10 destinos imprescindibles en Tailandia

Con enormes islas de piedra caliza, bahías de arena blanca y chozas coloridas, Tailandia es uno de los destinos paradisíacos por excelencia del mundo. Es la materia de la fantasía de las vacaciones.

Juan Domínguez

Hermosa puesta de sol en el mar tropical en el sur de Tailandia.
Hermosa puesta de sol en el mar tropical en el sur de Tailandia.

Tailandia es un país de contrastes. Si bien la mayoría de las personas imaginan playas de arena blanca y días de sol cuando piensan en Tailandia, este paraíso tropical también alberga ciudades cosmopolitas, grandes palacios y templos antiguos, rutas de senderismo que desaparecen en montañas brumosas y algunas de las mejores tiendas del sureste de Asia.

Si la primera parada es Bangkok, vale la pena visitar otras ciudades utilizando ésta como la base de operaciones para explorar el país

Incluso si la primera parada es Bangkok, vale la pena visitar otras ciudades utilizando ésta como la base de operaciones para explorar el país. Desde la costa de Hua Hin hasta Chiang Mai y escapadas a la playa, como Krabi y Phuket, hay muchos destinos esperando a ser descubiertos.

1. Bangkok

Hay muchas cosas que hacer en Bangkok, una metrópolis bulliciosa donde rascacielos de metal y vidrio se encuentran junto a templos centenarios. Wat Phra Kaew, más conocido como el Templo del Buda de Esmeralda, es considerado el templo más sagrado del país y una visita obligada para los visitantes de la capital tailandesa. Se encuentra dentro de los terrenos del Gran Palacio, la residencia oficial de los reyes de Siam hasta 1925.

Templo de Wat Arun al anochecer en Bangkok
Templo de Wat Arun al anochecer en Bangkok. Foto: IStock.

Hoy en día, el complejo del templo y el palacio es una especie de museo viviente, donde aún se llevan a cabo ceremonias reales, y los visitantes pueden caminar por los pasillos, pabellones y patios de la realeza más rica del mundo.

Bangkok alberga varios centros comerciales masivos, así como el mercado de fin de semana al aire libre más grande del mundo

Wat Pho, hogar de un Buda reclinado de 46 metros de largo cubierto con pan de oro, se encuentra a 10 minutos a pie del Gran Palacio y es otra visita obligada.

Para aquellos con ganas de ir de compras, Bangkok alberga varios centros comerciales masivos, así como el mercado de fin de semana al aire libre más grande del mundo. Con más de 8.000 puestos de mercado que venden de todo, desde artesanías y antigüedades hasta accesorios y muebles para mascotas, el mercado de fin de semana de Chatuchak es el mejor lugar para negociar los mejores precios de souvenirs de la ciudad.

Khao San Road, en el corazón de Bangkok, es otro gran lugar para ir de compras y encontrar comida callejera popular entre mochileros y turistas; también es una zona muy animada por la noche, con música en vivo, artistas callejeros y muchos restaurantes al aire libre.

2. Ayutthaya

Una de las excursiones de un día más populares desde Bangkok, es la antigua ciudad de Ayutthaya. El enorme complejo de ruinas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que se extiende sobre 289 hectáreas, se encuentra en una isla rodeada por tres ríos.

Templo Wat Mahathat en el recinto del Parque Histórico de Sukhothai, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO
Templo Wat Mahathat en el recinto del Parque Histórico de Sukhothai, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Foto: IStock.

Ayutthaya fue la capital de Tailandia desde el momento en que se fundó en 1351 hasta que fue arrasada y quemada por el ejército birmano en 1767. Aunque muchos de los edificios fueron destruidos y muchos objetos robados a lo largo de los años, los enormes templos y torres de estuco que quedan siguen siendo impresionantes.

