15 castillos medievales para visitar en Europa

Los paisajes de Europa están plagados de castillos medievales, construidos hace siglos para defender regiones y pueblos. Aquí hay 15 de estas edificaciones asombrosas que merecen una visita.

Juan Domínguez

El Castillo de Bran, en Rumanía, uno de los castillos medievales más populares de Europa.
El Castillo de Bran, en Rumanía, uno de los castillos medievales más populares de Europa.

Desde las austeras fortalezas de piedra de Gran Bretaña hasta las fortalezas arquitectónicamente ornamentadas de Alemania, no hay dos castillos de regiones europeas iguales. Pero, los muchos castillos medievales de Europa comparten en gran medida un propósito común: fueron construidos para resistir asaltos, bombardeos e invasiones. Fueron construidos para perdurar.

Dada la importancia y la fortaleza de estas estructuras, innumerables castillos europeos siguen en pie hasta el día de hoy, elevándose sobre los paisajes y las localidades que una vez fueron construidos para defender.

Estos son 15 de esos castillos medievales para visitar en Europa.

1. Castillo de Spis

Castillo de Spis, la ruina de la fortaleza más famosa de Eslovaquia.
Castillo de Spis, la ruina de la fortaleza más famosa de Eslovaquia. Foto: IStock.

Ocupando un sitio de colina habitado desde antes del 5000 a. C., se dice que el castillo de Spis es la ruina de la fortaleza más famosa de Eslovaquia y se encuentra entre los complejos de castillos más grandes del continente, cubriendo más de cuatro hectáreas.

Las familias nobles húngaras controlaron el castillo, convirtiéndolo de una fortaleza en un hogar palaciego y dotándolo de una gran cantidad de influencias arquitectónicas

Mientras que una primera versión en el siglo XII se derrumbó, debido a cambios tectónicos, una segunda construida a principios del siglo XIII, en previsión de las incursiones tártaras, forma la raíz de lo que se puede ver hoy allí. Durante los siguientes cientos de años, las familias nobles húngaras controlaron el castillo, convirtiéndolo de una fortaleza en un hogar palaciego y dotándolo de una gran cantidad de influencias arquitectónicas.

2. Castillo de Edimburgo

Una residencia real, una fortaleza vital y una estructura icónica, el Castillo de Edimburgo es uno de los más famosos del mundo. Los arqueólogos han encontrado evidencia de asentamientos humanos en la roca sobre la que se asienta desde el año 900 a. C., a finales de la Edad del Bronce. Durante los siglos siguientes, este castillo medieval siguió desempeñando su papel como estructura defensiva fundamental y se convirtió en una parte integral de la historia de Escocia.

El Castillo de Edimburgo, uno de los más famosos del mundo.
El Castillo de Edimburgo, uno de los más famosos del mundo. Foto: IStock.

Hoy, los visitantes pueden explorar su historia, a través de una serie de visitas guiadas y exposiciones. Entre sus muchas atracciones se encuentran el Scottish National War Memorial y el National War Museum, el Mons Meg, un cañón gigante obsequiado a James II en 1457 y el Great Hall, construido por James VI en 1511. Las exhibiciones reales incluyen las joyas The Honors of Scotland que, junto con la piedra de la coronación de Escocia, la Piedra del Destino, se puede encontrar en la Sala de la Corona del castillo.

3. Castillo de Schwerin

El castillo de Schwerin es un palacio pintoresco, que aparentemente flota sobre el lago Schwerin. Si bien se cree que hubo un fuerte en este lugar ya en el siglo X, sus inicios se remontan a 1160, cuando Enrique el León construyó una fortaleza allí. Fue, solo alrededor de 1843, cuando comenzó a tomar la forma que hoy se observa. Se llevó a cabo una gran renovación del edificio y solo se conservaron algunas de sus partes más antiguas.

Exterior del castillo de Schwerin en Alemania.
Exterior del castillo de Schwerin en Alemania. Foto: IStock.

Schwerin es ahora tanto la sede del gobierno local, como un museo de arte, que exhibe piezas que van desde la antigüedad hasta el siglo XX. Algunas de las más importantes son sus pinturas holandesas y flamencas del siglo XVII.

4. Castillo Hohenzollern

La espectacular visión en espiral del castillo de Hohenzollern es una creación del siglo XIX y un popular destino turístico. Ubicado a 40 millas al sur de Stuttgart, es de hecho el tercer castillo que se construye en este sitio, el primero fue en el siglo XI.

El Castillo Hohenzollern se encuentra en una espectacular ubicación.
El Castillo Hohenzollern se encuentra en una espectacular ubicación. Foto: IStock.

