La medusa de agua dulce, una especie invasora abundante pero poco conocida

Las medusas son uno de los animales más temidos, sobre todo, en la época veraniega cuando aparecen en las playas. Sin embargo, existe la medusa de agua dulce, una especie invasora que se encuentra en ríos, lagos y presas de nuestro país.

Las medusas de agua dulce son muy comunes en España.
Las medusas de agua dulce son muy comunes en España.

Originarias del río Yangtse, en China, las llamadas medusas de agua dulce corresponden a la especie Craspedacusta sowerbyi y en España fue descubierta por primera vez en el embalse de Sau (Barcelona), un registro que fue recogido en el famoso tratado de ecología de Ramón Margalef. Desde entonces, ha aparecido en numerosos lugares de la península.

De tal forma que, según diversas fuentes, esta especie invasora estaría presente en al menos 26 provincias españolas. Pese a que es difícil de detectar, cada pocos años, por causas aún desconocidas, aparece en grandes cantidades de individuos en etapa de medusa, lo que facilita su localización.

España no es el único país que sufre esta especie invasora, esta medusa es el hidrozoo de agua dulce más ampliamente distribuido a nivel mundial

 Sin embargo, España no es el único país que sufre esta especie invasora, esta medusa es el hidrozoo de agua dulce más ampliamente distribuido a nivel mundial.

Una medusa de agua dulce como ésta fue hallada en la Cuerda del Pozo en Soria.
Una medusa de agua dulce como ésta fue hallada en la Cuerda del Pozo en Soria.

El primer registro del que se tiene constancia en Europa fue en el Real Jardín Botánico de Londres en 1880, se cree que llegó allí hospedada en plantas acuáticas ornamentales de importación, lo que ya da una idea de su adaptabilidad. Mientras que su primer descubrimiento en el continente europeo fue en territorio francés, en 1901, desde entonces, y especialmente desde mediados del siglo XX, su presencia ha sido detectada en numerosos países, tanto en medios naturales como artificiales.

Características de Craspedacusta sowerbii

Estas medusas de agua dulce tienen un tamaño de entre 7 y 21 milímetros y poseen unos tentáculos en grupos de 3 a 7, con los que capturan a sus presas

Estas medusas de agua dulce tienen un tamaño de entre 7 y 21 milímetros y poseen unos tentáculos en grupos de 3 a 7, con los que capturan a sus presas, los cuales están separados por otros más largos cuya función es estabilizar a estos seres en sus movimientos.

Los individuos de esta especie son importantes depredadores del zooplancton, siendo capaces de ingerir una media de 160 animales planctónidos por día, algo que puede alterar la ecología y estabilidad de los ecosistemas acuáticos que va colonizando, al eliminar gran parte de la base alimenticia del resto de especies que habitan en el lugar.

Imagen de un ejemplar de medusa de agua dulce. Son capaces de ingerir una media de 160 animales planctónidos por día.
Imagen de un ejemplar de medusa de agua dulce. Son capaces de ingerir una media de 160 animales planctónidos por día.
 

Craspedacusta sowerbii es una especie dimórfica y la podemos encontrar como pólipo adherida a un sustrato o como medusa libre, también existen otras formas de vida de la especie de tamaño microscópico en fases de carácter larvario, algo que dificulta bastante su erradicación del medio. Los individuos de esta especie exótica alcanzan su madurez sexual a las 5 o 6 semanas de vida, y suele coincidir con el fin del verano.

Los pólipos forman grupos de los que se desprenden las medusas, que corresponden a la fase de actividad reproductora, existiendo fases de reproducción tanto sexual como asexual. Las medusas liberan gametos en el agua, y éstos se fusionan formando un huevo que genera una larva microscópica llamada plánula, la cual flota varios días hasta detenerse en el sustrato y convertirse en pólipo de nuevo.

Los hábitats que invaden tienden a sufrir déficit de oxígeno en sus aguas, ya que se dispara el consumo del mismo por los miles de individuos que aparecen de repente, algo que puede afectar seriamente al medio

En verano, es más fácil encontrar medusas de agua dulce, ya que suben a la superficie los días soleados.
En verano, es más fácil encontrar medusas de agua dulce, ya que suben a la superficie los días soleados.

En períodos cálidos, su crecimiento se ve estimulado, debido a esto es más fácil encontrarlas en verano, ya que suben a la superficie los días soleados. Como consecuencia de estas explosiones de crecimiento de las poblaciones en ciertos períodos, los hábitats que invaden tienden a sufrir déficit de oxígeno en sus aguas, ya que se dispara el consumo del mismo por los miles de individuos que aparecen de repente, algo que puede afectar seriamente al medio y que a la larga puede empobrecerlo, afectando a fauna y flora subacuática y a las especies terrestres que se benefician de ellas.

Estos picos de actividad de la especie exótica Craspedacusta sowerbii se dan cuando la temperatura alcanza los 25ºC, por lo que regiones como nuestro país, debido al clima extremo e intensificado por el cambio climático, son más proclives a sufrir períodos de actividad de la especie más largos, incluso de varias generaciones en la misma estación, ya que, además, la vida media de cada ser oscila entre los 34 y 51 días.

Archivado en:

Existen muchas curiosidades sobre las medusas, esos animales tan extraños que surcan nuestros mares. Foto: IStock.

Relacionado

Doce curiosidades sobre las medusas

El estudio recoge que la medusa simbionte sobrevivirá al cambio climático previsto para 2100.

Relacionado

Una medusa que sobreviviría al cambio climático vive en el Mar Menor

La medusa gigante o Rhizostoma Luteum tiene un alto valor nutritivo. Foto: IStock.

Relacionado

¿Es la medusa Rhizostoma Luteum el alimento del futuro?

Los mejores vídeos