El agujero de la capa de ozono habría matado plantas y elevado las temperaturas globales

Sin el Protocolo de Montreal, del que este año se cumple su 35 aniversario, el agujero de la capa de ozono habría producido más radiación solar y habría destruido las plantas, disminuyendo el CO2 que absorben.

Rocío Snyder

El Protocolo de Montreal tenía como objetivo eliminar gradualmente los productos químicos industriales que provocaban el agujero en la capa de ozono.
El Protocolo de Montreal tenía como objetivo eliminar gradualmente los productos químicos industriales que provocaban el agujero en la capa de ozono.

Uno de los tratados ambientales más exitosos de la historia finalizó hace 34 años y tenía como objetivo eliminar gradualmente los productos químicos industriales que provocaban el agujero en la delicada capa de ozono de la Tierra.

El Protocolo de Montreal introdujo un acuerdo internacional para eliminar los clorofluorocarbonos o CFC, sustancias químicas que agotan la capa de ozono y que alguna vez se encontraron en refrigerantes y otros procesos industriales.

Los CFC se desplomaron y el infame agujero de la capa de ozono se está recuperando constantemente

En las décadas posteriores, los CFC se desplomaron y el infame agujero de la capa de ozono se está recuperando constantemente. Los temores de un futuro en el que los humanos no puedan caminar con seguridad bajo el Sol se han evaporado.

Y eso no es todo. Los estudios sugieren que el calentamiento global podría haber sido incluso peor de lo que es hoy sin el Protocolo de Montreal.

Explicación del agotamiento de la capa de ozono debido a la reacción con los CFC
Explicación del agotamiento de la capa de ozono debido a la reacción con los CFC

Eso se debe en parte a que los CFC en sí mismos son potentes gases de efecto invernadero. Tienen vidas más cortas en la atmósfera que el dióxido de carbono, pero un efecto de calentamiento mucho más poderoso mientras duran. Sin el Protocolo de Montreal, la investigación sugiere que este efecto invernadero, probablemente, habría agregado al menos un grado Celsius adicional, o 1,8 grados Fahrenheit, al calentamiento global para 2050.

Nueva investigación sobre el agujero de la capa de ozono

Ahora, una nueva investigación sugiere que el tratado puede haber salvado al mundo de un calentamiento aún mayor, de una manera completamente diferente.

Las plantas se habrían marchitado sin el Protocolo de Montreal, según un estudio publicado en Nature. Muchas de ellas habrían muerto y desaparecido por completo

Las plantas de todo el mundo se habrían marchitado sin el Protocolo de Montreal, según un estudio publicado en la revista Nature. Muchas de ellas habrían muerto y desaparecido por completo. Habrían sido eliminados por los dañinos rayos UV que perforan la capa de ozono dañada del planeta.

No hay que olvidar que las plantas brindan un importante servicio climático, absorbiendo el dióxido de carbono de la atmósfera. Pero, dañadas son menos eficientes y habrían almacenado cada vez menos carbono con el tiempo.

Las plantas brindan un importante servicio climático, al absorber el dióxido de carbono de la atmósfera.
Las plantas brindan un importante servicio climático, al absorber el dióxido de carbono de la atmósfera.

Si los CFC nunca hubieran disminuido, si, de hecho, hubieran seguido aumentando indefinidamente, el CO2 adicional relacionado con las plantas habría causado entre medio grado y un grado Celsius completo de calentamiento adicional para finales de siglo. Eso se suma al que habría sido causado por el efecto invernadero producido directamente por los CFC en la atmósfera. Y, por supuesto, todo eso se habría añadido al cambio climático que ya está ocurriendo, debido a otras emisiones de este tipo.

Tres escenarios

El nuevo estudio, dirigido por Paul Young de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido, utilizó modelos para simular tres escenarios.

El primero recreaba el mundo real, en el que los CFC se eliminan conforme al Protocolo de Montreal. El segundo introdujo un escenario hipotético en el que estas emisiones se mantuvieron estables en sus niveles de 1960, sin aumentar, pero tampoco disminuir.

En el escenario terrible, la capa de ozono colapsa en la década de 2040. A finales de siglo, el ozono atmosférico se reduce en un 72 %

El último escenario, denominado el "mundo evitado", simuló una trayectoria en la que las emisiones de CFC siguieron aumentando hasta el día de hoy y en el futuro, creciendo alrededor de un 3 % cada año.

En el escenario terrible, la capa de ozono colapsa en la década de 2040. A finales de siglo, el ozono atmosférico se reduce en un 72 %. La cantidad de radiación ultravioleta que llega a la superficie de la Tierra aumenta considerablemente.

En respuesta, el crecimiento de las plantas comienza a desvanecerse. Para fines de siglo, el estudio estima que la vegetación global solo absorbe alrededor del 15% del carbono que absorbe en un mundo con el Protocolo de Montreal en vigor.

El calentamiento global habría aumentado sin el Protocolo de Montreal.
El calentamiento global habría aumentado sin el Protocolo de Montreal. Foto: IStock.

El carbono adicional probablemente calentaría el mundo entre 0,5 y 1 grados centígrado para fines de siglo, muy probablemente alrededor de 0,8 grados, estiman los científicos. Eso se suma a un probable calentamiento adicional de 1,7 grados centígrados solo por el efecto invernadero de los CFC en la atmósfera.

“Además de proteger la capa de ozono, el Protocolo de Montreal ha sido en sí mismo un tratado climático fenomenalmente exitoso”

En total, suma alrededor de 2,5 grados de calentamiento evitado por el Protocolo de Montreal en cien años.

Eso significa que “además de proteger la capa de ozono, el Protocolo de Montreal ha sido en sí mismo un tratado climático fenomenalmente exitoso”, escribió Young en una publicación reciente sobre la investigación publicada en The Conversation.

La Enmienda de Kigali

Los efectos climáticos del Protocolo de Montreal han sido, hasta ahora, beneficios colaterales. Pero una enmienda reciente lleva el tratado un paso más allá: la Enmienda de Kigali, una adición de 2016 al Protocolo de Montreal. Ésta también tiene como objetivo eliminar gradualmente el uso de hidrofluorocarbonos, o HFC, que contribuyen al calentamiento del clima. Si bien son menos peligrosos para la capa de ozono, éstos también son poderosos gases de efecto invernadero.

Eliminar las emisiones globales de dióxido de carbono, junto con otros importantes gases de efecto invernadero, como el metano, sigue siendo el mayor desafío global

Reducir los gases de efecto invernadero potentes y menos conocidos, como los CFC y los HFC, puede marcar una gran diferencia en el clima global. El Protocolo de Montreal ya ha demostrado este efecto.

Eliminar las emisiones globales de dióxido de carbono, junto con otros importantes gases de efecto invernadero, como el metano, sigue siendo el mayor desafío global en torno al cambio climático por el momento, dicen los científicos.

Es un desafío mucho más complicado de lo que alguna vez fue reducir los CFC, reconoce Young.

La estratosfera se extiende desde aproximadamente 20 kilómetros hasta 60 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

Relacionado

La estratosfera se reduce por los gases de efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero alcanzan un nuevo récord. Foto: iStock

Relacionado

Los gases de efecto invernadero baten todos los récords

La influencia del dioxido de carbono en el cambio climatico es mucha.

Relacionado

La influencia del dióxido de carbono en el cambio climático

Incendios australianos, en noviembre de 2019, observados por satélite.

Relacionado

Primera evidencia de que el humo de los incendios forestales destruye la capa de ozono

Relacionado

¿Por qué se ha abierto un extraño agujero de ozono sobre la Ártico?

Nuestros destacados