El cachalote se recupera en el Mediterráneo… si le dejamos

El Mediterráneo está lleno de vida, incluyendo un buen número de cachalotes que vienen a nuestro mar para alimentarse y criar, aunque su viaje no está exento de peligros y amenazas.

Planeta 2030

cachalotes web
cachalotes web

Tras recorrer 1.030 millas náuticas durante más de 10 días, en las aguas al norte de Menorca, entre el mar Balear, el Golfo de León y el mar Ligur, el velero Irifi finalizó su campaña, en el marco del proyecto "Mares Conectados" junto a WWF.

El objetivo de la campaña era mejorar la información y conocimiento sobre las poblaciones de cetáceos entre las dos mayores áreas marinas protegidas (AMP) del Mediterráneo Noroccidental: el Corredor migratorio de cetáceos y el Santuario de Pélagos.

Durante la expedición, la tripulación tuvo 32 encuentros con macrofauna, de los cuales 8 fueron con cachalotes. Se identificaron 44 ejemplares de esta especie, el mayor grupo estaba compuesto por 10 individuos. Especialmente importante fue el elevado número de crías avistadas: del total de cachalotes, 12 eran crías.

Este hallazgo ratifica lo observado durante la campaña realizada el año pasado, confirmando la importancia de esta área para la especie, que encuentra en estas aguas un hábitat idóneo para alimentarse y criar, y fortalece la necesidad urgente de adoptar medidas para conservar esta especie y regular aquellas actividades que, como el tráfico marítimo, se espera que aumenten en los próximos años en el Mediterráneo.

Cabe recordar que el cachalote está catalogado como especie en peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

"La alta presencia de grupos sociales con crías de cachalotes encontrada en el norte de Menorca, nos urge a valorar si esta situación es constante, tanto espacial como temporalmente, para emprender acciones de gestión que protejan la zona de las diferentes agresiones a las que esta especie es sensible", afirma Txema Brotons, director científico de Tursiops.

“Tenemos el reto de poner en marcha planes de gestión para las dos mayores áreas marinas protegidas para cetáceos de Europa que posee el Mediterráneo noroccidental, y medidas que disminuyan las amenazas que enfrentan", explica Óscar Esparza, coordinador de áreas marinas protegidas en WWF España.

Además de cachalotes, también se realizaron hasta 32 avistamientos de macrofauna, identificando hasta siete especies diferentes: manta raya, tortuga boba, delfín mular, delfín listado, calderón gris, rorcual común y cachalote todas ellas incluidas en catálogos y listados de especies protegidas.

Archivado en: