Diez de los lugares más impresionantes de Georgia

Georgia es un país muy interesante. Tbilisi es una de las grandes capitales del mundo, con una fuerte escena cultural; Kutaisi tiene una historia histórica; y en el medio hay paisajes asombrosos y zonas montañosas remotas, donde parece que el tiempo se ha detenido.

Juan Domínguez

Georgia cuenta con pueblos remotos y pintorescos.
Georgia cuenta con pueblos remotos y pintorescos.

Georgia puede ser pequeña en tamaño, pero aun así tiene un impacto geográfico asombroso. En el oeste, se pueden encontrar arboledas subtropicales de cítricos que bordean el Mar Negro, mientras que, en el este, los viñedos ondulados dan paso a estepas resecas salpicadas de monasterios milenarios.

Alberga tres de las seis montañas más altas de Europa; a su sombra, la naturaleza salvaje del Cáucaso se extiende en todas direcciones

También alberga tres de las seis montañas más altas de Europa; a su sombra, la naturaleza salvaje del Cáucaso se extiende en todas direcciones con osos, águilas y lobos, que comparten propiedades con algunos de los pueblos de montaña más remotos y pintorescos de los que nunca has oído hablar.

Aquí hay diez lugares impresionantes en Georgia.

1. Mutso

Mutso, una ciudad fortificada que se extiende sobre tres peñascos imponentes en la frontera con Chechenia, fue el bastión más inexpugnable del norte de Georgia durante la Edad Media, pero fue abandonada en el siglo XX, debido a la escasez de agua y al deterioro de la infraestructura.

Ya en el nuevo milenio, solo quedaban 22 Khevsurs (la comunidad étnica local con rituales paganos-cristianos y danzas y vestimentas distintivas).

En 2019, la ciudad ganó el Premio Europa Nostra, el más codiciado de Europa en patrimonio cultural.
En 2019, la ciudad ganó el Premio Europa Nostra, el más codiciado de Europa en patrimonio cultural. Foto: CNN Travel.

La ayuda finalmente llegó en 2014, con una subvención de 1,2 millones de dólares financiada por la Agencia Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural de Georgia.

Se restauraron las antiguas torres de vigilancia, se reconstruyeron las casas y se tendieron los cables eléctricos, todo con un cuidado minucioso para no perturbar la integridad histórica y etnológica del pueblo

Se restauraron las antiguas torres de vigilancia, se reconstruyeron las casas y se tendieron los cables eléctricos, todo con un cuidado minucioso para no perturbar la integridad histórica y etnológica del pueblo.

Hoy, Mutso levanta gran expectación y está lista para recibir a visitantes. En 2019, la localidad se hizo con el Premio Europa Nostra, el galardón más codiciado de Europa en materia de patrimonio cultural.

2. Ushguli

Ushguli es uno de los asentamientos continuamente habitados más altos de Europa.

Ushguli ha preservado su cultura milenaria.
Ushguli ha preservado su cultura milenaria.

Oculto en lo profundo de la naturaleza del Cáucaso y cubierto de nieve durante unos ocho meses al año, su aislamiento le permitió preservar su cultura milenaria que se distingue por las carreras de caballos a pelo, los rituales animistas y un lenguaje no escrito de 4.000 años de antigüedad

Asombra docenas de torres de vigilancia almenadas protegidas por la UNESCO, algunas de las cuales tienen más de mil años

Además, asombra las docenas de torres de vigilancia almenadas protegidas por la UNESCO, algunas de las cuales tienen más de mil años, o su impresionante entorno contra los pliegues nevados del glaciar Shkhara.

3. Vardzia

A pesar de su fascinante historia y pura belleza, la mayoría de los turistas no llega a Vardzia, el complejo de cuevas de nueve niveles que se eleva sobre las estribaciones resecas de Samtskhe-Javakheti. Esto se debe principalmente al viaje de cinco horas desde Tbilisi (o una caminata de una hora desde la ciudad comercial más cercana, Akhaltsikhe) que los visitantes deben emprender para llegar a ella.

Pero aquellos que se atreven a emprender el viaje son recompensados ​​con una de las vistas más notables de Georgia: toda la ladera de una montaña salpicada de cuevas hechas por el hombre que invitan a horas de exploración.