Wat Mahathat, un templo más pequeño, es famoso por la cabeza de una estatua de Buda atrapada en las raíces de un árbol

Uno de los templos más conocidos de Ayutthaya es Wat Chaiwatthanaram, con un prang (aguja en forma de torre) de 35 metros de altura y ocho capillas tipo chedi en el corazón de la estructura. Wat Mahathat, un templo más pequeño, es famoso por la cabeza de una estatua de Buda atrapada en las raíces de un árbol.

3. Parque Nacional Doi Inthanon

La tranquila ciudad de Chiang Mai es fácil de recorrer y se considera la base ideal para los amantes del aire libre: está rodeada de parques nacionales, cascadas y montañas salpicadas de templos históricos, incluido Doi Inthanon, la montaña más alta de Tailandia.

Pagoda emblemática en el parque nacional doi Inthanon en Chiang mai.
Pagoda emblemática en el parque nacional doi Inthanon en Chiang mai. Foto: IStock.

El trekking a las tribus de las colinas también es una actividad popular aquí, donde los visitantes tienen la oportunidad de caminar por las colinas y montañas locales para llegar a las aldeas de las tribus.

Chiang Mai alberga una serie de santuarios de elefantes ubicados en lo profundo de la ladera de la montaña

Si bien muchas ciudades de Tailandia ofrecen paseos en elefante éticamente cuestionables, Chiang Mai alberga una serie de santuarios de elefantes ubicados en lo profundo de la ladera de la montaña, donde los visitantes pueden interactuar con animales rescatados en sus hábitats naturales.

Famosa por sus numerosas escuelas de cocina tailandesa, Chiang Mai también es un gran destino para ver templos, incluidos los dorados Wat Phra Singh y Wat Phra That Doi Suthep del siglo XIV en la cima de una montaña.

4. Hua Hin

Ubicado a 200 kilómetros al sur de Bangkok, Hua Hin fue una vez solo un pequeño y tranquilo pueblo de pescadores hasta que el rey Rama VII lo adoptó como su destino de escapada de verano.

Playa de Hua Hin con estatua de Buda en el fondo.
Playa de Hua Hin con estatua de Buda en el fondo. Foto: IStock.

En las últimas décadas, Hua Hin se ha convertido en un destino turístico de playa popular, favorecido por familias, parejas y aquellos que desean acceder al mar sin el caos de la vida nocturna y las arenas muy concurridas, que a menudo se encuentran en las islas.

Debido a su proximidad a la capital, los residentes de Bangkok suelen llegar aquí los fines de semana, por lo que la ciudad suele estar ocupada durante todo el año. Durante la estación seca (de diciembre a mediados de marzo), Hua Hin es un destino de golf popular.

La principal atracción aquí es la playa de arena suave de 20 kilómetros, que se extiende hasta la montaña Khao Takiap

La ciudad también ofrece un importante parque acuático, dos centros comerciales temáticos (incluido Plearn Wan, un centro comercial retro al aire libre que imita las tiendas de los años 20 de los inmigrantes tailandés-chinos en Bangkok); un animado mercado nocturno; y el Palacio de Verano de teca real Klai Kangwon, construido frente al océano.

La principal atracción aquí, sin embargo, es la playa de arena suave de 20 kilómetros, que se extiende hasta la montaña Khao Takiap. Al otro lado de la bahía rocosa, que cuenta con un Buda gigante, un templo y muchos monos que gobiernan el espacio, está la playa de Suan Son, que técnicamente es propiedad del ejército tailandés, pero permanece abierta al público. Este es un gran destino para aquellos que buscan tranquilidad y soledad bajo el sol.

5. Phuket

La mayoría de las personas que vienen a la ciudad de Phuket están de camino a las numerosas playas de arena blanca de los alrededores, pero la ciudad en sí merece una visita por su hermoso patrimonio, obvio para cualquiera que dé un paseo por el centro de la ciudad vieja.

Phuket Gente. El templo es el más famoso de la isla.
Phuket Gente. El templo es el más famoso de la isla.

Una mezcla de arquitectura chino-portuguesa y casas comerciales del siglo XIX, la ciudad de Phuket siempre está llena de emoción, sin perder su encanto histórico.

