Recientemente, se descubrió una extraña ardilla voladora del tamaño de un chihuahua.

La ardilla voladora del tamaño de un chihuahua

La ardilla voladora se puede encontrar en la mayoría de los bosques de la Tierra, pero al ser tan escurridiza es difícil observarla. Es lo que ha ocurrido con esta rara variación.

Los pastores masáis que habitan estas tierras desde hace más de doscientos años llevan una vida  seminómada.

Cómo los pastores masáis protegen la tierra en Tanzania

Elena Lozano

La FAO designó el patrimonio pastoril masái en Engaresero, Tanzania, como Sistema importante del patrimonio agrícola mundial en 2011. Este año se cumplió el décimo aniversario del sitio como parte de este programa.

Hembra de milpiés con 1.306 patas y nombrada Eumillipes persephone.

Descubre el primer milpiés (de verdad) con más de mil patas

Erróneamente llamados milpiés, estos animales no suelen tener más de 400 patas. Hasta ahora, el récord lo ostentaba una especie californiana con 750. El hallazgo en una mina de Australia de un nuevo artrópodo de más de 1.300 pies lo convierte en la primera verdadera especie de milpiés.

Luciérnagas en un bosque nocturno.

Cómo las luciérnagas consiguen sincronizar sus luces

Francisco Moral

La exhibición sincrónica de las luciérnagas Photinus carolinus es un fenómeno fascinante. Pero, a pesar de su gran popularidad, surgen muchas dudas sobre cómo y por qué estos insectos pueden coreografiar su espectáculo de luces.

Gacela de Thomson, en Maasai Mara, Kenia.

8 interesantes datos sobre la gacela

Elena Lozano

La veloz y famosa gacela, miembro de la familia de los antílopes que viven principalmente en hábitats secos y abiertos, como desiertos y praderas, es una especie que está llena de sorpresas. TreeHugger desvela algunas de ellas

El pájaro carpintero tiene una serie de características que protege su cerebro de su continuo martilleo.

Por qué al pájaro carpintero no le duele la cabeza

Lourdes Fernández

Es uno de los sonidos más característicos de algunos bosques: el continuo martilleo del pájaro carpintero. Y es que estas aves picotean hasta 17 veces por segundo la corteza de un árbol y lo hacen sin producirse lesiones en su cabeza. Desvelamos por qué.