Unilever, Axa y Tikehau Capital crean un fondo para apoyar el cambio a la agricultura regenerativa

Las compañías Unilever, Axa y Tikehau Capital se proponen invertir 100 millones de euros cada una en proyectos y empresas que fomenten la transición a la agricultura regenerativa.

Las tres firmas apoyarán con este fondo la transición hacia la agricultura regenerativa.
Las tres firmas apoyarán con este fondo la transición hacia la agricultura regenerativa.

La compañía mundial de seguros y gestión de activos AXA, la compañía líder a nivel mundial de alimentación, cuidado del hogar e higiene personal Unilever, y el grupo global de gestión de activos alternativos Tikehau Capital han firmado un acuerdo en el que se comprometen a crear un fondo con capital dedicado a acelerar y ampliar la transición hacia la agricultura regenerativa.

El objetivo de dicho vehículo de inversión será contribuir a invertir en esta actividad, una nueva tendencia que se centra en tres áreas fundamentales: proteger la salud del suelo para mejorar la biodiversidad y preservar los recursos hídricos; contribuir al futuro suministro de ingredientes regenerativos y ayudar a desbloquear las soluciones tecnológicas que pretenden acelerar la transición a la agricultura regenerativa.

Las tres compañías consideran que esta transición necesaria hacia la mejora de las prácticas agrícolas sólo será posible mediante una nueva forma de colaboración entre las partes interesadas de toda la cadena de valor

Determinadas prácticas agrícolas, el uso de la tierra y la deforestación representan la segunda fuente de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial y el principal motor de la pérdida de biodiversidad. En este sentido, las prácticas de agricultura regenerativa pueden revertir esta tendencia y desempeñar un papel crucial en la lucha contra el cambio climático y los retos medioambientales. Los terrenos de cultivo pueden aislar el carbono, ayudar a proteger la biodiversidad, preservar el agua y mejorar la resistencia de los rendimientos agrícolas, aportando alimentos óptimos y garantizando, al mismo tiempo, una fuente de ingresos sostenible para millones de personas.

Las tres compañías consideran que esta transición necesaria hacia la mejora de las prácticas agrícolas sólo será posible mediante una nueva forma de colaboración entre las partes interesadas de toda la cadena de valor. Esto implica a agricultores, productores, fabricantes, minoristas, proveedores de tecnología o inversores financieros.

Uno de los objetivos de esta iniciativa es proteger la salud del suelo para mejorar la biodiversidad.
Uno de los objetivos de esta iniciativa es proteger la salud del suelo para mejorar la biodiversidad. Foto: IStock.

Aprovechando la red internacional de AXA, Unilever y Tikehau Capital, el fondo tendrá alcance global. Los objetivos y la medición del impacto serán fundamentales en su funcionamiento y estarán plenamente integrados en la estrategia de inversión de las tres compañías.

"Tenemos que reinventar la forma de gestionar el riesgo de prácticas agrícolas y medir el impacto a nivel local, durante toda la duración de los proyectos que financiamos"

Pascal Christory, director de Inversiones del Grupo AXA, y Antoine Denoix, director general de AXA Climate, han señalado: "El fondo se alinea perfectamente con nuestra estrategia de descarbonizar la economía real a través de inversiones con impacto. Nuestro objetivo es tener 26.000 millones de euros invertidos en activos verdes en 2023, y disponer de 1.500 millones de euros para invertir en bosques y proyectos de capital natural, que pronto incluirán los de agricultura sostenible”. Y han añadido que “para convencer a los inversores, tenemos que reinventar la forma de gestionar el riesgo de prácticas agrícolas y medir el impacto a nivel local, durante toda la duración de los proyectos que financiamos. Esperamos que esta iniciativa sea la primera de muchas".

Por su parte, Eric Soubeiran, vicepresidente del Fondo para el Clima y la Naturaleza de Unilever, ha apuntado: "Sabemos que una de las principales formas de abordar el cambio climático es a través de la naturaleza, y la agricultura es parte de dicha solución. Por ello, en 2020 Unilever se comprometió a invertir 1.000 millones de euros en proyectos sobre el clima y la naturaleza, conectando la transformación de la cadena de valor con nuestro negocio y nuestras marcas, lo que permitirá adoptar medidas específicas y significativas para hacer frente al cambio climático y crecer de forma responsable”.

Asimismo, ha agregado que “con el tiempo, esperamos que los proyectos incluyan la aceleración de la transición de los tensioactivos regenerativos, la ampliación de los productos lácteos con bajas emisiones de carbono y la aceleración basada en el plant-based. Estamos deseando trabajar con nuestros partners en esta nueva forma de financiación de la agricultura regenerativa".

La agricultura es parte de la solución para abordar el cambio climático.
La agricultura es parte de la solución para abordar el cambio climático. Foto: IStock.

Por último, Pierre Abadie, director de Clima del Grupo Tikehau Capital, ha declarado: "Creemos que la reducción del impacto de la agricultura en el medio ambiente es vital, para combatir el cambio climático y garantizar que haya una cadena de suministro de alimentos saludable y sostenible para todos. Esto debe ser fruto de un esfuerzo colectivo que se realice a gran escala”.

"Pretendemos tener para 2025 5.000 millones de euros de activos bajo gestión dedicados a abordar la emergencia climática"

Para continuar diciendo que “con el lanzamiento de este fondo, nuestro objetivo es poner en común los recursos, las habilidades y la experiencia para apoyar las innovaciones tecnológicas y los cambios de prácticas que se requieren para mejorar tanto los terrenos como la salud de las personas. El fondo nos ayudará a poner en marcha nuestro plan climático, a través del cual pretendemos tener para 2025 5.000 millones de euros de activos bajo gestión dedicados a abordar la emergencia climática".

El papel de las tres compañías

Como pionera en el campo de la adaptación climática y medioambiental, AXA Climate desempeñará un papel integral en el lanzamiento y despliegue del fondo. Esta filial de AXA contribuirá, a través de su experiencia a la gestión de riesgos climáticos, medioambientales y agrícolas, y en el seguimiento del impacto (en particular a través de la tecnología satelital), con el apoyo de su conocimiento del sector agrícola.

Unilever lleva más de una década liderando el sector, a través de prácticas de gran consumo sostenibles, con la participación de cientos de miles de agricultores en todo el mundo. Sus Principios de Agricultura Regenerativa se basan en años de diseño de políticas progresivas y trabajo práctico, y todo ello, unido a su amplia experiencia en la cadena de suministro global y en el mercado local, lo que seguro servirá de orientación para futuros proyectos.

Tikehau Capital aportará su experiencia y conocimientos en inversiones relacionadas con el clima. Tras lanzar el primer fondo dedicado a la transición energética y la descarbonización de la economía en 2018, cuenta ahora con casi 2.000 millones de euros de activos bajo gestión, centrados en la acción climática en sus diversas clases de activos.

La agricultura orgánica regenerativa genera suelo sano gracias a la rotación de cultivos, la labranza de conservación y el compostaje. Keri Oberly

Relacionado

La firma Patagonia lanza una campaña sobre agricultura orgánica regenerativa

Distribución de plantaciones de palma aceitera, del estudio de la ESA sobre agricultura y deforestación.

Relacionado

¿Cómo afecta la agricultura a la deforestación?

Los mejores vídeos