El calentamiento global pone en peligro las lluvias monzónicas

La temperatura del Planeta continúa subiendo y entre sus graves consecuencias encontramos la posibilidad de un fenómeno parecido a El Niño en el Índico que, entre otros efectos, podría interrumpir las lluvias monzónicas en algunas zonas.

Planeta 2030

Foto: iStock
Foto: iStock

Científicos de la Universidad de Texas han concluido que los patrones actuales de evolución del calentamiento global pueden llegar a producir, en el océano Índico, un patrón similar al del Niño, que provocaría afectaría a las tormentas y las sequías en una zona cuya zona es muy vulnerable al cambio climático.

Los resultados de este estudio, publicados en la revista Science Advances, están basados en la evidencia de un fenómeno similar al Niño producido en el océano Índico hace 21.000 años, en la Edad de Hielo.

Ante esta evidencia, los científicos analizaron simulaciones climáticas según las tendencias de calentamiento global, concluyendo que este fenómeno podría darse en el Índico entre 2050 y 2100.

¿Qué pasará con las lluvias monzónicas?

Actualmente, los cambios climáticos producidos en la zona de influencia del océano Índico son muy leves, con unas condiciones dominadas por los vientos que soplan del oeste hacia el este. Esta direccionalidad del viento podría verse afectada por el calentamiento global, desestabilizando el océano y provocando fenómenos similares al Niño y La Niña del Pacífico que afectarían a países como Indonesia, Australia y África orinetal. Con ellos llegarían fenómenos extremos a toda la región, incluida la interrupción de las lluvias monzónicas en África oriental y Asia.

El Niño y La Niña en el Pacífico

Las variaciones de temperatura del océano Pacífico provocan dos fenómenos ampliamente estudiados que son El Niño y La Niña, El Niño para las variaciones cálidas y La Niña para las frías. Sus efectos adversos se dejan notar en la pesca, la agricultura y el clima local, desde Ecuador hasta Chile, alcanzando las anomalías climáticas al Pacífico ecuatorial y, ocasionalmente, también en Asia y América del Norte.