El sur de Inglaterra alberga una pequeña, pero prospera, población de walabí de cuello rojo

A principios del siglo X, el walabí de cuello rojo, una especie australiana muy parecida al canguro, fue introducido en Gran Bretaña. Hoy, se han encontraron pequeñas poblaciones viviendo a lo largo del sur de Inglaterra.

Juan Domínguez

El walabí de cuello rojo se introdujo en Reino Unido en el siglo XIX.
El walabí de cuello rojo se introdujo en Reino Unido en el siglo XIX.

El walabí es uno de los animales más icónicos de Australia, que comúnmente se confunde con los canguros, sus primos mayores, y que, para los europeos, tiene una apariencia simpática e inédita. Esto es lo que, probablemente, llevó a la introducción del walabí de cuello rojo, a principios del siglo XX, en países como Inglaterra, Irlanda, y Francia. En aquellos tiempos, éstos se mantenían en zoos y colecciones privadas. Algunos escaparon, sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial.

Los investigadores encontraron pequeñas poblaciones de walabíes viviendo a lo largo del sur de Inglaterra

Hoy en día, existía muy poca información disponible sobre que les pasó a aquellos walabíes. Dos científicos, Holly English y Anthony Caravaggi, decidieron investigar qué pasó con aquellos animales. Recogieron información sobre avistamientos de walabíes en los registros oficiales, las redes sociales, y los periódicos, y es que, gracias a la simpatía que generan, los avistamientos suelen ser mencionados en los periódicos locales.

En su artículo reciente publicado en la revista científica Ecología y Evolución, los investigadores encontraron pequeñas poblaciones de walabíes viviendo a lo largo del sur de Inglaterra. Aunque alguno de estos animales es probablemente un fugitivo moderno de una colección privada o un zoo, es improbable que tales escapadas sean el origen de todos los avistamientos de la región. Por ello, los investigadores creen que las poblaciones del sur de Inglaterra se están reproduciendo en libertad.

En total, según recoge el estudio, se registraron 95 avistamientos confirmados de walabíes entre 2008 y 2018, especialmente en el mes de agosto. La mayor densidad se registró en el sur de Inglaterra, siendo el área de excepcional belleza natural de Chiltern Hills donde más parece que habitan.

Walabí es una especie de Australia muy parecida al canguro.
Walabí es una especie de Australia muy parecida al canguro. Foto: IStock.

En principio, el walabí de cuello rojo se introdujo en Gran Bretaña como una especie carismática para su exhibición en zoológicos y colecciones privadas, como el zoológico de Whipsnade. En 1931, ya estaban presentes en Channel Isles y Woburn Park, Bedfordshire. Se mantuvo una población reproductora en Whipsnade con walabíes vendidos periódicamente a coleccionistas privados.

Muchos lograron escapar del cautiverio, particularmente durante la Segunda Guerra Mundial.

Mapa de distribución del walabí en Gran Bretaña

El primer mapa de distribución de walabíes de cuello rojo en Gran Bretaña mostró dos poblaciones, una en Peak District y otra en Sussex. Los de Peak District, procedentes de cinco individuos liberados intencionalmente de una colección privada en 1939-1940, son la colección más conocida y estudiada de Gran Bretaña.

Se ha sugerido que los avistamientos después de 2008 probablemente fueran de ejemplares cautivos liberados ilegalmente por lugareños

Esta población pareció extinguirse de forma natural, sin embargo, todavía se informa de avistamientos ocasionales.

Los walabíes de Peack District son la colección más conocida y estudiada.
Los walabíes de Peack District son la colección más conocida y estudiada. Foto: IStock.

Por otro lado, se ha sugerido que los avistamientos después de 2008 probablemente fueran de ejemplares cautivos liberados ilegalmente por lugareños, con la esperanza de restaurar una población, en lugar de sobrevivientes de la extinción gradual que ocurrió entre 1996 y 2008.

Se desconoce el estado actual del walabí de cuello rojo en el Reino Unido y sus posibles impactos en la biota nativa

Actualmente, se desconoce el estado actual del walabí de cuello rojo en el Reino Unido y sus posibles impactos en la biota nativa.

Según los autores de esta investigación: “Abordar esta brecha de conocimiento es el primer paso para cuantificar los parámetros de la población, evaluar la probabilidad de establecimiento (si, de hecho, la especie no está ya establecida) y desarrollar políticas y procesos de conservación y manejo apropiados”.

Archivado en:

Los mejores vídeos