¿Son neutros en carbono los Juegos Olímpicos de invierno?

Los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebran en Beijing, con 3.000 atletas compitiendo en 109 pruebas, es un evento con dos primicias: la ciudad es la única que ha albergado Juegos tanto un verano como un invierno. Y, según China, serán los primeros en ser neutros en carbono.

China defiende que los Juegos Olímpicos de Invierno son neutros de carbono.
China defiende que los Juegos Olímpicos de Invierno son neutros de carbono.

La pandemia y las restricciones de la Covid-19 en China han ayudado al país en el objetivo de tener unos Juegos Olímpicos neutros en carbono, porque pocos espectadores pueden asistir, pero también ha ahorrado emisiones al modernizar los edificios de los juegos de verano de 2008, usar energía renovable y adquirir vehículos alimentados por hidrógeno, gas natural y electricidad.

"Estamos muy seguros de que seremos unos juegos verdaderamente neutros en carbono", declara Liu Xinping, quien está a cargo de la sostenibilidad del Comité Organizador de Beijing para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de 2022. También se han asegurado compensaciones mayores que la huella probable, agrega Liu.

La huella estimada de los juegos, equivalente a 1,3 millones de toneladas de dióxido de carbono, es una gota en el océano en comparación con las emisiones anuales de China de unos 11.000 millones de toneladas

El Comité Olímpico Internacional (COI) dice que China está considerando una gama mucho más amplia de emisiones. Y es que ha estado invirtiendo fuertemente en energía renovable, como parte de su objetivo general de lograr la neutralidad de carbono para 2060.

La huella estimada de los juegos, equivalente a 1,3 millones de toneladas de dióxido de carbono, es una gota en el océano en comparación con las emisiones anuales de China de alrededor de 11.000 millones de toneladas, pero el valor de su logro es "demostrar que son posibles actividades más amplias neutras en carbono", indica Michael Davidson, investigador de sistemas de energía en la Universidad de California en San Diego.

China se ha esforzado en que estos Juegos Olímpicos sean neutros en emisiones de carbono.
China se ha esforzado en que estos Juegos Olímpicos sean neutros en emisiones de carbono.

Aunque algunos investigadores elogian los esfuerzos de Beijing, otros tienen una visión más escéptica de las afirmaciones hechas por la nación anfitriona de los Juegos Olímpicos. Algunos señalan que, incluso con los esfuerzos de China para mantener bajas las emisiones, todavía necesita compensar las equivalentes a las producidas por unos 220.000 automóviles en un año.

Modernización de instalaciones deportivas

Los juegos se llevan a cabo en la capital y en las montañas de Yanqing y Zhangjiakou al noroeste. Beijing ha reducido el impacto de los juegos actuales, al reutilizar siete sedes utilizadas en el verano de 2008 y para otros eventos deportivos. Por ejemplo, el Cubo de Agua se ha convertido en una pista de curling llamada Cubo de Hielo.

Estos Juegos Olímpicos son también los primeros en utilizar CO natural como refrigerante para enfriar las pistas de patinaje

El comité organizador también asegura que los 13 edificios de nueva construcción han recibido la calificación más alta bajo un sistema chino de certificación de edificios ecológicos; otras cinco son estructuras temporales, que tendrán una huella de carbono limitada.

Una ganancia inesperada vino de la pandemia. El enfoque de tolerancia cero de China a la Covid-19 significa que no está permitiendo espectadores internacionales; también ha cancelado la venta de entradas locales. Como resultado, más de 500.000 toneladas de CO2 se han dejado de emitir, que de otro modo habrían sido generadas por los sectores de viajes y alojamiento.

El hockey sobre hielo es uno de los deportes que se benefician de los refrigerantes de dióxido de carbono relativamente respetuosos con el medio ambiente.
El hockey sobre hielo es uno de los deportes que se benefician de los refrigerantes de dióxido de carbono relativamente respetuosos con el medio ambiente.

Estos Juegos Olímpicos son también los primeros en utilizar carbono natural como refrigerante para enfriar las pistas de patinaje, en lugar de refrigerantes sintéticos de hidrofluorocarbono, ahorrando hasta 26.000 toneladas de carbono. Claudio Zilio, que estudia refrigerantes en la Universidad de Padua, Italia, afirma que es una opción respetuosa con el medio ambiente para el propósito, pero que el ahorro prometido "parece muy alto".

La organización de los juegos consumirá 2,8 millones de metros cúbicos de agua, suficiente para llenar 1.000 piscinas olímpicas

Yanqing y Zhangjiakou, donde se practican deportes de nieve como el esquí y el snowboard, son fríos en invierno, pero tienen muy pocas precipitaciones, por lo que China ha tenido que bombear agua de otras regiones para fabricar nieve.

