Tener amigas ayuda a las jirafas hembras a vivir más tiempo

La formación de grupos sociales permite a las jirafas hembras evitar la atención indeseada de los machos y encontrar comida y cuidados para sus crías de manera más eficaz, según un estudio de la Universidad de Zúrich.

Meritxell Bernal

Grupo de jirafas, en las aguas poco profundas del río Tarangire, en el Parque Nacional Tarangire, en Tanzania.
Grupo de jirafas, en las aguas poco profundas del río Tarangire, en el Parque Nacional Tarangire, en Tanzania.

Las jirafas hembras que forman manadas con otras tienen muchas más posibilidades de sobrevivir que los animales de su especie menos sociales, según un estudio de la Universidad de Zúrich.

Aunque las formaciones de los grupos de jirafas son muy fluidas e incluso pueden cambiar varias veces durante el día, las hembras adultas mantienen muchas amistades específicas a lo largo de sus vidas.

“Agruparse con más hembras, una actividad llamada gregarismo, se correlaciona con una mejor supervivencia de las jirafas hembras, incluso cuando la membresía del grupo cambia con frecuencia”

Para investigar los efectos de estas amistades, el equipo estudió el comportamiento de las jirafas salvajes en libertad en Tanzania durante cinco años, utilizando algoritmos similares a los usados por los analistas de redes sociales, y prestando especial atención a los niveles de sociabilidad de los diferentes animales.

“Agruparse con más hembras, una actividad llamada gregarismo, se correlaciona con una mejor supervivencia de las jirafas hembras, incluso cuando la membresía del grupo cambia con frecuencia”, indicó la coautora del estudio y candidata a doctorado de la Universidad de Zurich, Monica Bond.

Las formaciones de los grupos de jirafas son muy fluidas y pueden cambiar varias veces al dia.
Las formaciones de los grupos de jirafas son muy fluidas y pueden cambiar varias veces al dia. Foto:IStock.

“Este aspecto de la sociabilidad de las jirafas es incluso más importante que los atributos de su entorno no social, como la vegetación y la proximidad a los asentamientos humanos”, detalla.

"Parece ser beneficioso para las jirafas hembras conectarse con un mayor número de ejemplares y desarrollar un sentido de comunidad más amplia"

Para agregar: "Parece ser beneficioso para las jirafas hembras conectarse con un mayor número de ejemplares y desarrollar un sentido de comunidad más amplia".

Aparte de la caza furtiva, es probable que las principales causas de la muerte de las jirafas hembras adultas sean enfermedades, estrés o desnutrición.

Vivir en grupos les permite compartir información sobre fuentes de alimentos.
Vivir en grupos les permite compartir información sobre fuentes de alimentos. Foto: IStock.

Vivir en grupos más grandes les permite compartir información sobre las fuentes de alimentos de la más alta calidad, distribuir la carga de trabajo del cuidado de sus crías y repeler los avances no deseados de los machos de jirafa, todos factores que pueden reducir los niveles de estrés y ayudarlas a vivir una vida más larga, explica el equipo de investigadores.

El estudio en la región de Tarangire

Mónica Bond se encontró con jirafas en la naturaleza en 2005 en su primer viaje a África. "Me encantaba todo", dice, pero especialmente ellas, que se ven "tan extravagantes y extrañas como un unicornio". Para examinar sus vidas, Bond y sus colegas han registrado avistamientos de casi 3.000 individuos en la región de Tarangire. Las manchas de cada jirafa son únicas y siguen siendo identificables durante toda la vida, por lo que las fotografías de los torsos de los animales hacen posible la identificación.

Se han estudiado casi 3.000 ejemplares de la región de Tarangire.
Se han estudiado casi 3.000 ejemplares de la región de Tarangire. Foto: IStock.

A diferencia del muy estudiado Parque Nacional del Serengeti en África, la región de Tarangire permite a los investigadores observar animales a través de una amplia gama de impactos humanos.

Este estudio es el último en ser publicado de un proyecto de investigación de una década. El área estudiada abarca más de 1.000 kilómetros cuadrados e incluye varios grupos de jirafas, cada uno con entre 60 y 90 hembras adultas, el mayor análisis de este tipo hecho hasta la fecha.

Archivado en:

Los mejores vídeos