La encarnación actual fue encargada por el rey Federico Guillermo IV de Prusia y se completó en 1867. Se inspiró en construcciones similares en Inglaterra y Francia en el estilo neogótico. En 1945, Hohenzollern se convirtió brevemente en el hogar del ex príncipe heredero Wilhelm de Alemania, hijo del último monarca alemán, Kaiser Wilhelm II.

5. Castillo de Beynac

El Castillo de Beynac es un castillo situado en el municipio de Beynac et Cazenac, en el departamento de Dordoña, de Francia
El Castillo de Beynac es un castillo ubicado en el municipio de Beynac et Cazenac, en el departamento de Dordoña, de Francia. Foto: IStock.

El Château de Beynac del siglo XII es un castillo situado en la comuna de Beynac-et-Cazenac, en el departamento de Dordoña en Francia.

Este castillo medieval es uno de los mejor conservados y más conocidos de la región. Esta construcción medieval, de aspecto austero, se alza sobre un acantilado de piedra caliza, dominando la ciudad y la orilla norte del río Dordoña.

6. Castillo de Conwy

Torres fortificadas del Castillo de Conwy, al norte de Gales.
Torres fortificadas del Castillo de Conwy, al norte de Gales. Foto: IStock.

El castillo de Conwy es la obra maestra militar medieval del arquitecto James de St. George. Construido bajo las órdenes del rey inglés Eduardo I y edificado entre 1283 y 1289, Conwy fue uno de un anillo de fortalezas que el monarca encargó para establecer su dominio sobre Gales. Esta enorme fortificación militar, más tarde, sería objeto de un asedio por parte de los galeses y estaría guarnecida en varios conflictos a lo largo de los siglos.

La fortaleza se erige hoy como un sitio increíblemente pintoresco e impresionante

Con torres monumentales y su posición sobre el estuario de Conwy, la fortaleza se erige hoy como un sitio increíblemente pintoresco e impresionante. Es uno de los cuatro castillos galeses construidos por Edward catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

7. Castillo de Windsor

El Castillo de Windsor, hogar favorito de la Reina Isabel II.
El Castillo de Windsor, hogar favorito de la Reina Isabel II. Foto: IStock.

El Castillo de Windsor es el castillo ocupado más antiguo y más grande del mundo, hogar de más de 900 años de historia real. Cubriendo un área de aproximadamente 13 acres, contiene una amplia gama de características interesantes. Estos incluyen los apartamentos estatales, la casa de muñecas de la reina María y la hermosa capilla de San Jorge. También es el lugar de enterramiento de diez monarcas, entre ellos Enrique VIII.

Hay numerosas exposiciones y recorridos. Una visita típica puede durar fácilmente 3 horas

Hoy en día, el Castillo de Windsor sigue siendo el hogar favorito de la Reina Isabel II. Pasa allí la mayor parte de sus fines de semana. Hay numerosas exposiciones y recorridos. Una visita típica puede durar fácilmente 3 horas.

8. Castillo de Kalmar

Alrededor de 1180, se construyó una torre de defensa en el sitio donde ahora se encuentra el castillo de Kalmar, que pasó a jugar un papel importante en la historia sueca y fue el sitio en el que se firmó la Unión de Kalmar en 1397.

El legendario castillo de Kalmar, que data de hace 800 años, alcanzó su diseño actual durante el siglo XVI.
El legendario castillo de Kalmar, que data de hace 800 años, alcanzó su diseño actual durante el siglo XVI. Foto: IStock.

En el siglo XVI, esta edificación fue ampliada y renovada. Pero tras el Tratado de Roskilde en 1658, ya no fue necesario para proteger la antigua frontera y perdió su ubicación estratégica.

El castillo de Kalmar es una atracción turística popular e incluso es un lugar para celebrar bodas

Hoy, completamente restaurado a su gloria original, el castillo de Kalmar es una atracción turística popular e incluso es un lugar para celebrar bodas. Exhibe una variedad de exposiciones, incluidas las permanentes, que cuentan su dramática historia.

9. Castillo de Xàtiva

El Castillo de Xàtiva albergó a íberos, romanos y musulmanes.
El Castillo de Xàtiva albergó a íberos, romanos y musulmanes. Foto: IStock.

El Castillo de Xàtiva es una imponente fortificación gemela dividida en su parte más antigua, Castell Menor, y su contraparte más nueva, Castell Major. A lo largo de su larga historia, albergó a íberos, romanos y musulmanes, entre otros. Ubicado a lo largo de la antigua ruta de la Vía Augusto, se dice que fue el lugar donde Aníbal planeó su campaña para el sitio de la ciudad romana de Sagunto.

La mayoría de las murallas y torres del castillo que se conservan en la actualidad son de origen islámico o gótico

A pesar de sus raíces ibéricas y romanas, la mayoría de las murallas y torres del castillo que se conservan en la actualidad son de origen islámico o gótico, entre las que destacan la Porta Ferrissa (Puerta de Hierro), que representa el escudo de armas de la ciudad y la Plaza de Armas, el punto central del castillo.

