El oso polar, el símbolo de la resistencia del Ártico

El oso polar es el más grande del mundo y el mayor depredador del Ártico, es un poderoso símbolo de la fuerza y ​​la resistencia de este lugar tan lejano, donde World Wildlife Fund trabaja en su conservación.

El oso polar es un animal muy importante para el ecosistema del Ártico.
El oso polar es un animal muy importante para el ecosistema del Ártico.

Al menos dos tercios de los osos polares del mundo viven en territorio canadiense, lo que confiere a sus habitantes una relación muy especial con éstos y su responsabilidad. El nombre latino del oso polar, Ursus maritimus, significa "oso marino", muy apropiado para esta majestuosa especie, que pasa gran parte de su vida en, alrededor o en el océano, predominantemente en el hielo marino.

Este impresionante y bello animal ha sido una parte importante de las culturas y economías de este lugar

A medida que éste se derrite, se pueden encontrar más y más osos polares descansando a lo largo de las costas árticas. Es en estas áreas donde su poderoso sentido del olfato los atrae hacia la basura, la comida almacenada, los equipos de perros y los cadáveres de animales, lo que los lleva a entrar en conflicto con la población del Ártico. También es verdad que, durante miles de años, este impresionante y bello animal ha sido una parte importante de las culturas y economías de este lugar.

Por qué son importantes los osos polares

Al estar en la parte superior de la red alimentaria, los osos polares pueden indicar que hay problemas en el ecosistema marino del Ártico. Es probable que se encuentren entre las especies más afectadas a medida que el océano se calienta y el hielo marino se derrite, como consecuencia del cambio climático.

El futuro y el hábitat del oso polar están en peligro.
El futuro y el hábitat del oso polar están en peligro. Foto: IStock.

Por tanto, el futuro del oso polar está indisolublemente ligado a su hábitat. A medida que el cambio climático continúa reduciendo el espesor del hielo marino, su futuro y su hábitat están en riesgo.

El hielo es la base de la vida marina del Ártico, el ecosistema del que dependen éstos para todos los aspectos de sus vidas. Es donde se aparean y crían a sus cachorros. También es donde encontrar su alimento principal: las focas anilladas.

La pérdida del hábitat del hielo marino puede estar ocurriendo demasiado rápido, para permitirlo y no hay sustitutos en tierra para las focas ricas en grasa de las que dependen estos animales

 El conocimiento actual muestra que los osos polares tienen cierta capacidad para adaptarse al calentamiento del Ártico, pero la pérdida del hábitat del hielo marino puede estar ocurriendo demasiado rápido, para permitirlo y no hay sustitutos en tierra para las focas ricas en grasa de las que dependen estos animales.

El calentamiento global afecta muy negativamente al oso polar.
El calentamiento global afecta muy negativamente al oso polar. Foto: IStock.

Algunas de las poblaciones mejor estudiadas pasan más tiempo en tierra, como las de Manitoba, Ontario y el sur de Nunavut.

Qué está haciendo WWF-Canadá

En Canadá y en todo el Ártico, WWF apoya estudios sobre osos polares que determinan su número, su salud y el estado del hábitat del hielo marino. Esta investigación incluye estudios de telemetría satelital, que ayudan a comprender sus movimientos y sus requisitos.

Por otro lado, WWF está abogando por la protección de las áreas de determinación de osos polares en todo el Ártico y trabajando con las comunidades del norte en la cogestión eficaz de estos animales.

“Es necesario utilizar tanto el conocimiento como la información científica de los inuit para planificar un futuro saludable para los osos polares y las personas del norte"

Muchos inuit creen que se adaptarán a un clima cambiante y han informado de aumentos en el número de ellos en algunas áreas del Ártico. “Es necesario utilizar tanto el conocimiento como la información científica de los inuit para planificar un futuro saludable para los osos polares y las personas del norte", explica WWF.

Muchos inuit creen que se adaptarán a un clima cambiante y han informado de aumentos en el número de ellos en algunas áreas del Ártico.
Muchos inuit creen que se adaptarán a un clima cambiante y han informado de aumentos en el número de ellos en algunas áreas del Ártico. Foto: WWF.

Para añadir que “lo cierto es que los osos polares afrontarán un futuro difícil sin el hielo marino, que ha sido la base de sus vidas durante cientos de miles de años”.

Asimismo, WWF está ayudando a las comunidades del norte a vivir de forma segura junto al principal depredador del Ártico. “Trabajamos con las comunidades para mejorar la gestión de residuos, financiamos la formación y los salarios de los lugareños, para disuadir a los osos de las aldeas y proteger y concienciar a las comunidades sobre las mejores prácticas para reducir los conflictos con estos mamíferos”, concluye WWF.

Archivado en:

Relacionado

El hielo marino del Ártico llega a su mínimo anual

Relacionado

El hielo marino Ártico alcanza otro mínimo histórico

Relacionado

¿Hielo Ártico o CO2? En 2035 será demasiado tarde

Científicos documentan por primera vez el ataque de un oso polar a un reno en el Ártico.

Relacionado

Captan por primera vez a un oso polar cazando un reno

Los mejores vídeos