La influencia chino cantonesa en el área significa una variedad increíblemente grande de opciones, desde dim sum, pasteles coloridos y roti, hasta una refrescante ensalada de papaya

El mercado nocturno de la ciudad de Phuket solo funciona los fines de semana, pero sigue siendo el mejor destino de compras de la zona. Aquí se encontrará de todo, desde souvenirs hasta ropa y productos electrónicos, además de la mejor comida callejera de Phuket. La influencia chino cantonesa en el área significa una variedad increíblemente grande de opciones, desde dim sum, pasteles coloridos y roti, hasta una refrescante ensalada de papaya.

6. Pattaya

Pattaya podría ser más conocida por su estridente vida nocturna, pero la ciudad también tiene mucho más que ofrecer en forma de actividades acuáticas, una costa de arena de cuatro kilómetros de largo y muchas oportunidades para hacer caminatas, incluida la oportunidad de caminar por un enorme río dorado, hasta llegar al Buda dorado de 18 metros de altura en el templo Wat Phra Yai .

El gran Buda en Wat Phra Yai en la colina de Buda en la ciudad de Pattaya.
El gran Buda en Wat Phra Yai en la colina de Buda en la ciudad de Pattaya.

Los visitantes también pueden caminar por la colina Pratumnak para disfrutar de una vista panorámica de la bahía y el mar.

La playa central de Pattaya se vuelve ruidosa y llena de gente, pero las playas de Jomtien y Naklua ofrecen la oportunidad de ver la puesta de sol casi en soledad

A solo dos horas de Bangkok, Pattaya es un destino popular de fin de semana. La playa central de Pattaya se vuelve ruidosa y llena de gente, pero las playas de Jomtien y Naklua ofrecen la oportunidad de ver la puesta de sol casi en soledad.

Para aquellos que quieran ver algo diferente, el Santuario de la Verdad es un salón de teca diseñado como un centro de arte y fe y una vista impresionante al norte de la playa de Wongamat.

Pattaya también ofrece algunas vistas inesperadas en forma de los jardines tropicales de Nong Nooch, de estilo francés del siglo XVII; un mercado flotante; el parque acuático más grande de Tailandia, con 50 toboganes; y su propia pequeña isla, Koh Larn.

7. Kanchanaburi

La ciudad de Kanchanaburi es más conocida por ser el hogar del "puente sobre el río Kwai". Construido por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, utilizando mano de obra de prisioneros de guerra, el puente estaba destinado a ser una parte importante del infame ferrocarril de Birmania, que conectaría Tailandia con Birmania. Más de 12.000 prisioneros aliados murieron durante la construcción y reconstrucción del puente, que fue bombardeado varias veces.

Paisaje del río Kwai en Kanchanaburi.
Paisaje del río Kwai en Kanchanaburi. Foto: IStock.

Si bien el ferrocarril de Birmania nunca se terminó, los visitantes de hoy pueden subirse a un tren local regular que cruza el puente. Es un viaje pintoresco, aunque sombrío, que solo tomará unos minutos.

El templo Wat Tham Phu Wa, ubicado dentro de una cueva cercana, atrae a muchos visitantes, al igual que el Parque Nacional Erawan

Cerca de allí, el cementerio de guerra de Kanchanaburi y el centro ferroviario Tailandia-Birmania ofrecen información detallada sobre la historia del ferrocarril y los prisioneros que vivieron y murieron aquí.

El templo Wat Tham Phu Wa, ubicado dentro de una cueva cercana, atrae a muchos visitantes, al igual que el Parque Nacional Erawan, hogar de la impresionante caída de siete niveles del mismo nombre.

8. Ciudad de Krabi

Krabi, una auténtica ciudad con mercado tailandés a pocos minutos de la famosa playa de arenas blancas Railay, es mucho más que un simple punto de tránsito. Esta ciudad merece una visita para tener la oportunidad de descubrir la verdadera cultura tailandesa.

