WWF pide paralizar un proyecto eólico en Aragón para proteger al alimoche

El proyecto eólico Monlora III amenaza el mayor dormidero de alimoche del valle del Ebro. Los ecologistas consideran que la información científica disponible y las alegaciones presentadas no fueron tenidas en cuenta durante los estudios de impacto ambiental.

Mundo Geo

Un parque eólico amenaza el mayor dormidero de alimoche en Aragón. iStock
Un parque eólico amenaza el mayor dormidero de alimoche en Aragón. iStock

En una carta enviada al Gobierno de Aragón, la organización ecologista WWF solicita la inmediata paralización del proyecto eólico Monlora III y el replanteamiento de la ubicación de sus generadores. La razón esgrimida por los ecologistas es que el nuevo parque amenaza severamente a la población ibérica de alimoche, una especie de interés comunitario. El proyecto eólico Monlora III está ubicado en la comarca zaragozana de Cinco Villas, en la Sierra de Luna, en un área muy próxima al dormidero más importante de alimoche del valle del Ebro, lugar donde se llegan a concentrar hasta un centenar de ejemplares en los meses de primavera y verano.

El enclave también alberga poblaciones de especies protegidas como el águila real, el águila perdicera, el águila calzada, la culebrera europea, el milano real, el aguilucho cenizo, el aguilucho lagunero y el cernícalo primilla, entre las aves, además de diversos tipos de murciélagos.

La autorización del proyecto Monlora III estaría claramente en contra de las obligaciones establecidas por la normativa europea

WWF recuerda a la administración que tiene la obligación de establecer medidas de conservación especiales para el alimoche, y asegurar su supervivencia y su reproducción en su área de distribución. La autorización del proyecto Monlora III estaría claramente en contra de las obligaciones establecidas por la normativa europea.

Para argumentar su denuncia, el grupo ecologista recoge un  informe técnico firmado por tres investigadores de la Estación Biológica de Doñana donde se señala que el impacto de este parque eólico en las inmediaciones del citado dormidero, tal y como está proyectado en la actualidad y a pesar de las medidas propuestas para reducir los daños, es inasumible, y afectaría de forma muy severa a la especie. El proyecto tendría consecuencias en las poblaciones no solo a nivel local, sino también a una escala geográfica amplia, ya que los grandes dormideros comunales juegan un papel estratégico en la conservación de la especie, desde el punto de vista de la conectividad entre distintas poblaciones de España y Europa.

Peligra un dormidero de alimoche en el valle del Ebro
El dormidero del valle del Ebro llega a concentrar hasta cien ejemplares en los meses de primavera y verano. iStock

Según Gema Rodríguez, responsable del programa de especies de WWF España: “Parece inadmisible que se pueda autorizar un proyecto de este tipo tan cercano a un lugar tan valioso para la conservación como es este dormidero de alimoche”. Y añade: “La administración debe subsanar este despropósito paralizando el proyecto cuanto antes y reubicando los molinos para cumplir con la normativa europea de protección de la naturaleza”.

Un proyecto controvertido desde el comienzo

El proyecto eólico Monlora III fue autorizado por el Gobierno de Aragón tras recibir el informe favorable del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA), el cual, inexplicablemente, ha validado los estudios de evaluación de impacto ambiental realizados por las empresas consultoras contratadas. Estas han ignorado repetidamente tanto informes científicos independientes como los de la propia Administración Regional que señalaban la presencia del dormidero de alimoche.

Mientras, las obras continúan a un ritmo imparable, e incluso ya se están instalando los molinos más cercanos, poniendo en grave peligro a estas especies. Los alimoches, águilas calzada y culebrera pasan el invierno en África y regresarán a esta zona desde finales de febrero, por lo que, según los ecologistas, apenas queda tiempo para impedir que el parque eólico cause un grave daño a la población de alimoches y otras aves rapaces. 

La asociación Fondo Natural ha puesto en marcha una plataforma y una campaña de firmas para paralizar el proyecto

La gran amenaza que supone este proyecto, y la grave falta cometida por el Gobierno de Aragón al autorizarlo sin considerar la presencia de este dormidero en la Evaluación de Impacto Ambiental, acapara numerosas críticas y denuncias por parte organizaciones como Ansar, Amigos de la Tierra y Fondo Natural, que ha puesto incluso en marcha la plataforma y campaña de firmas SOS-Alimoche. ​

Asimismo, desde 2019, científicos y asociaciones ecologistas han venido denunciando la situación tanto en medios de comunicación locales como nacionales. Las denunicias han sido elevadas a instancias del Gobierno de Aragón, la Justicia de Aragón y la Comisión Europea. Hasta ahora no han tenido respuesta.

España concentra el 80 % de la población europea de alimoche. El Valle del Ebro, que mantenía hasta tiempos recientes una de las mayores densidades de población, ha perdido en los últimos 15 años al menos un 36% de los territorios. Una de las principales amenazas para la especie es el desarrollo de parques eólicos, ya que se ven afectados por colisiones con los aerogeneradores tanto en sus desplazamientos cotidianos como durante sus migraciones.

Fuente: WWF

 

Los mejores vídeos