10. Castillo de Malbork

El castillo de Malbork (Zamek w Malborku) es un complejo de fortificado medieval encerrado entre gruesos muros en Polonia. En 1309, se convirtió en la sede de los Caballeros Teutónicos, función que desempeñó hasta la desaparición de la orden a principios del siglo XV. Durante la Segunda Guerra Mundial, más de la mitad del castillo fue destruido.

Vista aérea del castillo teutónico en Malbork.
Vista aérea del castillo teutónico en Malbork. Foto: IStock.

Hoy, ya restaurado, es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO y un museo que presenta obras medievales, armamento y exhibiciones históricas. Recorrer este hermoso edificio de ladrillo rojo con sus magníficas habitaciones es una excelente excursión de un día desde Gdansk. También hay un gran mirador al otro lado del río para que se pueda admirar el castillo en todo su esplendor.

11. Fortaleza de Akershus

La Fortaleza de Akershus (Akershus Festning) ha sido residencia real en Oslo, Noruega, desde el siglo XIV. Diferentes figuras dejaron su huella aquí, incluido el rey Christian, aunque sufriría cierto abandono en los siglos XVII y XVIII.

Fiordo de Oslo, vista al puerto y fortaleza de Akershus.
Fiordo de Oslo, vista al puerto y fortaleza de Akershus. Foto: IStock.

Ahora, completamente restaurado, este castillo medieval es tanto una popular atracción turística como un sitio utilizado para funciones gubernamentales y estatales oficiales. Cuenta con numerosas atracciones, desde las antiguas viviendas de la realeza danesa-noruega medieval hasta mazmorras húmedas y una iglesia.

12. Het Steen

Het Steen, anteriormente conocido como Castillo de Amberes, se encuentra situado en el río Scheldt. Originalmente utilizado para controlar el acceso a éste y proteger contra las incursiones vikingas, el sitio ha estado en uso desde al menos los siglos IX o X y se considera que es el edificio más antiguo de Amberes.

Het Steen también es conocido como Castillo de Amberes.
Het Steen también es conocido como Castillo de Amberes. Foto: IStock.

Gran parte del complejo fue demolido en el siglo XIX, dejando poco de la estructura original que sobrevive en la actualidad. El elemento más destacado es la pintoresca puerta de entrada. En los tiempos modernos, sirvió como museo marítimo de la ciudad hasta 2010.

13. Castillo Krujë

El castillo de Krujë se encuentra en la ciudad de Krujë, en el centro-norte de Albania. Fue gobernado por el señor feudal albanés Skanderbeg, después de su rebelión de 1443 contra el Imperio Otomano. La primera construcción probablemente data de principios de la Edad Media.

Vista del castillo de Kruje, encaramado en lo alto con vistas a la ciudad de Kruje, en Albania.
Vista del castillo de Kruje, encaramado en lo alto con vistas a la ciudad de Kruje, en Albania. Foto: IStock.

El castillo también está representado en el reverso del billete de 5.000 lekë

En los últimos años, ha pasado a albergar el Museo Skanderbeg, uno de los más visitados del país. El castillo también está representado en el reverso del billete de 5.000 lekë.

14. Castillo de Bran

El castillo de Bran en Rumania es una impresionante fortificación medieval y una popular atracción turística. Construido por orden del rey Luis I de Hungría, se completó en unos pocos años alrededor de 1377.

El Castillo de Bran es una importante atracción turística en Rumanía.
El Castillo de Bran es una importante atracción turística en Rumanía. Foto: IStock.

Famosamente conocido como el Castillo de Drácula, Bran de hecho tiene poco o ningún vínculo con ninguna de las leyendas que rodean al vampiro ficticio. Independientemente de cómo nació la asociación, el mito ha superado a la realidad.

15. Castillo de Tsarevets

El castillo de Tsarevets en la ciudad búlgara de Veliko Tarnovo es un complejo de fortalezas medievales. Alguna vez fue el centro del Segundo Imperio Búlgaro, que gobernó la región entre los siglos XII y XIV d.C.

Carretera de entrada de la fortaleza de Tsarevets en Veliko Tarnovo, en Bulgaria.
Carretera de entrada de la fortaleza de Tsarevets en Veliko Tarnovo, en Bulgaria. Foto: IStock.

Construido por primera vez en el sitio de una fortaleza anterior, a fines del siglo XII, se había convertido en el cuartel general de las fuerzas búlgaras. Hoy en día, los visitantes pueden recorrerlo y visitar la restaurada Torre de Balduino, desde donde se obtienen excelentes vistas de la localidad. Espectáculos de luz y sonido también se llevan a cabo en el castillo de Tsarevets algunas noches.

Nuestros destacados