Un raro nudibranquio visto por primera vez en aguas británicas

Un extraño nudibranquio, el Babakina anadoni, de menos de la mitad del tamaño de un dedo meñique, ha sido avistado frente a las Islas Sorlingas, en aguas británicas.

Elena Lozano

El nudibranquio es un  gasterópodo que puede tener colores vibrantes.
El nudibranquio es un gasterópodo que puede tener colores vibrantes.

La babosa de mar multicolor, Babakina anadoni, que pertenece a la familia de los nudibranquios mide solo dos centímetros de largo y su avistamiento por primera vez en esta zona fue confirmado por Cornwall Wildlife Trust y Isles of Scilly Wildlife Trust.

En concreto, el extraño nudibranquio fue descubierto frente a las Islas Sorlingas por Allen Murray, un buzo voluntario que participa en la iniciativa Wildlife Trusts, donde se les pide a los científicos ciudadanos que buceen y registren la vida silvestre alrededor de la costa.

Esta babosa, que se encuentra generalmente en climas más cálidos, es muy rara y existen escasos registros a lo largo de la costa oeste de España y más al sur, en el Atlántico

Esta babosa, que se encuentra generalmente en climas más cálidos, es muy rara y existen escasos registros a lo largo de la costa oeste de España y más al sur, en el Atlántico.

Matt Slater, oficial de conservación marina de Cornwall Wildlife Trust y coordinador del programa Seasearch para Cornwall y las Islas Sorlingas, declaró: “¡Qué hallazgo tan increíble! Estamos muy emocionados con el descubrimiento de este colorido nudibranquio, una especie que creemos que nunca antes se había registrado en el Reino Unido”.

El nudibranquio es una babosa de mar que vive, generalmente, en climas cálidos.
El nudibranquio es una babosa de mar que vive, generalmente, en climas cálidos.

Para agregar que “es una de las babosas de mar más bonitas que he visto y, dado que tiene menos de la mitad del tamaño de tu dedo meñique, ¡es increíble que Allen la haya visto! Todavía hay mucho que no sabemos sobre nuestro entorno marino. Registros como éste son vitales para ayudarnos a comprender y proteger mejor nuestros mares”.

Las babosas marinas, técnicamente llamadas nudibranquios, son similares a sus primos terrestres, pero son mucho más coloridas y de formas interesantes

Por su parte, Lucy McRobert, gerente de comunicaciones de Isles of Scilly Wildlife Trust, agregó: “Nunca dejamos de sorprendernos con la vida silvestre que aparece en estas aguas. ¡Desde nudibranquios raros y hermosos hasta caracoles de mar violeta y grandes ballenas, cada vez que nos sumergimos bajo la superficie aprendemos y vemos algo nuevo!

Las babosas marinas, técnicamente llamadas nudibranquios, son similares a sus primos terrestres, pero son mucho más coloridas y de formas interesantes. Se alimentan de algas, anémonas y otras babosas de mar.

Su nombre significa "branquia desnuda", en referencia al aparato de respiración en el exterior de sus cuerpos blandos.

Estos gasterópodos pueden tener colores vibrantes, con tonos que van desde púrpuras brillantes y azules vivos hasta naranjas fluorescentes, lo que les valió nombres comunes que incluyen dragón y payaso.

A diferencia de la babosa de jardín normal, el nudibranquio puede incorporar las células urticantes de sus presas en sus propios cuerpos, lo que les brinda una defensa contra los depredadores

Fuente: The Guardian.

Archivado en:

Nuestros destacados