El Mar del Norte esconde espectaculares valles y acantilados

Como un tazón de fideos derramados por el suelo del Mar del Norte, una amplia gama de espectaculares valles acantilados serpentea y serpentea, a través de lo que una vez fue un paisaje cubierto de hielo.

Imagen de dos valles de túneles transversales descubiertos en el Mar del Norte. Foto: Live Science.
Imagen de dos valles de túneles transversales descubiertos en el Mar del Norte. Foto: Live Science.

Estos valles descubiertos en el fondo del Mar del Norte son restos de antiguos ríos que una vez drenaron el agua de las capas de hielo que se derriten.

Hoy, los científicos han logrado la visión más clara hasta ahora de estos canales. Están enterrados a cientos de pies debajo del fondo marino, y son enormes, desde aproximadamente 0.6 a 3.7 millas (1 a 6 kilómetros) de ancho.

La nueva imagen revela grandes detalles: pequeñas y delicadas crestas de sedimentos, paredes más grandes que pueden tener kilómetros de largo y cráteres, llamados agujeros de caldera, dejados por el derretimiento de trozos de hielo

La nueva imagen revela grandes detalles: pequeñas y delicadas crestas de sedimentos, paredes más grandes que pueden tener kilómetros de largo y cráteres, llamados agujeros de caldera, dejados por el derretimiento de trozos de hielo.

Los científicos no esperaban encontrar este tipo de huella del hielo,
Los científicos no esperaban encontrar este tipo de huella del hielo. Foto: Live Science.

"No esperábamos encontrar este tipo de huellas de la capa de hielo dentro de los propios canales", afirmó el autor principal del estudio, James Kirkham, geofísico marino del British Antarctic Survey y la Universidad de Cambridge. "Y eso nos dice, en realidad, que el hielo estaba interactuando con los canales mucho más de lo que se suponía".

Huellas de glaciares

Estos canales son las huellas de los glaciares dejados entre 700.000 y 100.000 años atrás, cuando la mayor parte del Mar del Norte, así como los dos tercios del norte del Reino Unido y toda Irlanda, estaban enterrados bajo enormes capas de hielo. (El hielo avanzó y se retiró siete u ocho veces dentro de este período, declaró Kirkham a Live Science).

Un mapa del Mar del Norte, que muestra la distribución de los canales enterrados.
Un mapa del Mar del Norte, que muestra la distribución de los canales enterrados. Imagen: Live Science.

Durante los períodos en que el clima se calentó y el hielo se retiró, estas capas de hielo descargaron agua a través de canales glaciares ocultos debajo del hielo

Durante los períodos en que el clima se calentó y el hielo se retiró, estas capas de hielo descargaron agua a través de canales glaciares ocultos debajo del hielo. Estos dejaron su huella en los sedimentos de abajo. Más sedimentos se fueron amontonando en la parte superior, a medida que el hielo desapareció, sepultando las huellas debajo del fondo marino.

Reflexión sísmica 3D

Para ver estas impresiones antiguas, los geofísicos utilizan una tecnología llamada reflexión sísmica 3D. En este proceso, disparan ráfagas de aire comprimido hacia el fondo marino. Las ondas sonoras resultantes viajan a través de las capas de roca y sedimentos y rebotan, donde son recogidas por un receptor a bordo. Debido a que el sonido viaja a diferentes velocidades a través de diferentes tipos de roca y sedimentos, los datos se pueden reconstruir en una imagen del subsuelo.

Ampliados, los canales son visibles con un detalle impresionante. Serpentean y serpentean como ríos (que alguna vez fueron), delimitados por acantilados de cizalladura y laderas escarpadas

Un mapa de los valles de los túneles submarinos se asemeja a garabatos o fideos derramados. Pero ampliados, los canales son visibles con un detalle impresionante. Serpentean y serpentean como ríos (que alguna vez fueron), delimitados por acantilados de cizalladura y laderas escarpadas. Algunos caen en picado a 500 kilómetros de profundidad en el sedimento y tienen docenas de kilómetros de largo.

Agua y hielo

Los accidentes geográficos dentro de los valles del túnel pintan una imagen complicada del retroceso del hielo, explicó Kirkham. A veces, hay signos de un retroceso bastante lento y constante. Por ejemplo, los eskers son crestas de sedimentos de alrededor de 5 metros de altura que pueden extenderse por muchos kilómetros. También se ven en los glaciares modernos que se están moviendo gradualmente.

Los canales parecen haber sido tallados tanto por agua como por hielo. En algunos lugares, los hay trenzados, que serpentean a través del fondo de los cañones

En otros lugares, los canales están puntuados por pequeñas y delicadas crestas que indican un flujo de hielo rápido y dinámico, indicó Kirkham. Otro signo de oleadas de hielo y agua que se mueven rápidamente son los agujeros de hervidor, que son lugares donde un gran iceberg que se ha desprendido de la capa de hielo principal y se ha trasladado a una nueva ubicación finalmente se atasca y se derrite.
Imagen de un esker.
Imagen de un esker. Imagen: Live Science.

Los canales parecen haber sido tallados tanto por agua como por hielo. En algunos lugares, los hay trenzados, que serpentean a través del fondo de los cañones, apuntó Kirkham. Estos fueron formados por el agua que fluye, que parece haber erosionado el sedimento debajo de la capa de hielo. Sin embargo, una vez que se formó ese vacío, la parte inferior del hielo se hundió en esa brecha, forjando un camino más amplio. También hay lugares donde las paredes del valle parecen haberse derrumbado, probablemente después de que el hielo que lo llenaba se derritió, lo que permitió que el sedimento se desplomara en su lugar.

Su valor real radica en que puede ayudar a predecir el futuro

Estos valles de túneles submarinos son una instantánea interesante del pasado, pero su valor real radica en que puede ayudar a predecir el futuro.

A medida que el clima se calienta, las capas de hielo están de nuevo en retirada. Si el clima se calienta lo suficiente, la Antártida Occidental algún día podría parecerse mucho al Mar del Norte hace 100.000 años, aclaró Kirkham.

La capa de hielo de Groenlandia también se está derritiendo rápidamente.
La capa de hielo de Groenlandia también se está derritiendo rápidamente. Foto: IStock.

La capa de hielo de Groenlandia también se está derritiendo rápidamente. El estudio de los restos de los canales del Mar del Norte y cómo se formaron podrían revelar más sobre la dinámica que rige la pérdida de las capas de hielo actuales. En particular, el registro geológico podría insinuar cómo factores a pequeña escala, como el agua en movimiento, afectan la cantidad de hielo que termina derritiéndose en el mar, y la rapidez con que podría conducir a mejores modelos de aumento del nivel del mar.

"En el futuro, nos gustaría explorar esa idea un poco más mediante el mapeo continuo, y también algunos modelos informáticos para averiguar cómo hemos producido estos accidentes geográficos y qué tendría que suceder en la base de una capa de hielo para generarlos", manifestó Kirkham.

Archivado en:

El Nevado Artesonraju, una de las más hermosas montañas de la Cordillera de los Andes y del mundo. Su glaciar se ha monetorizado.

Relacionado

La mitad de los glaciares de Perú desaparecerá en los próximos 20 años

Imagen de la pérdida de hielo en los glaciares del Golfo de Alaska. Foto: AEE.

Relacionado

La Agencia Espacial Europea alerta de una gran pérdida de hielo en los glaciares de Alaska y Asia

Los mejores vídeos