Érase una vez, una noche en un castillo

Gracias a la rica historia de sus tierras, el Loira Atlántico esconde todavía numerosos castillos que pertenecen a familias de la aristocracia y que ofrecen la posibilidad de hacer realidad el sueño de cualquier niño: dormir en un castillo.

El castillo de Grand Lucé transporta a los visitantes a otra época.
El castillo de Grand Lucé transporta a los visitantes a otra época.

La emocionante experiencia de dormir en un castillo transporta a los huéspedes a otras épocas, les permite desconectar de su realidad y de la actualidad del mundo y tomarse un tiempo para ellos, mientras disfrutan recorriendo los jardines.

Una auténtica invitación a dejarse llevar por la experiencia inspiradora de pasar una noche en un lugar que sobrevivió al paso de los siglos.

Representa una ocasión única para compartir la cotidianidad de la vida en un castillo con unos anfitriones apasionados por cada una de sus piedras y por los personajes que marcaron su historia. Una auténtica invitación a dejarse llevar por la experiencia inspiradora de pasar una noche en un lugar que sobrevivió al paso de los siglos. 

El castillo de Grand-Lucé: viaje al pasado con toques de alta costura

Poco conocido, el Valle del río Loir, un afluente del río Loira, ofrece bellas sorpresas y un auténtico estilo de vida influido por la llegada de la nobleza atraída por los increíbles paisajes del entorno.

 Diseñado para recibir a la realeza y a los ilustres filósofos de las Luces a finales del siglo XVIII, el prestigioso castillo de Le Grand-Lucé fue construido por el barón Jacques Pineau de Viennay, un consejero favorito de Luis XV.

Todas las habitaciones están decoradas con muebles antiguos retapizados con telas llamativas de Pierre Frey, Jean Paul Gaultier y Christian Lacroix.
Todas las habitaciones están decoradas con muebles antiguos retapizados con telas llamativas de Pierre Frey, Jean Paul Gaultier y Christian Lacroix.

Desde 2019, alberga un hotel de 17 habitaciones y suites refinadas, todas ellas decoradas con muebles antiguos retapizados con telas llamativas de Pierre Frey, Jean-Paul Gaultier y Christian Lacroix. El ambiente de estos dormitorios, sin televisión ni minibar, transporta a los huéspedes a otra época. Un viaje en el tiempo que solo perturba la discreta presencia de un teléfono, testigo de tiempos más actuales.

Esta joya neoclásica situada en el Valle del Loir, cerca de Le Mans, ofrece un marco excepcional, idóneo para disfrutar de un lujoso paréntesis de desconexión en plena naturaleza

Este lugar excepcional, rodeado de un bosque y un lago, permite disfrutar de placeres atemporales, como pasear por los cuidados jardines de estilo francés e inglés que están salpicados de estatuas regaladas por Luis XV, nadar en la fuente convertida en piscina o saborear las especialidades galas en el restaurante Le Lucé.

Esta joya neoclásica situada en el Valle del Loir, cerca de Le Mans, ofrece un marco excepcional, idóneo para disfrutar de un lujoso paréntesis de desconexión en plena naturaleza. Desde él se pueden realizar agradables paseos en bicicleta o a caballo por el bosque de Bercé, o recrearse en sus encantadores pueblos, como Le Chartre-sur-le-Loir conocido por sus antigüedades, sus talleres y sus tiendas.

El castillo de la Flocellière: sumergirse en 900 años de historia

Situado en el corazón de la provincia de la Vendée, a 8 kiómetros de Puy du Fou, el castillo de la Flocellière ya se menciona en documentos del siglo XI. El vizconde Patrice Vignial, amante de la historia, fascina a sus invitados contando la historia de su castillo.

El castillo de la Flocellière se encuentra en la provincia de la Vendée.
El castillo de la Flocellière se encuentra en la provincia de la Vendée.

 El conjunto arquitectónico refleja el paso de los siglos. Aspilleras del siglo XIII, construcciones defensivas del siglo XV y ventanas altas del siglo XVII... El castillo de la Flocellière es uno de los pocos que han estado habitados durante casi 1.000 años. Su magnífico torreón medieval y una de sus alas del antiguo invernadero dominan varios jardines de árboles centenarios, como el jardín romántico o el jardín de estilo italiano.

Compartir historias en la biblioteca, disfrutar de la piscina en verano, jugar con los perros de la propiedad o descubrir los jardines forman parte de esta vivencia familiar

Al castillo de la Flocellière se puede ir en pareja a buscar una experiencia única y cumplir el deseo de compartir los secretos que guardan los muros de un auténtico castillo, lejos de las grandes ciudades. También se puede acudir a deleitarse en un lugar para crear recuerdos, mientras se toma un té acompañado de los famosos dulces elaborados por la anfitriona, y se termina el día saboreando la comodidad de uno de los dormitorios, bajo el dosel de una robusta cama.

