1000 ideas para recorrer Europa

La nueva guía de Lonely Planet y Geoplaneta recopila experiencias para sorprenderse, reflexionar y vivir una Europa verdaderamente única.

Mundo Geo

La nueva guía de Lonely Planet y GeoPlaneta: 1000 experiencias únicas en Europa
La nueva guía de Lonely Planet y GeoPlaneta: 1000 experiencias únicas en Europa

¿Dónde viven los animales salvajes de Europa? ¿Dónde está el mejor arte urbano y cuáles barrios tienen, con razón, tanta fama? ¿Dónde tener vivencias místicas? ¿Y subterráneas? ¿Dónde estar lejos de todo y dónde en el epicentro? De Groenlandia a Gibraltar, de Portugal al Cáucaso, el nuevo libro de la colección Viaje y aventura de Lonely Planet-Geoplaneta recoge mil experiencias totalmente especiales para todos los gustos, presupuestos y circunstancias de viaje.

Portada de la guía de Geoplaneta
Portada de la guía de Geoplaneta y Lonely Planet.

Los viajeros de Lonely Planet han convertido en planes reales su experiencia y las ganas de volver a recorrer mundo. De su mano podrás para organizar mil escapadas que te permitirán conocer lo mejor de cada rincón de Europa, a la espera solo de poder hacer, por fin, las maletas. 

Y si no sabes por dónde empezar, echa un ojo a estas sugerencias:

Barrios de moda

Grünerlokka, Oslo (Noruega).  El barrio central de la orilla este del Akerselva era antes una zona industrial por la que no pasaban creativos publicitarios haciendo jogging, sino obreros camino de las fábricas. Hoyxlos tiempos han cambiado y las factorías han sido sustituidas por galerías de arte, tiendas retro y vintage, acogedores cafés y bares de moda. Para conocer el ambiente, lo mejor es pasarse por la Galleri Markveien o por la Galleri 69, que exponen sobre todo trabajos de artistas locales. En Birkelunden Marktplatz siempre hay música en vivo y los domingos, un mercado callejero.

En el barrio de Belleville hay una gran mezcla religiosa y social: judíos, musulmanes y cristianos; estudiantes, artistas y progres. iStock
En el barrio de Belleville hay una gran mezcla religiosa y social: judíos, musulmanes y cristianos; estudiantes, artistas y progres. iStock

Belleville, París (Francia). Desde aquí, en días brumosos la torre Eiffel no es más que una vaga silueta sobre el horizonte urbano. Especialmente hermosa se la ve desde el parque de Belleville: París queda cerca y, sin embargo, tan lejos… Pues aquí, en el noreste de la ciudad, la atmósfera es realmente cosmopolita. Los vecinos proceden de más de 80 países, las casas dan a callejones y a íntimos patios interiores, y hay una gran mezcla religiosa y social: judíos, musulmanes y cristianos; estudiantes, artistas y progres. Todos coinciden en las carnicerías halal, en los restaurantes kósher, en las boulangeries tradicionales y en los modernos cafés y bares. El ambiente que se respira en Belleville, con su vida nocturna alternativa y su arte urbano en sus muros, hace tiempo que es blanco de los deseos de muchos parisinos. Tal vez sea una cuestión de tiempo que el barrio en que nació la cantante Edith Piaf termine aburguesándose.

Praga y Powisle, Varsovia (Polonia). ¿Mala fama? La tuvo. Hoy Praga se cuenta, junto con Powiśle, su distrito aledaño, entre los barrios más en boga de la capital polaca. Como la zona no fue apenas destruida durante la II Guerra Mundial, aquí se mezclan lo nuevo y lo viejo: decrépitas fachadas a un lado de la calle y edificios recién restaurados al otro. La atmósfera decadente se entrecruza con el mundo del arte y de la moda. En los patios traseros y en los vistosos edificios decimonónicos, hay cafés acogedores y locales modernos por descubrir, así como tiendas de segunda mano por explorar, por no hablar de las noches en los locales más cool del país: la fábrica de vodka Koneser se ha metamorfoseado en centro cultural, mientras que la Fabryka Trzciny es una espléndida sala de conciertos.

Un continente de arte

"Los girasoles", Ámsterdam (Países Bajos). Si alguien le hubiera profetizado al pintor Vincent van Gogh, siempre en una precaria situación económica, que uno de sus cuadros iba a costar un día más de 82 millones de dólares, él lo habría tomado por loco. Sus dos cuadros llamados Los girasoles, uno de los cuales cuelga en el Museo Van Gogh de Ámsterdam, los pintó con la ilusión de la inminente visita de su colega de oficio Paul Gauguin. Para el artista neerlandés, que se cuenta entre los fundadores de la pintura moderna, los girasoles representaban la alegría. Desgraciadamente, el sueño de trabajar con Gauguin se frustró: Van Gogh primero perdió la oreja y, luego, a su amigo.