Vardzia tiene este complejo de cuevas de nueve niveles que se eleva sobre las estribaciones resecas de Samtskhe Javakhet.
Vardzia tiene este complejo de cuevas de nueve niveles que se eleva sobre las estribaciones resecas de Samtskhe Javakhet. Foto: CNN Travel.

Construido como un elaborado búnker por Giorgi III durante la época dorada de Georgia, supuestamente tenía 19 pisos en su apogeo y era totalmente autosuficiente.

Un devastador terremoto en el siglo XIII marcó el comienzo de la desaparición de Vardzia

Un devastador terremoto en el siglo XIII marcó el comienzo de la desaparición de Vardzia y sus últimos habitantes a tiempo completo, una cohorte de monjes, huyeron del sitio en 1578 bajo el asedio de los otomanos.

Los visitantes pueden adentrarse en los toscos senderos del complejo que van desde las capillas con frescos hasta las bodegas y las viviendas conectadas por trampillas y escaleras de piedra arqueadas.

Al ingresar a la Iglesia de la Asunción, no hay que olvidar mirar hacia arriba para saborear una rara representación de la Reina Tamar, la gobernante más importante de Georgia.

4. Monasterio Gelati

Quien entra en la Catedral de la Virgen en el Monasterio Gelati, seis millas al norte de Kutaisi, inmediatamente se verá envuelto en un mar de frescos de estilo bizantino en tecnicolor que brotan desde el zócalo de piedra más bajo hasta los tramos más altos de la cúpula cónica.

El interior de la Catedral de la Virgen en el Monasterio de Gelati está cubierto por un mar de frescos antiguos bien conservados.
El interior de la Catedral de la Virgen en el Monasterio de Gelati está cubierto por un mar de frescos antiguos bien conservados. Foto: CNN Travel.

Es un milagro que estos vívidos especímenes hayan sobrevivido y muestren daños sorprendentemente pequeños, ya que la mayoría de los frescos en las iglesias georgianas fue blanqueada por los imperialistas rusos en el siglo XIX.

Hay que asegurarse de admirar la característica más impresionante de la iglesia, un mosaico del siglo XII de casi tres millones de azulejos

Cuando se llega al ábside, hay que asegurarse de admirar la característica más impresionante de la iglesia, un mosaico del siglo XII de casi tres millones de azulejos, que muestra a la Virgen y el Niño flanqueados por los arcángeles Miguel y Gabriel.

5. Iglesia de la Trinidad de Gergeti

Habiendo aparecido en las portadas de innumerables guías y revistas de viajes, la Iglesia de la Trinidad de Gergeti ha evocado durante mucho tiempo "oohs" y "aahs", gracias a su espectacular posición en la cima de una colina a la sombra del monte Kazbek, la quinta cumbre más alta de Europa.

La Iglesia de la Trinidad de Gergeti tiene una de las vistas más impresionantes de Georgia.
La Iglesia de la Trinidad de Gergeti tiene una de las vistas más impresionantes de Georgia. Foto: CNN Travel.

Es difícil creer que los campesinos del siglo XIV fueran capaces de transportar sillares tan grandes por la ladera de la montaña para construir esta armoniosa iglesia, que se distingue por su cúpula cónica y su campanario independiente cubierto de líquenes anaranjados.

Unos cuantos monjes con túnicas negras aún viven en el edificio contiguo. Entrar a la iglesia con pantalones cortos, un sombrero o cualquier cosa reveladora es arriesgarse a su ira

Unos cuantos monjes con túnicas negras aún viven en el edificio contiguo. Entrar a la iglesia con pantalones cortos, un sombrero o cualquier cosa reveladora es arriesgarse a su ira.

6. Ananuri

Si los burócratas soviéticos se hubieran salido con la suya, habría que ponerse un esnórquel para admirar Ananuri, el complejo iglesia-fortaleza a 40 millas al norte de Tbilisi que escapó por poco de ser ahogado por un embalse.

Este complejo de castillos una vez sirvió como residencia de los eristavis (duques) de Aragvi.
Este complejo de castillos una vez sirvió como residencia de los eristavis (duques) de Aragvi. Foto: CNN Travel.

Afortunadamente, la torre de vigilancia del siglo XII de Ananuri, el torreón almenado y las dos iglesias del siglo XVII con motivos paganos han resistido la prueba del tiempo.

