Toyota e-Pallete, la movilidad sostenible del futuro se pone en marcha

Toyota e-Pallete arrancará en Woven City, la ciudad del futuro de Toyota, llegando a varias regiones del mundo en los próximos años, diseñando servicios de movilidad just-in-time que vayan donde sea necesario, cuando se necesiten y en el momento adecuado.

Toyota Motor Corporation (TMC) ha presentado un sistema de gestión operativa que servirá de base para la prestación de diferentes servicios a través de su vehículo autónomo eléctrico de batería e- Palette, con aplicaciones Autono-MaaS.

Esta nueva aplicación de e-Palette hará posible los servicios de movilidad del futuro y, gracias a la colaboración con varios socios, permitirá desplegar diferentes unidades del e-Palette en Woven City, el prototipo de ciudad del futuro de Toyota, plenamente conectada y sostenible, con vistas a su uso comercial en múltiples zonas y regiones en los próximos años.

El e-Palette fue anunciado como un símbolo de movilidad para ofrecer a los clientes servicios y un valor añadido

Al proclamar su propósito de transformar Toyota en una compañía de movilidad, en el CES de Las Vegas celebrado en enero de 2018, el Presidente y CEO de TMC, Akio Toyoda, anunció el e-Palette como un símbolo de movilidad que va más allá de los vehículos convencionales, para ofrecer a los clientes servicios y un valor añadido.

El e-Palette, con funciones de conducción automatizada, se presentó el año pasado en el Salón del Automóvil de Tokio. Ofrecerá un servicio de autobús de línea para los atletas y trabajadores de las Villas Olímpica y Paralímpica de los Juego Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, aplazados hasta el verano de 2021.

La propagación de la COVID-19 durante el último año ha cambiado la forma en que el ser humano hace su vida, dando lugar a necesidades de movilidad más diversas, incluidas formas de transporte que permitan la distancia oportuna entre pasajeros, y un futuro en el que sean los bienes y servicios los que se transporten, y no tanto las personas. El envejecimiento de la sociedad también tendrá como consecuencia una serie de problemas de movilidad, de manera que los nuevos servicios de movilidad serán cada vez más necesarios, como el e-Palette y otras opciones de Autono-MaaS, para hacer frente a esos problemas.

El e-Palette, con funciones de conducción automatizada, ofrecerá un servicio de autobús de línea para los atletas y trabajadores de las Villas Olímpica y Paralímpica de Tokio 2020

Para estar a la altura de esa clase de expectativas, Toyota se propone diseñar servicios de movilidad just-in-time que vayan donde sea necesario, cuando se necesiten y en el momento adecuado, y que proporcionen los servicios y productos que se requieran, cuando sean precisos y en el momento justo. Para ello, ha desarrollado un sistema de gestión operativa para los vehículos e-Palette basado en la filosofía del Sistema de Producción de Toyota –Toyota Production System (TPS)–.

Este sistema de gestión operativa se ofrecerá en forma de nuevas funciones en la Plataforma de Servicios de Movilidad –Mobility Services Platform (MSPF)– de Toyota, y comprenderá el Sistema Autónomo de Gestión de Movilidad –Autonomous Mobility Management System (AMMS)–, para conectar con los vehículos, y la Plataforma de Asignación de Tareas e-Palette –e-Palette Task Assignment Platform (e-TAP)–, para conectar con las personas. El sistema reducirá los tiempos de espera de los clientes y aliviará las congestiones para ofrecer seguridad, tranquilidad y confort.

Con el objetivo de hacer realidad el servicio definitivo de movilidad just-in-time basado en el TPS, el AMMS permite enviar vehículos e- Palette allá donde sea necesario, cuando sea preciso y en la cantidad requerida. Los horarios de funcionamiento se pueden modificar con gran flexibilidad, y los vehículos pueden salir y regresar automáticamente, en función de las necesidades en tiempo real.

Cuando se introducen más vehículos en un servicio, los intervalos entre vehículos se ajustan de forma que los servicios tengan una separación uniforme. Asimismo, se detectan las posibles anomalías en los vehículos y, de haberlas, éstos se devuelven automáticamente al depósito y se envían de inmediato unidades de repuesto a la misma ruta para garantizar la estabilidad de la operación. En caso de emergencia, los vehículos se pueden detener y devolver al taller de forma remota, con un nivel adicional de gestión de la seguridad, para ofrecer a los pasajeros la máxima seguridad posible.

En línea con la filosofía Jidoka –automatización con un toque humano– del TPS, se introdujo e-TAP como función de gestión visual. Gracias a la visualización de anomalías en los vehículos y trabajadores, una única persona puede gestionar varios vehículos, en lugar de que una persona tenga que supervisar continuamente un solo vehículo, de manera que se puede funcionar con menos trabajadores. Los trabajadores, tanto los operadores a bordo como el personal de mantenimiento, reciben automáticamente las instrucciones para llevar a cabo su trabajo. La gestión de tareas, que incluye el retraso y la carga frontal, permite reducir los tiempos de mantenimiento y prestar servicios de alta calidad incluso con un personal limitado.

Keiji Yamamoto, Presidente de Toyota Connected Company, comentó: “Según la filosofía de Toyota presentada por el presidente Akio Toyoda durante el reciente anuncio de nuestros resultados financieros, vemos nuestra visión como ‘Crear movilidad para todos’, y creemos que todas las personas que trabajan para Toyota deberían hacer lo posible por llevar la felicidad a la humanidad, en línea con nuestra misión de transmitir felicidad a todo el mundo. Una de las plataformas para llevar a cabo ese propósito es el e-Palette. Con la incorporación de un sistema de gestión operativa, el avanzado e-Palette hará gala de un gran refinamiento e irá creciendo con el siempre inacabado urbanismo entrelazado de Woven City”.

Woven City es un prototipo de ciudad centrada en las personas pensada para poner a prueba y desarrollar tecnologías como la conducción automatizada, Autono-MaaS, movilidad personal, robótica, hogares inteligentes e inteligencia artificial, con la ayuda de vehículos e-Palette cuya utilización está prevista allí. La operación en un entorno real donde vivan personas ofrecerá una serie de lecciones gracias a las que la plataforma podrá seguir evolucionando, para prestar servicios que ofrezcan a los clientes seguridad, tranquilidad y confort. De cara al futuro, Toyota espera colaborar con diversos socios para comercializar los vehículos e-Palette en múltiples zonas y regiones en los próximos años.