"El beso", Viena (Austria). Un hombre y una mujer íntimamente abrazados en una pradera florida: un motivo típico. Si añadimos, sin embargo, un fondo de reluciente pan de oro y el estampado floral del vestido de la mujer, de repente nos viene a la cabeza un cuadro específico. El beso, una de las obras más conocidas del Jugendstil y quizá la pintura más famosa de Austria, se considera, en efecto, el punto álgido de la época dorada de Gustav Klimt (1862- 1918). Desde 1908, el cuadro puede verse en el palacio de Belvedere. Este esplendoroso complejo barroco es, de hecho, una de las mayores atracciones de Viena.

En Figueres viajarás al espíritu del genio de inconfundible de Salvador Dalí. iStock
En Figueres viajarás al espíritu del genio de inconfundible de Salvador Dalí. iStock

Teatro-Museo Dalí, Figueres (España). Un taxi lleno de maniquís en el cual llueve, una torre ornada con gigantescos huevos, un museo en cuyo sótano el fundador reposa bajo una discreta losa sepulcral… Dicho fundador se llamaba Salvador Dalí, y una visita a este antiguo teatro es como un viaje al espíritu de este genio de inconfundible caligrafía artística. El complemento perfecto para unas vacaciones de playa en la cercana Costa Brava.

Experiencias dignas de vivirse

Noche de Guy Fawkes, Inglaterra (Reino Unido).  El 5 de noviembre de 1605, Guy Fawkes quiso hacer saltar por los aires al rey de Inglaterra junto con el Parlamento. No lo consiguió. Desde entonces, cada 5 de noviembre, el país celebra su fracaso con fuegos artificiales, desfiles y quemas de muñecos de Guy Fawkes. En Wells, Glastonbury o Bridgewater, los desfiles recorren las calles en noviembre.

Día de San Patricio, Irlanda. El Paddy’s Day, el 17 de marzo, día en que murió el obispo Patricio, es una curiosa mezcla de festividad religiosa y truco publicitario de las grandes cerveceras. Hoy se hace difícil creer que, hasta la década de 1980, las familias irlandesas pasaran en la iglesia este día. Pero a san Patricio se le atribuye haber llevado el cristianismo a Irlanda. ¿Y qué mejor que celebrarlo con un vaso de Guinness o, de hecho, bastantes más? Eso hacen los irlandeses de tan contagiosa manera que hoy, en el día de san Patricio, se brinda con cerveza prácticamente en todo el mundo.

Los primeros castells se hicieron en la ciudad de Valls en 1801. Estas construcciones pueden llegar a alcanzar los diez metros de altura. iStock
Los primeros castells se hicieron en la ciudad de Valls en 1801. Estas construcciones pueden llegar a alcanzar los diez metros de altura. iStock

Castells, España. Solo verlo ya resulta impresionante. Castells, castillos, se llaman las torres humanas que se erigen en muchas ciudades de Cataluña con motivo de las fiestas populares. Estas construcciones, que probablemente tengan su origen en bailes de los siglos XVII y XVIII, llegan a alcanzar los diez pisos. Los primeros castells se hicieron en la ciudad de Valls en 1801. En Tarragona compiten cada año más de 40 peñas, que reciben el nombre de colles castelleres.

Playas de ensueño

Playa de Lakolk, Romo (Dinamarca). Con su ligerísima pendiente, la playa de Lakolk, en la isla danesa de Rømø, es el destino perfecto para una excursión en familia. Y como además es tan impresionantemente amplia, ni siquiera en temporada alta plantea problemas de espacio. Para que no se crucen, sin embargo, los que quieren construir tranquilamente castillos de arena o jugar con sus cometas y los que tienen ganas de entregarse a actividades más movidas, hay zonas especialmente indicadas para que jinetes, aficionados a deportes de vela o al kite buggy y windsurfistas puedan corretear ordenadamente. Por lo demás, en septiembre acoge uno de los mayores festivales de cometas de Europa.

playas sotavento fuerteventura
Las playas de Sotavento,en Fuerteventura, son un paraíso para familias y windsurfistas. iStock

Playas de Sotavento, Fuerteventura (España). Las playas arenosas del sureste de Fuerteventura son un paraíso para familias y windsurfistas. Y no solo porque la playa del Risco del Paso, o la de la Barca, se extienden lisas hasta casi el infinito. A los windsurfistas y kitesurfistas les encanta, en efecto, sobre todo el viento constante. De ahí que acudan también para la copa mundial de estos deportes, que se celebra aquí. 

Playa de Dona Ana, Algarve (Portugal). Se considera una de las más bonitas del sur de Portugal: la arena fina, el agua clara y unas espectaculares formaciones rocosas hacen de esta playa, con su pequeña bahía, motivo de tantísimas postales. Los acantilados que la rodean no solo mantienen a raya al viento, sino que además dan sombra por la tarde. Sobre este paraíso, cerca de la ciudad de Lagos, hay cafés y restaurantes con soberbias vistas. Razón de más para acercarse.

1000 EXPERIENCIAS ÚNICAS EN EUROPA AA.VV.

Geoplaneta, 2020 18.5 x 24 cm.

352 páginas Rústica sin solapas

PVP c/IVA: 25,00 €

A la venta desde el 16 de junio de 2020

 

Fuente: GeoPlaneta

Los mejores vídeos