Angkor: la antigua “ciudad hidráulica” de Asia

Angkor Wat atrae a millones de visitantes al año, pero la mayoría sabe poco sobre el intrincado y vasto sistema de agua que alimentó el ascenso y la caída de este imperio.

Elena Lozano

Los arqueólogos han llevado a cabo una extensa investigación sobre la red de agua de Angkor.
Los arqueólogos han llevado a cabo una extensa investigación sobre la red de agua de Angkor.

Cada abril, durante las celebraciones del Año Nuevo Khmer, Sophy Peng, sus cuatro hermanos y sus padres peregrinan a la montaña más sagrada de Camboya, Phnom Kulen. Como lugar de nacimiento del poderoso Imperio de Angkor, las legendarias suaves pendientes de Kulen ocupan un lugar especial en los corazones de los lugareños.

Durante los festivales religiosos, los camboyanos acuden en masa a su cima para ser bendecidos por las mismas aguas que se utilizan para coronar reyes desde el año 802 d.C. Fue entonces cuando el fundador del imperio, Jayavarman II, fue lavado con agua sagrada y declarado devaraja o Rey Dios, lo que marcó el comienzo del Imperio de Angkor. Éste pasó a abarcar gran parte de la actual Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam, y alberga el centro urbano preindustrial más grande del mundo: la ciudad de Angkor.

Para inmortalizar este lugar sagrado que se encuentra a unos 50 kilómetros al norte de la ciudad de Siem Reap, se tallaron 1.000 lingas, una encarnación del símbolo fálico del dios hindú Shiva, en el lecho del río en Kbal Spean, donde el agua fluye hacia las llanuras de Angkor y hacia el lago Tonle Sap. Incluso hoy en día, esta agua se considera sagrada y se cree que su poder cura enfermedades y trae suerte.

La bendición espiritual de Jayavarman II marcó el comienzo de la estrecha relación del Imperio de Angkor con el agua

"Este es un lugar muy especial para los camboyanos; es una parte importante de nuestra historia", dijo Peng. "Todos los años, mi familia visita el monte Kulen como parte de nuestros rituales de Año Nuevo jemer. Traemos donaciones de alimentos para dejar en el templo y nos echamos agua de Kbal Spean.

La bendición espiritual de Jayavarman II marcó el comienzo de la estrecha relación del Imperio de Angkor con el agua. Sin embargo, no fue hasta que la capital se trasladó al sur y luego a su lugar de descanso final durante más de cinco siglos, Angkor, que los maestros ingenieros pudieron usar sus habilidades para crear el intrincado sistema de agua que alimentó el ascenso y la desaparición del imperio.

El lecho del río tallado en Kbal Spean se encuentra en lo profundo de la jungla al noreste de Angkor.
El lecho del río tallado en Kbal Spean se encuentra en lo profundo de la jungla al noreste de Angkor. Foto: BBC Travel.

"Las llanuras de Angkor son ideales para que florezca un imperio", explicó Dan Penny, investigador del departamento de geociencias de la Universidad de Sydney, que ha estudiado extensamente Angkor. "Hay amplios recursos, como buena tierra de arroz cerca del lago Tonle Sap. El lago es una de las pesquerías interiores más productivas del mundo y Angkor se encuentra justo en la orilla norte de este enorme plato de comida. Angkor creció hasta convertirse en un éxito en la parte posterior de estos recursos".

El arqueólogo francés Bernard Philippe Groslier utilizó la arqueología aérea para reconstruir el diseño de las antiguas ciudades de esta zona. Esto reveló su gran alcance y la complejidad de su red de gestión del agua

En las décadas de 1950 y 1960, el arqueólogo francés Bernard Philippe Groslier utilizó la arqueología aérea para reconstruir el diseño de las antiguas ciudades de esta zona. Esto reveló su gran alcance y la complejidad de su red de gestión del agua y llevó a Groslier a llamar a Angkor la "ciudad hidráulica".

La verdadera extensión del sistema hidráulico

Desde entonces, los arqueólogos han llevado a cabo una extensa investigación sobre la red de agua y el papel vital que desempeñó. En 2012, la verdadera extensión del sistema hidráulico, que abarca 1.000 kilómetros cuadrados, se reveló a través de la tecnología de escaneo láser aerotransportado (LiDAR) dirigida por el arqueólogo Damian Evans, investigador de la École Française d'Extrême-Orient.

Para crear una ciudad de su tamaño, los canales hechos por el hombre tallados para conducir el agua desde Phnom Kulen hasta las llanuras de Angkor fueron clave para la construcción. Se utilizaron para transportar los aproximadamente 10 millones de ladrillos de arenisca, con un peso de hasta 1.500 kilogramos cada uno, que construyeron Angkor.

Además de garantizar un suministro de agua durante todo el año en un clima monzónico para sustentar a la población, la agricultura y la ganadería, el sistema hidráulico alimenta los cimientos que han mantenido en pie los templos durante siglos.

El Imperio de Angkor abarcó gran parte de la actual Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam.
El Imperio de Angkor abarcó gran parte de la actual Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam. Foto: BBC Travel.

