El último lobo de Álava no será cazado... por el momento

La presión de grupos ecologistas y animalistas, de partidos políticos y entidades públicas, como el propio gobierno vasco, han conseguido que se indultara al animal. La Diputación Foral considera que los lobos causaron en 2019 la muerte de 153 animales entre vacas, caballos, ovejas y cabras.

Mundo Geo

el lobo de álava
el lobo de álava

In extremis y por el momento. La Diputación Foral de Álava ha decidido suspender la autorización que había concedido a principio de mes para cazar al único ejemplar de lobo detectado en su territorio y que habita en la sierra de Gibijo. La presión de los grupos ecologistas y animalistas locales, de partidos políticos y entidades públicas, entre las que se encontraba incluso el propio gobierno vasco, logró indultar al animal.

Al conceder la licencia de caza, el gobierno provincial de Álava atendía las peticiones de los ganaderos de la zona, que consideran al único ejemplar detectado en el territorio responsable de cientos de muertes de cabezas de ganado en las sierras de Arkamo, Gibijo y Urkabustaiz. Según la Diputación Foral, este ejemplar ha causado la muerte de 153 animales entre vacas, caballos, ovejas y cabras solo en 2019. Hubo además 78 animales heridos y otros 76 desaparecidos, lo que hace pensar que el lobo podría no actuar solo. Los datos son muy superiores a los que se habían venido registrando en años anteriores. En 2018 hubo seis ataques y en 2015 solo dos. 

El descontento de los ganaderos de la sierra alavesa de Gibijo, una zona que linda con el valle burgalés de Losa, había ido en aumento en los últimos tiempos

La medida de gobierno provincial de autorizar la batida se producía pocos días antes de que el Gobierno Vasco incluyera la especie en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas (CVEA). Eso sí, en la categoría de “interés especial”, una de las que goza del nivel de protección más bajo. El anuncio de la Diputación desató la indignación de los movimientos y partidos ecologistas. Equo Berdeak denunció este «atentado contra la biodiversidad», mientras el Grupo Lobo de Euskadi logró más de 105.000 firmas en la plataforma Change.org en favor del indulto al cánido.

El último lobo de Álava
El lobo ha sido includio en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas (CVEA).

Según explicó el ejecutivo autonómico, el estatus de especie de interés general  se aplica a un total de 89 especies, lo que situará al lobo al nivel del gato montés, el armiño, el gavilán común o el martín pescador. En el documento, el gobierno vasco recuerda que en España se considera al lobo como una especie amenazada en la mitad sur, por debajo de la línea del Duero, y que las diferentes Comunidades Autónomas están adoptando medidas «en función de sus realidades». Asimismo, Bruselas anunció recientemente su voluntad de subvencionar las indemnizaciones públicas por daños al ganado ocasionados por los ataques a esta especie.

Un conflicto antiguo

A pesar de la medida, los colectivos ecologistas llevan años mostrándose críticos con la forma de actuar de la Diputación alavesa en esta materia. De hecho, el Grupo Lobo de Euskadi señala que no se "ha acreditado que las explotaciones ganadera afectadas por los ataques del lobo hayan tomado medidas preventivas para evitar los daños", un paso al que obliga la legislación vigente. Según este mismo grupo, el "informe que justifica la eliminación del lobo cita varias veces que se han tomado medidas preventivas", pero "en ningún momento se enumeran". "El último lobo de Álava va a ser asesinado por unos ganaderos que curiosamente están siendo subvencionados con dinero de todos para la protección del medio natural", señalaban desde el colectivo ecologista Ekologistak Martxan en un comunicado, al tiempo que anunciaba que pondría los hechos en conocimiento de la Comisión Europea para que "se le retiren los fondos y se expulse a la Diputación Foral de Álava" del proyecto LIFE Oreka Mendia. Este programa europeo se ha venido usando, según los ecologistas, como "excusa" para permitir la caza, cuando, en realidad, "consiste en medidas piloto encaminadas a detener la pérdida de biodiversidad".

El lobo se extiende por un quinto del territorio vasco, aunque solo se ha avistado una manada

Este mismo grupo solicitó en 2018 que se incluyera al lobo en el catálogo de especies amenazadas, medida ya anunciada por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco, aunque en la categoría de 'interés especial', la más baja. 

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) publicó el año pasado un informe en el que otorgaba un suspenso a la gestión de la coexistencia del lobo con otras especies en el País Vasco. "Necesita mejorar", apuntaba el estudio, puesto que "los fondos asignados son muy escasos y no se incluyen costes de mantenimiento de medidas de prevención de daños". Según el último censo poblacional, elaborado hace cinco años, el lobo se extiende por cerca de un quinto del territorio vasco, aunque tan solo se ha avistado una manada, por lo que el resto de ejemplares vive en solitario.

Una especie en vías de recuperación

La recuperación de las poblaciones del lobo ibérico se ha consolidado en la última década hasta alcanzar en España las 297 manadas, de las que el 72 por ciento se han reproducido, especialmente en Castilla y León, donde la especie ha aumentado un 20 por ciento en ese periodo haciendo posible que la especie se aleje de la casi extinción de décadas atrás.

El 60% viven en Castilla y León, donde se les puede matar al sur del Duero. El biólogo Mario Sáenz de Buruaga, autor del libro Lobos. Población de Castilla y León. Situación en España, ha señalado recientemente a Europa Press que Castilla y León cuenta con la población "más numerosa" ya que el 60 por ciento de las 297 manadas se encuentra en su territorio y es la región con mayor número de ejemplares de la Europa occidental.

En España existen 297 manadas de lobos, de las que 152 se encuentran al norte del río Duero

Así, en la región hay 179 manadas, de las cuales 152 están al norte del río Duero y otras 27 al sur de este río, donde goza de especial protección de acuerdo con la Directiva de Hábitat y no puede ser cazado. "La población al sur del Duero se ha más que duplicado, ya que en el anterior censo se contaron 12 manadas. Esto es muy importante porque supone un avance hacia el sur de la Península", ha manifestado.

el lobo se recupera en España
La población de lobo en España alcanza ya las 297 manadas.

La publicación constata que la especie es "especialmente común" en la cordillera Cantábrica, Montes de León y Zamora, aunque en términos relativos el mayor crecimiento se concentraría en las provincias de Ávila y Segovia.

No siempre fue así. Entre los motivos que llevaron a la extinción de la especie en España, Sáenz de Buruaga recuerda que prácticamente a mediados del siglo XIX y hasta principios del siglo XX, el lobo habitaba en buena parte de España, hasta que las campañas para erradicación de "alimañas" con veneno le hicieron replegarse en la cordillera cantábrica y parte de Galicia. No fue, según recuerda, hasta la aparición en los años 80 del naturalista Félix Rodríguez de la Fuente, cuando la población fue consciente de la regresión de la especie y del riesgo de extinción y se produjo un punto de inflexión en los años 80 para salvar al lobo de su persecución y se iniciara su recuperación en gran parte del territorio. En todo caso, asegura que "'Félix' decía que debía haber lobos donde los debe haber".

 

Los mejores vídeos