La Gran Mancha de Basura del Océano Pacífico es un inmenso hábitat de plástico

Un equipo de científicos ha descubierto animales marinos que viven en desechos plásticos en un área del Océano Pacífico, denominada La Gran Mancha de Basura, que es tres veces más grande que Francia

Meritxell Bernal

Científicos liderados por Linsey Haram han encontrado un inmenso hábitat de plástico en La Gran Mancha de Basura del Océano Pacífico.
Científicos liderados por Linsey Haram han encontrado un inmenso hábitat de plástico en La Gran Mancha de Basura del Océano Pacífico.

A medio camino entre Hawaii y California, en el Océano Pacífico, se encuentra La Gran Mancha de Basura del Pacífico -Great Pacific Garbage Patch- (GPGP) la mayor de las cinco zonas de acumulación de plástico en alta mar.

Recientemente, un equipo de científicos ha descubierto muchas especies costeras viviendo en los desechos plásticos de esta vasta área. Al encontrarse a muchos kilómetros de su entorno, este hecho alimenta los temores de que el plástico flotante pueda transportar especies invasoras.

La doctora Linsey Haram fue la investigadora principal del proyecto para el Smithsonian Environment Research Center y recolectó desechos plásticos en el Océano Pacífico para estudiarlos, trabajando con el Ocean Voyages Institute, una organización benéfica que los recoge, y oceanógrafos de la Universidad de Hawai.

“Los plásticos son más permanentes que muchos de los desechos naturales que se han visto anteriormente en el océano abierto"

Sobre el descubrimiento, la científica explicó: “Los plásticos son más permanentes que muchos de los desechos naturales que se han visto anteriormente en el océano abierto. Están creando un hábitat permanente en esta área".

Más de la mitad de los artículos examinados contenían especies que generalmente se encuentran en la costa.
Más de la mitad de los artículos examinados contenían especies que generalmente se encuentran en la costa.

En el 90 por ciento de la basura, se encontraron plantas y animales, incluidos pequeños insectos marinos, cangrejos, moluscos y anémonas.

El estudio examinó artículos de plástico de más de cinco centímetros de diámetro recolectados en un área del Océano Pacífico donde las corrientes circulantes provocan la acumulación de escombros flotantes.

El mundo tiene al menos cinco manchas de basura de plástico en los océanos. Se cree que la del Océano Pacífico contiene unas 79.000 toneladas de este material

Por su parte, el doctor Haram, que trabajó con el Ocean Voyages Institute, afirmó: "Todo tipo de cosas terminan ahí. No es una isla de plástico, pero definitivamente hay una gran cantidad de plástico acorralado".

El mundo tiene al menos cinco manchas de basura de plástico en los océanos. Se cree que la del Océano Pacífico contiene unas 79.000 toneladas de este material.

Las redes de pescar desechadas son casi la mitad de la basura hallada en La Gran Mancha de Basura del Pacífico.
Las redes de pescar desechadas son casi la mitad de la basura hallada en La Gran Mancha de Basura del Pacífico.

Gran parte de él es microplástico, muy difícil de ver a simple vista. Pero también hay artículos más grandes, como redes de pesca abandonadas, boyas e incluso embarcaciones que han estado flotando en la zona desde el tsunami japonés de 2011.

Los investigadores, que publicaron sus hallazgos en la revista Nature Communications, se embarcaron inicialmente en la investigación tras ese devastador tsunami.

"Queremos entender cómo los plásticos pueden ser un medio de transporte para las especies invasoras a las costas"

El desastre provocó la expulsión de toneladas de escombros al Océano Pacífico, y se encontraron vivas cientos de especies marinas costeras japonesas en artículos que aparecieron en las costas del Océano Pacífico de América del Norte y las islas hawaianas.

"Queremos entender cómo los plásticos pueden ser un medio de transporte para las especies invasoras a las costas", apuntó el doctor Haram a la BBC.

La investigación se inició tras el devastador tsunami de 2011 en Japón, que envió toneladas de escombros al Océano Pacífico.
La investigación se inició tras el devastador tsunami de 2011 en Japón, que envió toneladas de escombros al Océano Pacífico.

Algunos de los organismos que los investigadores encontraron en los artículos de plástico que examinaron eran especies de mar abierto, organismos que sobreviven "haciendo rafting" en escombros flotantes. Pero el hallazgo más revelador, dijo Haram, fue la diversidad de especies costeras en el plástico.

Un estudio anterior estimó que para 2050 se generarán un total de 25.000 millones de toneladas de residuos plásticos

Los científicos dijeron que el descubrimiento destaco otra "consecuencia involuntaria" de la contaminación plástica, un problema que se espera que crezca.

Un estudio anterior estimó que para 2050 se generarán un total de 25.000 millones de toneladas de residuos plásticos.

Pelagia noctiluca con un plástico azul en su interior, tomada en mayo de 2020 en aguas de Sardina del Norte, Gran Canaria. / Alicia Herrera Ulibarri

Relacionado

Medusas con plástico, así es la contaminación de los océanos

Relacionado

La captura de plástico, un motivo más para cuidar la posidonia

Relacionado

Las redes, el plástico y un virus amenazan a los cetáceos en el Mediterráneo

Los mejores vídeos