La organización de los juegos consumirá 2,8 millones de metros cúbicos de agua, suficiente para llenar 1.000 piscinas olímpicas. Pero el comité organizador apunta que los juegos utilizarán mucho menos del 10% de los recursos hídricos de las regiones de Yanqing y Zhangjiakou, y que el impacto de bombear agua para crear nieve no producirá más de 3.000 toneladas de CO2.

Energías renovables y compensaciones

Otra primicia para unos Juegos Olímpicos es el compromiso de Beijing de obtener electricidad totalmente renovable para las 25 sedes. Ha redirigido la energía eólica y solar a través de una red recién construida y dice haber comprado energía verde adicional.

Los portadores de la antorcha pasan la Llama Olímpica en la Gran Muralla China.
Los portadores de la antorcha pasan la Llama Olímpica en la Gran Muralla China.

Sin embargo, Jules Boykoff, politólogo de la Universidad del Pacífico en Oregón, y autor de libros sobre los Juegos Olímpicos, señala que la electricidad de Beijing proviene en gran medida del carbón. Es la energía del carbón la que ha apoyado la construcción de algunas de las sedes olímpicas, indica, y es probable que apoye los juegos en sí.

China ha plantado unos 60 millones de árboles, incluidos abedules blancos, robles y gingko, lo que mitigará alrededor de 1,1 millones de toneladas de CO2

Davidson agrega que redirigir la energía renovable a los juegos podría ser "en gran medida un ejercicio de contabilidad", porque estos recursos renovables podrían haberse desarrollado incluso si los juegos no hubieran estado sucediendo en China. Pero Liu declara que la infraestructura eólica y solar, y la red en Zhangbei, al noroeste de Beijing, se construyeron específicamente para los Juegos Olímpicos.

Incluso si muchos aspectos de los juegos han sido diseñados para producir impactos ambientales mínimos, algunas emisiones, como las de la construcción y los viajes aéreos, son inevitables. Para compensar esto, China ha plantado unos 60 millones de árboles, incluidos abedules blancos, robles y gingko, lo que mitigará alrededor de 1,1 millones de toneladas de CO2. Los patrocinadores de los juegos han contribuido con compensaciones de carbono por valor de otras 600.000 toneladas.

Daniel Scott, geógrafo de la Universidad de Waterloo, en Canadá, advierte, sin embargo, que la reforestación puede ser una compensación poco confiable, porque los bosques pueden quemarse o talarse.

Futuros Juegos Olímpicos

Sin embargo, los juegos de invierno de Beijing son los primeros en haber considerado una amplia gama de emisiones desde las primeras etapas de preparación, asegura Marie Sallois, directora de desarrollo sostenible del Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana, Suiza, que actualmente se encuentra en Beijing. También son los primeros en tener en cuenta las fuentes indirectas de emisiones, como los viajes aéreos, añade.

Estos juegos de invierno son los primeros en considerar una amplia gama de emisiones.
Estos juegos de invierno son los primeros en considerar una amplia gama de emisiones.

El enfoque de Beijing de integrar la sostenibilidad en todas las etapas del proceso es "algo que alentaremos para futuros juegos", manifiesta Sallois.

Martin Müller, geógrafo humano de la Universidad de Lausana, dice que confiar demasiado en la compensación fomenta una "filosofía de quemar ahora, pagar después".

Los Juegos Olímpicos se han vuelto menos sostenibles con el tiempo, particularmente dado que han aumentado de tamaño, lo que resulta en una mayor huella relacionada con los espectadores

En un análisis de 2021, él y sus colegas encontraron que los Juegos Olímpicos en realidad se han vuelto menos sostenibles con el tiempo, particularmente dado que han aumentado de tamaño, lo que resulta en una mayor huella relacionada con los espectadores. Recomienda reducir los eventos y organizarlos en el mismo lugar varias veces.

Sallois expone que "todo está abierto" a la discusión y que el COI está dispuesto a participar en tales conversaciones con los futuros anfitriones.

Scott señala que hacer que los juegos de invierno sean aún más verdes es especialmente crucial, dada la amenaza existencial que representa un mundo en calentamiento. Su investigación ha demostrado que, para finales de siglo, los cambios en las condiciones de temperatura y nieve significarán que la mayoría de las ciudades que han sido sede de cualquiera de los últimos Juegos Olímpicos de Invierno tendrán dificultades para albergar otra.

Esto significa que el COI tendrá que ser "aún más creativo y flexible en la forma en que organizan" los juegos futuros, concreta.

Fuente: Nature.

Foto: SailingShots by María Muiña/RFEV

Relacionado

Los Juegos Olímpicos y su “envoltorio verde”

Un momento de la presentación de los podios reciclados de los Juegos Olímpicos.

Relacionado

Podios reciclados para los Juegos Olímpicos más sostenibles de la historia

Nuestros destacados