Identificadas 14 nuevas especies de musaraña

Un equipo de científicos ha descubierto 14 nuevas especies de musaraña en la isla de Sulawesi, en Indonesia. Este hallazgo constituye el mayor número de nuevos mamíferos descritos en un artículo científico desde 1931.

Rocío Snyder

Crocidura caudipilosa, una de las especies de musaraña recién descubiertas.
Crocidura caudipilosa, una de las especies de musaraña recién descubiertas.

La musaraña pertenece a una familia de mamíferos famosamente diversa, Soricidae. Un género, Crocidura, contiene más de 180 especies. Un equipo de científicos de los EEUU, Indonesia y Australia ha publicado un artículo el mes pasado en el Boletín del Museo Americano de Historia Natural, que detalla 14 nuevas especies de Crocidura en Sulawesi, una isla en Indonesia. Según un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Luisiana, éste es el "mayor número de nuevos mamíferos descritos en un artículo científico desde 1931".

La diversidad de especies de musarañas en Sulawesi es casi tres veces mayor que la observada en cualquier otra isla del mundo

El equipo realizó un estudio durante una década que consistió en examinar un total de 1.368 musarañas. Según las características físicas y los genomas de los animales, el equipo concluyó que hay 21 especies de musarañas endémicas de Sulawesi, 14 de las cuales no habían sido identificadas previamente.

Los autores escriben en su artículo que la diversidad de especies de musarañas en Sulawesi es casi tres veces mayor que la observada en cualquier otra isla del mundo.

Según Associated Press, el biólogo y líder de investigación de la Universidad Estatal de Luisiana, Jake Esselstyn, estaba inicialmente interesado en "preguntas sobre cómo las musarañas interactuaban con su entorno, entre sí, cómo se formaban las comunidades locales". Como se detalla en el artículo, él y sus colegas atraparon a cientos de musarañas a diferentes altitudes en las montañas de Sulawesi y compararon sus secuencias de ADN mitocondrial y otros elementos genéticos con los de especímenes recolectados a principios del siglo XX, encontrando evidencia de especies previamente desconocidas.

Cráneos de musarañas pertenecientes al subgrupo Elongata. Jake Esselstyn.
Cráneos de musarañas pertenecientes al subgrupo Elongata. Foto: Jake Esselstyn.

Esselstyn asegura que la forma única en forma de K de la isla, así como su terreno montañoso, pueden haber llevado al aislamiento de las poblaciones y, por lo tanto, contribuido a la gran diversidad de especies que el equipo encontró en las musarañas, aunque esta idea aún no se ha probado.

El estudio es “súper valioso para todos los estudiantes actuales y futuros de la biodiversidad de los mamíferos”

Por su parte, Nathan S. Upham, un biólogo evolutivo de la Universidad Estatal de Arizona que no participó en el estudio, manifestó que el artículo, que tiene más de cien páginas, es “súper valioso para todos los estudiantes actuales y futuros de la biodiversidad de los mamíferos”.

Por otra parte, Esselstyn señala que el siguiente paso sería secuenciar genomas para responder preguntas sobre cómo evolucionaron estas especies de musaraña. Además, declara a New Scientist que existe la posibilidad de encontrar otras en altitudes más altas que aquellas donde su equipo recolectó.

El coautor Heru Handika agrega: "Esperamos que nuestros hallazgos puedan alentar más trabajo y financiación para estudiar la biodiversidad en las montañas".

Archivado en:

Los mejores vídeos