Los residuos plásticos de cables para mejorar el yeso utilizado en la construcción

Mejorar la defensa de los edificios frente a la acción de agentes externos como el agua es una de las propiedades añadidas al yeso cuando en su composición se incorporan residuos de plásticos procedentes de cables.

Planeta 2030

Foto: iStock
Foto: iStock

Los plásticos constituyen uno de los residuos que más preocupan en la actualidad, y están presentes en todos los ámbitos de nuestra vida. Por sus características, es un material imprescindibles en la construcción, y más de un 20 % del plástico fabricado se destina a ese sector, casi 10 millones de toneladas al año, el segundo consumidor después del envasado, según los indicadores de la asociación de fabricantes de plásticos europeos PlasticsEurope

Más de un 20 % del plástico fabricado se destina a la construcción, casi 10 millones de toneladas al año 

No todos los plásticos se pueden reciclar y en el caso de los cables eléctricos, es el metal el que se recupera totalmente y alcanza una nueva vida, mientras que los residuos plásticos acaban en un vertedero o son incinerados.

Esto ha llevado a un equipo de científicas de la Escuela Técnica Superior de Edificación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha analizar las propiedades de estos residuos para utilizarlos en la construcción, concretamente como materia prima secundaria en paneles y placas de yeso. Los resultados del estudio han concluido que las aplicaciones de yeso que incorporan estos residuos plásticos resultan muy efectivos para proteger los edificios del agua.

El trabajo sobre el yeso forma parte de un programa de aplicación de criterios de economía circular en el sector de la construcción, y su uso logra disminuir entre un 25 y un 30% la aplicación de recursos naturales como la piedra de aljez y el agua en la fabricación de estos productos, además de minimizar la cantidad de estos residuos plásticos en incineradoras o vertederos.

Residuos plasticos 2
La adición de residuos plásticos aporta al yeso una mayor resistencia al agua, entre otras cualidades. Foto: iStock

Un yeso diferente

Los paneles y placas de yeso fabricadas muestran una mayor elasticidad y dureza superficial, además de poseer resistencias mecánicas ajustadas a la normativa, lo que permite su uso en el sector de la construcción.

Otro de los puntos del estudio ha sido verificar la viabilidad de fabricación de estos paneles y placas de yeso, tanto por parte de las empresas productoras como para aquellas dedicadas al reciclaje de cables. Sobre este aspecto, Alejandra Vidales, autora principal del trabajo e investigadora en la UPM, señala que “las empresas de reciclaje de cables generan residuo plástico de cables suficiente para abastecer a las empresas de fabricación de prefabricados de yeso, pudiéndose conseguir la minimización de este residuo al 100 %”. 

Aplicando criterios de sostenibilidad y economía circular, se puede contribuir al desarrollo sostenible desde la construcción

También ha sido importante en la investigación el comportamiento de este nuevo yeso frente a elementos externos que actúan sobre los edificios, como son el calor, el agua y el fuego.

En el caso del agua, la presencia de los residuos plásticos y una menor cantidad de poros contribuye a la impermeabilización y, por tanto, a una menor absorción de agua, conservando su aportación al confort higrotérmico.

Se mejoran las propiedades térmicas del yeso, lo que redunda en una menor demanda de energía, y frente al fuego, el yeso, incombustible, proporciona un mecanismo físico de protección.

Ensayos químicos, físicos, mecánicos, mineralógicos y de impacto ambiental, demuestran la viabilidad e idoneidad de la utilización de los residuos plásticos de cables en placas de yeso que estén más expuestas al agua, como es el caso de sótanos o plantas bajas.

Y, sobre todo, como concluye Alejandra Vidales: “Esto confirma que, aplicando criterios de sostenibilidad y economía circular, se puede contribuir al desarrollo sostenible desde la construcción”.

Fuente: SINC

Archivado en: