Se descubre un extraño vínculo entre el ADN del oso grizzly y el lenguaje humano

Un estudio genético de osos grizzly en la costa de Columbia Británica ha descubierto que existen tres grupos de ADN separados geográficamente, que no se mezclan, pero curiosamente, cada grupo se alinea con el área en la que se habla una lengua aborigen en particular.

Elena Lozano

El oso grizzly ha sido objeto de un interesante descubrimiento sobre la relación entre esta especie y los humanos.
El oso grizzly ha sido objeto de un interesante descubrimiento sobre la relación entre esta especie y los humanos.

Todo comenzó con un estudio genético de osos grizzly que viven en la costa de Columbia Británica, Canadá. Éstos habían comenzado a migrar a las islas a lo largo de la costa y los expertos estaban interesados ​​en averiguar por qué. Trabajando con científicos de las cinco Primeras Naciones del área, los investigadores recolectaron muestras de ADN de osos para comprender mejor cómo se relacionaban entre sí.

Cada grupo de osos pardos parecía estar de alguna manera vinculado a una de las tres familias de lenguas humanas aborígenes de la región

Resulta que los osos grizzly pertenecen a tres grupos genéticos distintos, aunque no había barreras físicas aparentes para evitar que se mezclaran. Aquí está lo extraño: cada grupo de osos pardos parecía estar de alguna manera vinculado a una de las tres familias de lenguas humanas aborígenes de la región. En otras palabras, el territorio de cada grupo de osos pardos coincidía precisamente con el área en la que se hablaba uno de esos idiomas. Este extraño hallazgo se publicó en Ecology and Society.

La recolección de las muestras fue posible gracias a un "grupo de trabajo de osos", una colaboración entre las Primeras Naciones que comenzó en 2011; ellos también sentían curiosidad por los lazos familiares de los osos. La autora principal del estudio, Lauren Henson, trabajó junto con representantes de las naciones Gitga'at, Haíɫzaqv (Heiltsuk), Wuikinuxv, Nuxalk y Kitasoo / Xai'xais. Otros coautores incluyen investigadores de la Universidad de Victoria.

Estudio de pelos de osos grizzly

Después de haber estado recolectando pelos de osos grizzly para el análisis de ADN durante 11 años, se analizaron 147 muestras en total, tomadas de un área aproximadamente del tamaño de Vermont (23.500 kilómetros cuadrados).

El estudio se realizó con ejemplares de osos grizzly que viven en la Columbia Británica.
El estudio se realizó con ejemplares de osos grizzly que viven en la Columbia Británica. Foto: IStock.

Para obtener muestras, los investigadores recolectaron montones de hojas y palos cubiertos con aceite de mielga o una lechada de pescado. Henson le dice a Science, "huele realmente terrible para nosotros, pero es intrigante para los osos". Cada pila estaba rodeada de alambre de púas en el que se enganchaban mechones de piel de oso pardo cuando los osos iban a investigar el olor. Los investigadores distribuyeron señuelos por toda el área de estudio, a veces en lugares tan remotos que solo se podía llegar a ellos en helicóptero.

Los mismos recursos que sustentan a las poblaciones humanas son los mismos que se requieren para los grandes mamíferos como los osos pardos

Los científicos estaban desconcertados por la separación mantenida entre los tres grupos de ADN, a pesar de que no existían barreras físicas obvias entre ellos. Tal vez, se preguntaban, no es tanto que los osos no puedan viajar a nuevos lugares, sino que no tienen necesidad de hacerlo.

Cuando los investigadores se dieron cuenta de cuán estrechamente se alineaban los rangos del grupo con las áreas en las que se hablaban las familias lingüísticas Tsimshian, Northern Wakashan y Salishan Nuxalk, esta hipótesis cobró aún más sentido. Después de todo, los mismos recursos que sustentan a las poblaciones humanas son los mismos que se requieren para los grandes mamíferos como los osos pardos. Esos recursos incluyen tierra, agua dulce y alimentos, especialmente el salmón en esta área.

Esquema de los tres grupos de osos existentes en la zona estudiada.
Esquema de los tres grupos de osos existentes en la zona estudiada.

El comunicado de prensa de la Raincoast Conservation Foundation lo resume: "La explicación que favorece la asociación de investigación es que el paisaje ha dado forma a los osos y a los humanos de manera similar".

Sin embargo, los investigadores no han descubierto si existen diferencias entre los recursos disponibles en las tres áreas. Como escribe la Fundación, "Sin embargo, sabemos que los osos y las personas han compartido recursos y espacio en este paisaje durante milenios, enfatizando el potencial de una respuesta paralela a la variación en estos recursos que refleja esta relación a largo plazo".

La estrecha relación entre las personas y estos grupos grizzly respalda la necesidad de conocimiento local en la gestión de la tierra, dice William Housty de la Fundación, coautor del artículo. "Nuestras inversiones en investigación en nuestros territorios nos permiten tomar decisiones de gestión informadas que se basan no solo en nuestro propio conocimiento, sino también en nuevas pruebas científicas como esta".

Fuente: Big Think.

Archivado en:

El oso polar es un animal muy importante para el ecosistema del Ártico.

Relacionado

El oso polar, el símbolo de la resistencia del Ártico

Los osos pardos mandan mensajes a otros ejemplares sobre su ubicación

Relacionado

Los osos pardos usan marcas en los árboles para comunicarse

Los investigadores utilizaron colecciones históricas en museos de osos pardos suecos para observar los efectos de los antibióticos de origen humano. / Katerina Guschanski

Relacionado

La historia de los antibióticos reflejada en los restos de osos pardos

Relacionado

¿Es posible la coexistencia pacífica entre osos y humanos?

Nuestros destacados