Un paso histórico en la protección del lobo

la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural ha votado a favor de incluir al lobo en el Listado de Especies en Régimen de Especial Protección, siguiendo el dictamen científico, a la que se han sumado la mayoría de las comunidades autónomas.

Ayer tuvo lugar una votación histórica para la protección de la biodiversidad en nuestro país que ha puesto de manifiesto que una mayoría de las CCAA han seguido los criterios de la ciencia apostando primar la conservación de una especie y por apostar por la coexistencia y no por su persecución. Pese a la oposición de algunas CCAA que han votado al dictado de los intereses de determinados sectores y defendiendo un modelo basado en la caza y el control letal de la especie, hoy la ciencia y la coherencia para la gestión de nuestros ecosistemas han sido las ganadoras en esta votación.

En Francia y Portugal ya estaba prohibida su caza

El dictamen del Comité Científico, órgano científico consultivo del MITECO y CCAA en materia de conservación, emitido a raíz de una solicitud realizada por la organización ASCEL, establecía claramente que el lobo ha de incluirse en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial por su importancia ecológica así como la necesidad de que se conserve y gestione al lobo como una única población ibérica con criterios coherentes y homogéneos. Siguiendo este dictamen, hoy se ha votado por la protección del lobo en todo el territorio nacional y por la prohibición de su caza deportiva, como ocurre ya en nuestros países vecinos, Francia y Portugal. 

El estado de conservación del lobo ibérico es desfavorable

Conviene además recordar que el lobo ha sido recientemente considerado “En estado de conservación desfavorable” en el último informe de la Comisión Europea del Estado de la Naturaleza Europea con los datos aportados por las CCAA sobre la situación del lobo en España, por lo que esta decisión es clave para revertir esta situación.

Esta es por tanto una decisión histórica porque permitirá dejar atrás un modelo basado en la persecución de la especie, que prima los intereses de determinados sectores, que ha ignorado claramente los beneficios ecosistémicos y socio-económicos que el lobo aporta a la sociedad y que  ha demostrado su ineficacia, puesto que no ha sido capaz de reducir los conflictos sociales asociados a los daños a la ganadería.

Durante años el lobo ha sido el chivo expiatorio de todos los problemas de la ganadería extensiva, pese a que los problemas de este importante sector se encuentran en la propia PAC (Política Agraria Común), o en otros aspectos estructurales como la falta de reconocimiento en los precios de mercado o en la alta burocracia

Compatibilizar la ganadería extensiva con la protección de la especie

El MITECO, consciente de esta situación, además de haber trabajado en el procedimiento para la inclusión del lobo en el LESPE, viene desarrollando un borrador de Estrategia Nacional para la especie donde, ante la importancia de compatibilizar la ganadería extensiva con la protección de la especie, plantea el desarrollo de una serie de medidas preventivas y compensatorias y la aportación económica necesaria para su puesta en marcha, lo que finalmente supondrá el necesario impulso y apoyo a la coexistencia del lobo y la ganadería extensiva.

Fuente: WWF
 

 

Los mejores vídeos