Luchando contra el animal más peligroso del mundo: el mosquito

No es el león, el hipopótamo, la serpiente o el tigre, el animal más peligroso del mundo, el que mata a más personas, es el pequeño mosquito que, además de ser molesto, transmite enfermedades mortales.

Elena Lozano

El mosquito es el animal más peligroso del mundo.
El mosquito es el animal más peligroso del mundo.

El mosquito, mordedor y de patas largas, no es solo una molestia, sino que transmite muchas enfermedades mortales y debilitantes, como la malaria, el dengue, la fiebre del Nilo Occidental, la fiebre amarilla, el zika, el chikungunya y la filariasis linfática (también conocida como elefantiasis, una de las principales causas de discapacidad en el mundo).

El mosquito mata a más personas que cualquier otra criatura en el mundo. Incluso hoy en día, casi un millón de personas al año mueren a causa de enfermedades transmitidas por el que se puede considerar el animal más peligroso del mundo.

El mosquito Anopheles, que es el principal transmisor de malaria en climas tropicales y subtropicales, se puede encontrar en todos los continentes excepto en la Antártida

Hay más de 3.000 especies de mosquitos, pero pocas son las que consumen sangre humana y transmiten enfermedades. Los mosquitos más peligrosos son ciertas especies de Anopheles, Aedea y Culex. El Aedes aegypti, por sí solo, propaga la filariasis linfática, el zika, el dengue y la fiebre amarilla.

El mosquito Anopheles, que es el principal transmisor de malaria en climas tropicales y subtropicales, se puede encontrar en todos los continentes excepto en la Antártida y su área de distribución se está extendiendo hacia el norte y el sur con el cambio climático.

Matar mosquitos es, por lo tanto, una forma obvia y engañosamente simple de mantener a raya al animal más peligroso del mundo y a algunas de las principales enfermedades.

Hay más de 3.000 especies de mosquitos.
Hay más de 3.000 especies de mosquitos. Foto: IStock.

La fumigación masiva de insecticidas todavía se usa para contrarrestar el brote de enfermedades transmitidas por mosquitos, pero sus efectos no se limitan al enemigo y muchos otros insectos, incluidas abejas, mariposas y otros polinizadores, son gravemente afectados, por lo que se buscan medidas más específicas.

Los mosquiteros tratados con insecticida, producidos a finales de la década de 1980, se consideran responsables de dos tercios de los siete millones de vidas salvadas de la malaria entre 2000 y 2015, principalmente en África. Son vistos como una piedra angular de los esfuerzos de prevención y control de la malaria.

Estos molestos insectos se están volviendo resistentes a los insecticidas, ya sea rociados en masa o agregados a los mosquiteros

Sin embargo, estos molestos insectos se están volviendo resistentes a los insecticidas, ya sea rociados en masa o agregados a los mosquiteros. Se necesitan intervenciones más eficaces contra las enfermedades transmitidas por éstos y éstas dependerán cada vez más del conocimiento de las especies locales y su comportamiento, así como de una comprensión más profunda de las condiciones que aumentan o disminuyen el riesgo de infección.

Mosquitos genéticamente modificados

En diferentes lugares del mundo se están realizando varios experimentos a gran escala sobre el uso de mosquitos genéticamente modificados para controlar poblaciones. Hay dos enfoques principales.

Se ha demostrado que la modificción genética reduce las poblaciones silvestres hasta en un 90% en ensayos con Aedes aegypt.
Se ha demostrado que la modificción genética reduce las poblaciones silvestres hasta en un 90% en ensayos con Aedes aegypt. Foto: IStock.

En el primero, los mosquitos machos estériles se producen en masa y se liberan en la naturaleza. Éstos se aparean con hembras salvajes que luego ponen huevos estériles que no eclosionan. Se ha demostrado que este enfoque reduce las poblaciones silvestres hasta en un 90% en ensayos con Aedes aegypt.

Los mosquitos modificados genéticamente se han utilizado con éxito en partes de Brasil, las Islas Caimán, Panamá y la India para controlar al Aedes aegypt

El segundo enfoque es introducir un gen que, si se hereda, da como resultado la muerte de la hembra, pero no la del macho. Los machos modificados genéticamente se producen y liberan en masa. Solo sobrevive la descendencia masculina de los apareamientos entre los machos modificados y las hembras salvajes. Continúan reproduciéndose, propagando aún más el gen que mata a las hembras y reduciendo la población general de mosquitos.

Los mosquitos modificados genéticamente se han utilizado con éxito en partes de Brasil, las Islas Caimán, Panamá y la India para controlar al Aedes aegypt. Desde 2019, se han liberado más de mil millones de mosquitos transgénicos.

Cuando éstos dejan de ser liberados en un área, la población de aegypti vuelve lentamente a los niveles normales, por lo que el control requiere una liberación periódica.

Por otro lado, una gran ventaja es que solo funcionarán para reducir el número de especies de mosquitos objetivo (por ejemplo, aegypti), no otros tipos, dejando los ecosistemas intactos.

Archivado en:

Bill Gate ha financiado la creación de mosquitos modificados genéticamente para combatir la malaria.

Relacionado

Bill Gates y la polémica sobre los mosquitos modificados genéticamente

Es bueno de conocer los tipos de mosquitos más comunes. Foto: IStock.

Relacionado

¿Cuáles son los tipos de mosquitos más comunes?

La menta es una de las plantas que sirven para ahuyentar a los mosquitos.

Relacionado

Cinco plantas para ahuyentar a los mosquitos

Relacionado

EEUU libera los primeros mosquitos transgénicos contra el zika, dengue y otras enfermedades

Relacionado

2020, el año con más mosquitos tigre en España

Los mejores vídeos