Se recomienda conducir hacia el norte por la carretera principal hasta el restaurante Pasanauri, para deleitarse con lo que muchos georgianos consideran el mejor khinkali (bolas de masa hervida) de Georgia

Se recomienda, después de tomar fotografías panorámicas de las iglesias rodeadas por el lago turquesa, conducir 15 millas hacia el norte por la carretera principal hasta el restaurante Pasanauri, para deleitarse con lo que muchos georgianos consideran el mejor khinkali (bolas de masa hervida) de Georgia.

7. Gomismta

Guria es una pequeña región rural en el oeste de Georgia conocida por sus plantaciones de té, khachapuri (pan de queso) relleno de huevo, canto a la tirolesa estridente (krimanchuli) y retiros idílicos en las montañas como Gomismta, donde los pastores llevan a sus ovejas a pastar en el verano.

Gomismta es una pequeña región rural de Guria, situada en el oeste de Georgia.
Gomismta es una pequeña región rural de Guria, situada en el oeste de Georgia. Foto: CNN Travel.

Muy lejos de las zonas montañosas más populares como Stepantsminda, Borjomi y Mestia, Gomismta es un refugio poco conocido, donde refugiarse en una casa de huéspedes junto a amistosos georgianos de vacaciones.

Las coloridas cabañas de pastores y el vasto anfiteatro de montañas son las principales atracciones de la zona, pero la mezquita del pueblo, ubicada en un extinto contenedor de petróleo soviético, es una curiosidad que vale la pena rastrear.

8. Signagi

En Georgia, hay que olvidarse de los opulentos castillos de vino de Burdeos, el enoturismo aquí es un asunto acogedor y rústico dirigido a viajeros con los pies en la tierra con una predilección por los alocados vinos naturales.

Ubicada en la región de Kakheti, en Georgia, Signagi es conocida por sus vinos naturales.
Ubicada en la región de Kakheti, en Georgia, Signagi es conocida por sus vinos naturales.

Se pueden degustar los famosos vinos de fermentación subterránea (kvevri) de Georgia, elaborados por dos de los principales productores del país, Okro's Wines y Pheasant's Tears , en la ciudad de cuentos de Signati.

Las casas de estilo italiano con techos rojos dan al extenso valle de Alazani

Aquí, las casas de estilo italiano con techos rojos dan al extenso valle de Alazani e incluso se pueden ver las montañas del Cáucaso cubiertas de nieve en los días despejados.

9. Dartlo

Se necesita un vehículo todoterreno, un guía que hable georgiano y gusto por la aventura para llegar a Dartlo, la aldea más bonita de la indómita región montañosa de Tusheti.

Dartlo es una bonita aldea de la región de Tusheti.
Dartlo es una bonita aldea de la región de Tusheti. Foto: CNN Travel.

Aferrada a la ladera de una montaña casi escarpada, es un paraíso de torres de piedra, prados cubiertos de flores silvestres y encantadoras casas antiguas que huelen a humo de leña y comida casera.

Hay que estar atento a los khatebi, las cabañas bajas de piedra en las afueras de la ciudad que los indígenas tush visitan para el culto y el sacrificio de animales

Hay que estar atento a los khatebi, las cabañas bajas de piedra en las afueras de la ciudad que los indígenas tush visitan para el culto y el sacrificio de animales.

10. David Gareja

Para rastrear los orígenes del complejo del monasterio de David Gareja, una serie de casi 30 monasterios con frescos tallados en piedra arenisca, hay que viajar en el tiempo hasta el siglo VI d.C., cuando el Santo Padre Asirio San David comenzó aquí para establecer una orden de monjes.

Solo tres monasterios permanecen activos en la actualidad, presididos por un grupo cada vez más reducido de monjes ortodoxos georgianos.
Solo tres monasterios permanecen activos en la actualidad.

En la Edad Media, se había arraigado una vibrante comunidad espiritual con unos 6.000 monjes en residencia, que posteriormente serían aniquilados por Abbas el Grande.

Las cuevas fotogénicas del Monasterio de Lavra, cuyo patio inferior alberga las tumbas de David y su discípulo Lukian, se encuentran en el corazón del complejo

Solo tres monasterios permanecen activos hoy, presididos por un grupo cada vez más reducido de monjes ortodoxos georgianos.

Construidas en el siglo VI, las cuevas fotogénicas del Monasterio de Lavra, cuyo patio inferior alberga las tumbas de David y su discípulo Lukian, se encuentran en el corazón del complejo.

Fuente: CNN Travel.

Archivado en:

Nuestros destacados