El pólipo de coral podría generar corrientes para alimentar a la colonia

Los diminutos cilios del pólipo de coral se coordinan para generar corrientes que recorren la superficie del arrecife, tal vez para llevar comida a todos los miembros de la colonia.

Vicente Alcaíde

Las corrientes conectan cada pólipo de coral como si fuera un solo organismo.
Las corrientes conectan cada pólipo de coral como si fuera un solo organismo.

Los corales que forman los arrecifes consisten en miles de diminutos animales llamados pólipos, cada uno con una boca rodeada de suaves tentáculos.

La superficie de cada pólipo de coral está cubierta de pequeños pelos llamados cilios. Estudios previos encontraron que éstos pueden ser usados para generar corrientes verticales que elevan el agua, y cualquier cosa que esté suspendida en ella, hacia arriba y lejos de la superficie del arrecife. Se cree que esto ayuda a eliminar microbios y desechos potencialmente dañinos de la superficie del coral y, posiblemente, también atrae la comida hacia éste.

Descubrieron que estas corrientes conectan las bocas de los pólipos de coral individuales entre sí

Ahora, los investigadores han analizado otra forma de corriente que generan los cilios: corrientes horizontales que transportan agua de mar y moco de coral a través de la superficie del arrecife. Descubrieron que estas corrientes conectan las bocas de los pólipos de coral individuales entre sí.

 “Este estudio realmente salió de la nada. Originalmente estábamos agregando perlas fluorescentes a las superficies de coral para otro experimento y notamos que comenzaron a moverse de una manera interesante”, dice Igor Adameyko, de la Universidad de Medicina de Viena. "Así que seguimos esto y descubrimos que, en cada coral que probamos, había estas corrientes horizontales que conectan cada uno en un solo organismo, lo que permitía que éste compartiera alimentos [como el plancton]".

Cada pólipo de coral tiene una boca rodeada de suaves tentáculos.
Cada pólipo de coral tiene una boca rodeada de suaves tentáculos.

Adameyko y sus colegas realizaron su investigación sobre los corales en el Caribe y la Gran Barrera de Coral de Australia. Agregaron perlas fluorescentes o partículas de carbón negro a las superficies de varias especies y tomaron vídeos de los movimientos de las partículas durante unos diez minutos. Al crear un modelo de cómo se movían las perlas y las partículas, descubrieron que cada especie de coral formaba una disposición única de corrientes transportadoras de moco en su superficie.

“Creemos que el coral quiere coordinar los pólipos para que, si uno no atrapa la comida, ésta pueda transportarse al siguiente, utilizando estas rutas horizontales”

“Creemos que el coral quiere coordinar los pólipos para que, si uno no atrapa la comida, ésta pueda transportarse al siguiente, utilizando estas rutas horizontales”, señala Adameyko.

Los investigadores también encontraron que las corrientes fluían de tal manera que el pólipo individual compartía alimentos principalmente con los vecinos.

Vista aérea de la gran barrera de coral
Vista aérea de la Gran Barrera de Coral de Australia, donde se realizaron las investigaciones.

"Mostramos que cada pólipo tiene regiones dedicadas de las que recolectan partículas para alimentarse, lo que reduce la competencia por el alimento entre ellos", apunta Adameyko.

Sin embargo, se necesita más trabajo para confirmar que los pólipos realmente se benefician nutricionalmente de estas corrientes, ya que este estudio solo evaluó el flujo de perlas y partículas no comestibles, en lugar de alimentos.

Aunque la investigación se encuentra en una etapa inicial, tener una mejor comprensión de cómo funcionan y se alimentan los corales puede, finalmente, ayudar con los esfuerzos de conservación, concluye Adameyko.

Fuente: NewScientist.

El cambio climático está impulsando el blanqueamiento de los arrecifes de coral.

Relacionado

La Gran Barrera de Coral sufre el sexto evento de blanqueamiento masivo

Los probióticos ayudaron a evitar que los corales duros murieran debido al estrés por calor en este experimento de laboratorio. Foto: IStock.

Relacionado

Los probióticos ayudarían a los corales a sobrevivir al cambio climático

Las baldosas de arrecife están fabricadas con arcilla, un material similar al carbonato de calcio de los arrecifes reales.

Relacionado

Desarrollan arrecifes artificiales de arcilla para salvar los corales

Nuestros destacados