Su historia y sus secretos de 900 años impresionan también a los más pequeños. Compartir historias en la biblioteca, disfrutar de la piscina en verano, jugar con los perros de la propiedad o descubrir los jardines forman parte de esta vivencia familiar. Las habitaciones, las suites y otros alojamientos más grandes rodean de magia a todos sus huéspedes que, cuando se despiden, llevan consigo recuerdos inolvidables.

El castillo de Craon: el pequeño Versalles de la Mayenne

Este castillo familiar de la provincia de Mayenne, reflejo de la arquitectura neoclásica del siglo XVIII, se alza sobre el cerro de Guinefol. Construido para ser visto desde lejos, está en un estado de conservación excepcional.

Este edificio es un auténtico castillo digno de Versalles.
Este edificio es un auténtico castillo digno de Versalles.

Esta joya de la arquitectura clásica del siglo XVIII encargada por el marqués de Armaillé se encuentra en un estado de conservación único. Un auténtico palacio en el campo, situado en un entorno extraordinario formado por un jardín de estilo francés y un inmenso parque de estilo inglés de 47 hectáreas, en el que uno se puede cruzar con caballos, cabras o vacas, gansos, cisnes o patos y, en las orillas del bosque, a veces, incluso con ciervos. Los jardines cuentan también con invernaderos del siglo XIX, una capilla, un lavadero y un huerto.

Desde el vestíbulo de la entrada hasta la sala de música, pasando por el comedor o el dormitorio ovalado, es un buen ejemplo de la vida aristocrática del antiguo régimen

Dentro del castillo se respira un estilo de vida típico del sur de la provincia de Mayenne. Rodeado de muebles del siglo XVIII, de estilo Luís XVI, su interior nos sumerge en un auténtico edificio digno de Versalles. Desde el vestíbulo de la entrada hasta la sala de música, pasando por el comedor o el dormitorio ovalado, es un buen ejemplo de la vida aristocrática del antiguo régimen.

Para seguir disfrutando de la experiencia, los anfitriones proponen seis habitaciones repletas de historias de los ilustres invitados que durmieron entre sus muros. Situadas en la parte central del castillo, ofrecen hermosas vistas del jardín de estilo francés y del campo que rodea sus tierras. Ambos contribuyen a crear esa sensación única de calma y de serenidad.  El mobiliario de época y su decoración con tejidos franceses intensifican la

El castillo de Noirieux: el encanto de una gran casa de campo

Ubicado en el corazón de 9 hectáreas, el castillo de Noirieux ofrece unas vistas únicas del Valle del río Loir. Este paraíso de tranquilidad, refinamiento e intimidad se encuentra a tan solo 20 kilómetros de Angers, etapa imprescindible del Valle del Loira.

El elegante bar negro de este castillo que tiene todo el encanto de una gran casa de campo.
El elegante bar negro de este castillo que tiene todo el encanto de una gran casa de campo.

El castillo de Noirieux tiene todo el encanto de una gran casa de campo. Con sus sillones de estilo Luis XV, su piano de cola de otra época, sus tapices con motivos florales y sus enormes ventanales que dan al jardín, uno se siente casi como en casa. En esta escapada rural, además de la amabilidad de la acogida, se puede disfrutar de la tranquilidad absoluta de su entorno natural con impresionantes vistas al Valle del río Loir, afluente del Loira.

En su interior, se suceden el salón pequeño y el grande, antes de llegar al elegante bar negro y al restaurante gourmet. La impresionante escalera de estilo Art Deco que conduce a los dormitorios, desde la pequeña sala de estar, y que fue diseñada por el arquitecto parisino Robert Lesage, es toda una proeza de elegancia, que pronto cumplirá 100 años.

La habitación número 4 es luminosa y mantiene casi inalterado su estilo Art Deco con el que fue diseñada hace casi un siglo

Las habitaciones del castillo están decoradas con un estilo clásico y elegante, lo que les imprime un aire de casa familiar antigua en la que cada habitación es única. La habitación número 4 es luminosa y mantiene casi inalterado su estilo Art Deco con el que fue diseñada hace casi un siglo. Su amplio baño presenta con orgullo azulejos de época y una imponente bañera con patas. Un viaje campestre a otra época que nunca se olvidará.

Fuente: loira-atlantico.com.

Archivado en:

Nuestros destacados