Listado Positivo, una propuesta para controlar las especies invasoras

La Dirección General de Derechos Animales elabora un ‘Listado Positivo’ de especies exóticas para controlar la entrada, así como la compra y venta, de animales no autóctonos.

Mundo Geo

El listado positivo permitirá el control de la entrada y compra-venta de animales exóticos. iStock
El listado positivo permitirá el control de la entrada y compra-venta de animales exóticos. iStock

Actualmente, hay un listado de 1.700 especies cuya entrada está prohibida en nuestro país. Sin embargo, existe un vacío legal muy grande que la Dirección General de Derechos Animales, en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), quieren ahora cubrir, informa EFEVerde.

El proyecto pretende cambiar la normativa actual española, ya que “ha demostrado no ser efectiva en el control”, ha declarado el Director General de Derechos Animales, Sergio García Torres.

Las especies exóticas pueden ser plantas, animales o microbios introducidos por los seres humanos de forma accidental o intencionada en un área a la que de forma natural no habrían llegado y se pueden expandir amenazando la biodiversidad nativa y dañando los ecosistemas.

Sin embargo, las autoridades aduaneras “no tienen la capacidad para conocer todas las especies” y características de cada uno de los animales que solicita el acceso a territorio español: “no son biólogos y no tienen porque tener ese conocimiento”, recuerda García Torres.

El objetivo de ambos organismos es, por tanto, cambiar el planteamiento legal, como ya han hecho en otros países europeos como Holanda, Bélgica o Luxemburgo, y detallar un listado de animales que sí tienen permitido acceder al territorio nacional. Holanda, por ejemplo, cuenta con un listado de 30 especies que sí pueden cruzar sus fronteras, lo que facilita el trabajo de los inspectores aduaneros.

Evitar el sacrificio

Tras el planteamiento de este proyecto subyace la idea del establecimiento de protocolos de control de especies invasoras para evitar que la primera opción sea el sacrificio.

Existen ejemplos como Estados Unidos, tal y como señala García Torres a EFEVerde, donde se ha demostrado que “el sacrificio de los animales no sirve para nada”. De ahí que se proponga “un trabajo a medio plazo, en el que en tres o cuatro años se materializa el control efectivo de este tipo de especies”.

La idea es evitar así casos como el de Madrid, donde el ayuntamiento ha adjudicado un contrato de tres millones de euros para el control de la población de cotorras, lo que supondrá que cada cotorra eliminada costará al consumidor unos ochenta euros aproximadamente.

“Nosotros presentamos a la administración local un proyecto en el que, por veinticinco euros por cotorra, se vasectomiza a los machos y, sin siquiera esterilizar a las hembras, consigues un control efectivo sin romper la dinámica de cría, ya que los huevos siempre son estériles”, apunta García Torres.

Fuente: EFEVerde