles, por lo que los investigadores han utilizado características esqueléticas, como la altura y la estructura ósea para inferir la tasa metabólica. Algunos estudios anteriores han sugerido que la endotermia surgió hace tan solo 145 millones a 66 millones de años; otra investigación lo ha puesto desde hace 300 millones a 250 millones de años.

En un estudio publicado en Nature el 20 de julio pasado, Ricardo Araújo, paleontólogo de la Universidad de Lisboa, y sus colegas proponen que la forma y el tamaño de los canales óseos del oído interno podrían haberse usado como un sustituto de la temperatura corporal. El movimiento de líquido a través de los canales ayuda al cuerpo a controlar la posición y el movimiento de la cabeza, lo cual es esencial para la visión y el equilibrio. Y la viscosidad del fluido cambia con la temperatura corporal.

El equipo de investigación planteó la hipótesis de que. a medida que la temperatura corporal aumentaba y los animales se volvían más activos, la forma de los canales auditivos habría evolucionado a un líquido menos viscoso para preservar el equilibrio y el movimiento.

El equipo comparó las estructuras del oído interno y la fisiología de 50 vertebrados vivos, incluidos reptiles, peces, aves y mamíferos

Para rastrear esta adaptación, el equipo comparó las estructuras del oído interno y la fisiología de 50 vertebrados vivos, incluidos reptiles, peces, aves y mamíferos. Desarrollaron un índice de termo-motilidad, basado en la forma del oído interno, que, cuando se ajusta al tamaño del cuerpo, les permite predecir la temperatura corporal de un animal.

Clima más frío

Cuando analizaron los canales auditivos internos de 56 sinápsidos extintos, los ancestros de mamíferos similares a los reptiles, y los encajaron en el índice, los autores encontraron que la forma de los canales había cambiado abruptamente en el período Triásico Tardío, que duró de 237 millones a 201 millones de años atrás.

Los investigadores analizaron los canales auditivos internos de 56 sinápsidos extintos.
Los investigadores analizaron los canales auditivos internos de 56 sinápsidos extintos. Imagen: Wikipedia.

Los investigadores sugieren que esto ocurrió cuando los sinápsidos se volvieron de sangre caliente. Según el índice, esta transición habría representado un aumento de la temperatura corporal de 5-9 ° C y un aumento del metabolismo.Éstos concluyen que esta adaptación dio a los primeros endotermos una ventaja en el tratamiento del clima del Triásico, que era más frío que el del período Pérmico anterior.

José Eduardo Bicudo, fisiólogo comparativo de la Universidad de São Paulo en Brasil, afirma que el enfoque del equipo es novedoso y ofrece una nueva forma de ver la aparición de la endotermia.

El origen de la endotermia se ha debatido intensamente durante los últimos 60 años, y hay múltiples teorías, cada una con evidencia para respaldarla

Por su parte, el biólogo Roger Seymour, de la Universidad de Adelaida, en Australia, asegura que el origen de la endotermia se ha debatido intensamente durante los últimos 60 años, y hay múltiples teorías, cada una con evidencia para respaldarla. Su propia investigación y la de Bicudo sugieren que la endotermia evolucionó en el Pérmico, hace entre 300 millones y 250 millones de años.

Pero se pregunta si es factible que la endotermia surgiera durante el Triásico Superior. Señala que la temperatura corporal propuesta para los sinápsidos endotérmicos tempranos, alrededor de 34 ° C, sigue siendo relativamente baja, similar a la de los mamíferos monotrema vivos, como el ornitorrinco y el equidna.

Los ornitorrincos y equidnas son lentos en comparación con otros mamíferos. Seymour sospecha que los animales con temperaturas corporales similares habrían tenido dificultades para sobrevivir junto con los otros reptiles de la época, que incluían a los arcosaurios, los antepasados de las aves modernas, que caminaban sobre dos patas y podían moverse rápidamente.

Fuente: Nature.

Los viajes inducidos por el cambio climático influenciaron en la evolución de los homínidos.

Relacionado

Cómo el cambio climático afectó a la evolución de los homínidos

En el estudio, se ha modificado genéticamente especímenes de opilión cambiando la longitud o el tipo de sus piernas.

Relacionado

Modifican genéticamente al opilión para comprender mejor su evolución

Nuestros destacados