¿Por qué el diminuto copépodo está considerado el animal más fuerte del mundo?

El considerado el animal más fuerte del mundo en relación con su tamaño, el copépodo, mide apenas un milímetro de largo. También es la especie más rápida y el multicelular más abundante del planeta.

Juan Domínguez

Puede que no lo parezca, pero este pequeño copépodo es el animal más fuerte del mundo.
Puede que no lo parezca, pero este pequeño copépodo es el animal más fuerte del mundo.

"El éxito evolutivo de los copépodos debe verse en relación con su capacidad para huir de los depredadores. Su salto de escape es enormemente poderoso y efectivo", declaró en su momento el profesor Thomas Kiørboe del Instituto Nacional de Recursos Acuáticos de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU Aqua).

Junto con investigadores de DTU Aqua y DTU Physics y con la ayuda de grabaciones de video de alta velocidad, Thomas Kiørboe pudo brindar una imagen detallada del salto de escape de los copépodos. El poderoso salto causó una impresión increíble en los investigadores.

"Esto demuestra que los copépodos, en relación con su tamaño, son más de diez veces más fuerte”

"Saltan a una velocidad de medio metro por segundo, y eso es en unas pocas milésimas de segundo", dijo Thomas Kiørboe cuando realizó el experimento. Y continuó diciendo: "Esto demuestra que los copépodos, en relación con su tamaño, son más de diez veces más fuerte”.

Dos mecanismos de propulsión separados

Con esta investigación, se concluyó que la fuerza del copépodo es de 10 a 30 veces mayor que la medida en cualquier otra especie, donde la producción de fuerza máxima es sorprendentemente constante. DE tal forma que se convirtió en el animal más fuerte del mundo.

Imagen microscópica de un copépodo de agua dulce
Imagen microscópica de un copépodo de agua dulce.

"La explicación es que el copépodo tiene dos mecanismos de propulsión separados", aclaró Thomas Kiørboe, DTU Aqua.

Otras especies tienen un solo mecanismo de movimiento (por ejemplo, las alas de un pájaro o las patas de un caballo), y debido al riesgo de 'fatiga material', existe un límite máximo en la producción de fuerza en un mecanismo de propulsión que se usa casi constantemente.

"Las patas de natación, que utiliza para saltar, están finamente afinadas, y el diseño hidrodinámico del copépodo está optimizado para altas velocidades, lo que facilita el escape y saltar inusualmente de forma contundente y rápida"

El copépodo tiene extremidades de alimentación vibratorias que crean una corriente, mientras que al mismo tiempo le permiten moverse o nadar casi continuamente. Además, tiene 4-5 pares de patas para nadar o para saltar, lo que le permite escapar o atacar fácilmente.

“El copépodo no experimenta fatiga material, porque tiene dos sistemas de movimiento a su disposición. Las patas de natación, que utiliza para saltar, están finamente afinadas, y el diseño hidrodinámico del copépodo está optimizado para altas velocidades, lo que facilita el escape y saltar inusualmente de forma contundente y rápida", detalló Thomas Kiørboe.

Sentidos muy desarrollados

A pesar de que el copépodo es ciego y muy pequeño, sus sentidos bien desarrollados interpretan extremadamente rápido las señales del ambiente y envía el mensaje a las piernas nadadoras. Esto es posible gracias a un sistema de transmisión nerviosa que es excepcionalmente rápido para un animal invertebrado, y que puede explicarse por el diseño especial de las vías neurales. La forma hidrodinámica aerodinámica y la fuerza muscular pura del copépodo es lo que explica su salto tan poderoso.

Archivado en:

Nuestros destacados