Vista aérea de la isla de Lao Lading en Krabi, Tailandia
Vista aérea de la isla de Lao Lading en Krabi. Foto: IStock.

La caminata por la ribera de Krabi, donde se lleva a cabo el mercado nocturno todos los días, es un buen lugar para familiarizarse con la ciudad: botes, residentes mayores que practican Tai Chi y pequeños puestos de comida se mezclan en perfecta armonía aquí.

Wat Tham Sua (Templo de la Cueva del Tigre) se encuentra en la cima de una colina a solo tres kilómetros del centro de la ciudad

Wat Tham Sua (Templo de la Cueva del Tigre) se encuentra en la cima de una colina a solo tres kilómetros del centro de la ciudad. Se aconseja tomar tuk tuk para vivir una auténtica experiencia tailandesa y luego subir los 1.237 escalones hasta el gran Buda dorado.

Justo en las afueras de la ciudad, y a las que se llega en un viaje de 15 minutos en un bote de cola larga, se encuentran las montañas Khao Khanab Nam, que en realidad son colinas de piedra caliza de 100 metros de altura con un secreto: varias cuevas se han convertido en templos.

9. Sukhothai

Una vez fue la capital de la antigua Siam, la histórica ciudad de Sukhothai es tan magnífica como lo era hace 700 años. Si bien la ciudad moderna de Sukhothai Thani no tiene mucho que ofrecer, el Parque Histórico adjunto atrae a miles de visitantes cada mes.

Parque histórico Sukothai
El Parque histórico Sukothai atrae miles de visitantes todos los años. Foto: IStock.

El antiguo reino de Sukhothai cubre un área de 7,000 hectáreas, aunque la mayoría de las ruinas, incluidos 193 templos y estructuras, se encuentran dentro de un área de 70 metros cuadrados.

El templo más antiguo del parque, Wat Si Sawai, fue fundado a finales del siglo XII y es famoso por sus tres prangs ricamente tallados

Wat Mahathat (que se traduce como "templo de la gran reliquia") es el templo más grande aquí, diseñado en base a un mandala para contener reliquias de Buda. El templo contiene 168 estatuas de estuco y una impresionante sala con pilares que sirve como corredor. El templo más antiguo del parque, Wat Si Sawai, fue fundado a finales del siglo XII y es famoso por sus tres prangs ricamente tallados (agujas en forma de torre) que representan la trinidad hindú.

Los lagos de loto, las terrazas y los trabajos de estuco abundan aquí y lo convierten en un día perfecto para explorar. Muchas de las grandes estatuas de bronce y piedra de los templos se han trasladado al Museo Nacional de Bangkok, pero otras se exhiben en el Museo Nacional Ramkhamhaeng, ubicado dentro del propio parque.

10. Pai

Ubicada a orillas del pintoresco río Pai, la pequeña y desconocida por muchos ciudad de Pai se ha convertido en el lugar favorito de los mochileros y exploradores que quieren ver un lado diferente de Tailandia.

Impresionantes colinas perfectas para practicar senderismo, aguas termales y muchas tribus de las montañas

Aquí no se encuentra hoteles de lujo con piscinas, pero Pai lo compensa con impresionantes colinas perfectas para practicar senderismo; aguas termales; y muchas tribus de las montañas, incluidas las aldeas Karen y Hmong, que se pueden visitar.

Santichon village, un pequeño pueblo de Yunnan China
Santichon village, un pequeño pueblo de Yunnan China

Santichon Village es una de las atracciones más populares de la ciudad. Consiste en un complejo de casas de arcilla y tiendas que muestran la forma de vida del pueblo de Yunan, un grupo étnico del sur de China con importantes vínculos con el área de Pai.

Más de 2.000 personas viven en el pueblo de forma permanente, donde cultivan té, ofrecen paseos en burro a los visitantes y alimentan manualmente una noria de madera para aquellos que sean lo suficientemente valientes como para subirse.

 

Archivado en:

Nuestros destacados