Los guacamayos de Spix vuelven a volar en Brasil

Los guacamayos de Spix (Cyanopsitta spixii), una especie extinta en estado salvaje desde hace más de 20 años, han vuelto a volar en su hábitat natural en Brasil.

Elena Lozano

Los guacamayos de Spix en estado salvaje disminuyeron constantemente en los años 80 y 90 hasta que, en 1990, solo vivía un ave en este estado.
Los guacamayos de Spix en estado salvaje disminuyeron constantemente en los años 80 y 90 hasta que, en 1990, solo vivía un ave en este estado.

Hace diez años, ICMBio, el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad en Brasil, estableció el “Plan de Acción del Guacamayo de Spix” para aumentar la población cautiva del loro y restaurar su hábitat natural y así promover su reintroducción en la naturaleza. Para este propósito, todas las poblaciones legales de guacamayos de Spix se unieron en las instalaciones de reproducción de última generación de la Asociación para la Conservación de Loros Amenazados (ACTP) en Berlín.

"Teníamos un interés mutuo en unir medidas para repatriar guacamayos de Spix a Brasil y reintroducirlos en el medio natural"

Marcos Venancio, director de Investigación, Evaluación y Monitoreo de la Biodiversidad del ICMBio, declaró al respecto: “La población de guacamayos de Spix en cautiverio era solo del 5% en territorio nacional y del 89% en la ACTP. Por lo tanto, teníamos un interés mutuo en unir medidas para repatriar guacamayos de Spix a Brasil y reintroducirlos en el medio natural. Esto resultó en el acuerdo de cooperación técnica entre ICMBio y ACTP en 2019”.

Con el apoyo de varios socios, el “Proyecto de Liberación del Guacamayo de Spix” evolucionó hasta convertirse en un notable programa de conservación de la vida silvestre. Con un ambicioso trabajo en equipo, finalmente se logró el objetivo: la población inicialmente extremadamente pequeña de 55 guacamayos de Spix en 2000 se incrementó a la cantidad significativa de 261 loros saludables.

En marzo de 2020, 52 guacamayos de Spix fueron trasladados al recinto de cría y liberación construido por la ACTP y sus socios, especialmente para este proyecto, el Centro de Liberación del Guacamayo de Spix, cerca de la ciudad de Curaçá, a la Caatinga, que el gobierno brasileño había declarado un área protegida dos años antes. Desde entonces, se habían preparado algunos loros para su liberación en la naturaleza.

Antes de ser liberados, los guacamayos estuvieron en el recinto de cría y liberación construido por la ACTP.
Antes de ser liberados, los guacamayos estuvieron en el recinto de cría y liberación construido por la ACTP.

El 11 de junio pasado, finalmente, llegó el momento: los primeros ocho guacamayos abandonaron el gran aviario y vuelan en la naturaleza en Brasil por primera vez. A finales de este año seguirán otras 12 aves, un momento que los habitantes de la Caatinga han estado esperando con gran anticipación durante años.

“Después de años de darlo todo a este proyecto, finalmente, estamos en el punto en el que traemos la voz de los guacamayos de Spix de vuelta a la Caatinga”

También se dice que un sueño se está haciendo realidad para el doctor Cromwell Purchase, director de ACTP Brasil, quien dijo: “Después de años de darlo todo a este proyecto, finalmente, estamos en el punto en el que traemos la voz de los guacamayos de Spix de vuelta a la Caatinga”.

“Fue un camino largo y difícil para llegar aquí que no hubiera sido posible sin el excelente trabajo en equipo de ACTP y el apoyo de nuestros socios. Ver lo emocionada que está la gente aquí en Brasil con respecto al regreso de su guacamayo de Spix y su gratitud y aprecio por nuestro trabajo significa mucho para mí”, dijo Martin Guth, director de ACTP Alemania.

Una de las aves más raras del mundo

El guacamayo de Spix ha sido reconocido mundialmente desde la película “Río”. El animal fue descubierto hace unos 200 años por el naturalista alemán Johann Baptist von Spix. Su hogar original es la Caatinga brasileña, un paisaje de sabana ubicado en el estado federal nororiental de Bahía. Hoy, es una de las aves más raras del mundo.

Este animal fue descubierto hace unos 200 años por el naturalista alemán Johann Baptist von Spix.
Este animal fue descubierto hace unos 200 años por el naturalista alemán Johann Baptist von Spix.

Debido a su distintivo color azul, en el pasado se convirtió en un objetivo popular para cazadores furtivos y coleccionistas. La destrucción de su hábitat natural por parte del hombre y el comercio ilegal provocaron que la población en estado salvaje disminuyera constantemente en los años 80 y 90 hasta que, en 1990, solo vivía un ave en este estado.

Diez años más tarde, la especie fue declarada oficialmente extinta en estado salvaje por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

Diez años más tarde, la especie fue declarada oficialmente extinta en estado salvaje por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Solo un número mínimo de aves de propiedad privada en todo el mundo había sobrevivido. La reproducción parecía imposible ya que el acervo genético era demasiado limitado para mantener una diversidad saludable en una población tan pequeña.

Fuente: EnvironNews.

Archivado en:

Existen muchas aves en peligro de extinción que necesitan urgentemente ser salvadas.

Relacionado

Siete aves en peligro de extinción que necesitan ser salvadas ya

Golondrina común. El nuevo Libro Rojo de las Aves de España 2021 recoge el estudio de un total de 359 especies.

Relacionado

Más del 50% de las aves en España presentan problemas de conservación

Entre las curiosidades de las aves, figura la capacidad de los periquitos para el bostezo contagioso.

Relacionado

Diez curiosidades sobre las aves que te asombrarán

Relacionado

La deforestación afecta ya a casi todas las especies del paraíso de las aves

Nuestros destacados