 El suelo arenoso por sí solo no es suficiente para soportar el peso de las piedras. Sin embargo, los maestros ingenieros descubrieron que mezclar arena y agua crea cimientos estables, por lo que los fosos que rodean cada templo se diseñaron para proporcionar un suministro constante de agua subterránea. Esto ha creado cimientos lo suficientemente fuertes como para mantener estables los templos y evitar que se derrumben todos estos siglos después.

A lo largo de la historia del imperio, los sucesivos reyes ampliaron, restauraron y mejoraron la compleja red de agua de Angkor. Esto comprende una impresionante red de canales, diques, fosos, barays (embalses), así como ingeniería maestra para controlar flujo de agua.

"Hay muchos ejemplos de ciudades históricas con elaborados sistemas de gestión del agua, pero nada como éste"

"El sistema hidráulico de Angkor es único debido a su escala", apuntó Penny. "Hay muchos ejemplos de ciudades históricas con elaborados sistemas de gestión del agua, pero nada como éste. La escala de los embalses, por ejemplo. La cantidad de agua que contiene West Baray es increíble. Muchas ciudades europeas podrían haberse sentado cómodamente dentro cuando fue construido. Es alucinante; es un mar".

El agua contribuyó a la desaparición de Angkor

Sin embargo, si bien fue el agua la que contribuyó al surgimiento del Imperio de Angkor, también fue el agua la que contribuyó a su desaparición. "Está claro que la red de gestión del agua fue realmente importante en el crecimiento de la ciudad y generó riqueza y poder", indicó Penny. "Pero a medida que se hizo más y más complejo, se convirtió en el talón de Aquiles de la ciudad misma".

Maestros ingenieros crearon el intrincado sistema de agua que alimentó el ascenso y la desaparición del Imperio de Angkor.
Maestros ingenieros crearon el intrincado sistema de agua que alimentó el ascenso y la desaparición del Imperio de Angkor. Foto: BBC Travel.

Las investigaciones revelan que, a finales del siglo XIV y principios del XV, cambios drásticos en el clima provocaron lluvias monzónicas prolongadas seguidas de intensas sequías. Estos cambios climáticos afectaron la red de gestión del agua, lo que contribuyó a la eventual caída del poderoso imperio.

"Toda la ciudad estaba siendo azotada por estas enormes variaciones climáticas", aclara Penny. "La escala de la red y su interdependencia significaron que la perturbación masiva de las sequías y las personas que cambiaron el sistema para hacer frente seguido de años muy húmedos volaron partes. Esto fragmentó toda la red, haciéndola inutilizable".

Estos cambios climáticos, combinados con la falla del sistema hidráulico y los crecientes ataques de los siameses vecinos, hicieron que la capital se trasladara al sur, a Oudong

Investigaciones posteriores sugieren que estos cambios climáticos, combinados con la falla del sistema hidráulico y los crecientes ataques de los siameses vecinos, hicieron que la capital se trasladara al sur, a Oudong.

"Los libros de historia dicen que el final de Angkor se debe a que los siameses lo invadieron en 1431", comenta el doctor Damian. "No creo que eso haya sucedido. La evidencia que tenemos indica que fue a más largo plazo. La presión de las grandes sequías, el colapso del sistema de gestión del agua, los constantes ataques de los siameses y la expansión de las rutas marítimas contribuyeron".

Los restos cubiertos por la jungla

Independientemente, una vez que Angkor fue abandonado, fue reclamado por la naturaleza. Si bien los lugareños conocían los monumentos antiguos, estuvieron cubiertos por la jungla del resto del mundo hasta 1860, cuando fueron "redescubiertos" por el explorador francés Henri Mouhot. Esto provocó una serie de grandes proyectos de restauración que continúan hoy.

Abandonado en el siglo XV, Angkor solo fue redescubierto en la década de 1860.
Abandonado en el siglo XV, Angkor solo fue redescubierto en la década de 1860. Foto: BBC Travel.

En las últimas dos décadas, Camboya ha visto un gran aumento de turistas que acuden en masa al Parque Arqueológico de Angkor Wat para pararse a la sombra de los templos de Angkor Wat, Ta Prohm y Bayon.

Hoy en día, el vasto sistema que data de hace siglos continúa satisfaciendo la sed de Siem Reap proporcionando un suministro constante de agua

Hoy en día, el vasto sistema que data de hace siglos continúa satisfaciendo la sed de Siem Reap proporcionando un suministro constante de agua, evitando inundaciones destructivas y proporcionando los cimientos que mantendrán estables los templos sagrados de Angkor en el futuro.

"La renovación de los barays y los sistemas de agua proporciona agua para el riego, por lo que se han convertido en parte del paisaje agrario actual y, al mismo tiempo, ayudan a estabilizar los templos", manifiesta Evans. "Es realmente increíble que este sistema de gestión del agua todavía sirva a Siem Reap".

Fuente: BBC Travel.

Archivado en:

Nuestros destacados