Este Puente de Diciembre, disfruta de un espectáculo único en la dehesa extremeña

El último puente del año coincide con la montanera, la fase más importante en la elaboración del excelente embutido ibérico de bellota, en la que los animales pacen por las fincas, como la de Hábitat Cigüeña Negra, alimentándose con hasta diez kilos de bellotas al día.

La montanera es una práctica ancestral, que data de la época de los romanos.
La montanera es una práctica ancestral, que data de la época de los romanos.

Dicen los expertos que los viajeros del siglo XXI se caracterizan por querer disfrutar de experiencias únicas e inolvidables, como la que el hotel rural de 12 habitaciones Hábitat Cigüeña Negra ofrece a los clientes que lo visitan durante los últimos meses del año y, especialmente, en el Puente de Diciembre.

Pueden ser testigos de la montanera, una práctica ancestral, que data de la época de los romanos, conocidos por ser excelentes ganaderos, y por elaborar, ya en esos tiempos remotos, perniles de gran calidad

Y es que pueden ser testigos de la montanera, una práctica ancestral, que data de la época de los romanos, conocidos por ser excelentes ganaderos, y por elaborar, ya en esos tiempos remotos, perniles de gran calidad, que conservaban en sal.

En el caso de Hábitat Cigüeña Negra, está ubicado en una finca de 220 hectáreas, que cuenta con una ganadería propia, cuyos ejemplares porcinos son alimentados libremente, coincidiendo a menudo en sus paseos con los visitantes del complejo.

¿Qué es la montanera?

En la actualidad, la montanera, un sistema de cebo extensivo propio de la dehesa, está considerada una actividad agroforestal, que garantiza la sostenibilidad de los terrenos, permitiendo una explotación equilibrada y no abusiva de los recursos naturales.

Los cerdos aquí se alimentan de hasta diez kilos de bellotas al día.
Los cerdos aquí se alimentan de hasta diez kilos de bellotas al día. Foto: Hábitat Cigüeña Negra.

Según el ingeniero agrónomo Iván Payo Barroso, director de la finca con dehesa Hábitat Cigüeña Negra, “se trata de la fase más importante en la elaboración de un excelente embutido ibérico de bellota. Durante esos cerca de 3 meses, los animales pacen por la finca, alimentándose de hasta 10 kilos de bellotas al día cada uno, y complementando su dieta con otros alimentos naturales como pastos, tubérculos, setas, raíces y aceitunas”.

Y añade: “Cuando los cerdos llegan a nuestra finca, éstos tienen entre 12 y 18 meses, con un peso aproximado de entre 90 y 100 kg y en 90 días engordan entre 60-80 kg (el mínimo obligatorio es de 46 kilos). Los largos paseos que realizan por la dehesa garantizan una carne con infiltraciones de grasa muy saludable, un aroma muy característico y múltiples propiedades nutricionales en lo que respecta a proteínas de calidad, minerales y vitaminas”.

"A continuación, las piezas pasarán a la fase de curación en secadero, donde permanecerán entre 6-9 meses en el caso del lomo, chorizo y salchichón, y entre 2 o 3 años, en el caso de las paletas y los jamones”

Este año, explica Iván Payo, “tenemos 50 cerdos en montanera y, debido a la climatología, la producción de la bellota es extraordinaria en calidad, aunque no tanto en cantidad. Al finalizar esta fase de reposición, los cerdos alcanzarán un peso de unos 175 kilos y serán sacrificados para elaborar jamones, paletas, lomos, salchichón y chorizo ibérico de bellota. A continuación, las piezas pasarán a la fase de curación en secadero, donde permanecerán entre 6-9 meses en el caso del lomo, chorizo y salchichón, y entre 2 o 3 años, en el caso de las paletas y los jamones”.

Este año, la producción de la bellota es extraordinaria en calidad, aunque no tanto en cantidad.
Este año, la producción de la bellota es extraordinaria en calidad, aunque no tanto en cantidad.  Foto: Hábitat Cigüeña Negra.

Hotel rural Hábitat Cigüeña Negra

Situado en la Sierra de Gata (Cáceres) el hotel rural Hábitat Cigüeña Negra, ha sido premiado por la Junta de Extremadura con el Reconocimiento al Emprendimiento y a la Resiliencia Turística 2021. Es una finca de 220 hectáreas, en cuya dehesa se alimenta una ganadería extensiva vacuno, ovino y de cerdo ibérico, que nutre de excelentes carnes al negocio familiar, Carnes March, creado en Ibiza en 1965.

"Ha sido especialmente diseñado para el disfrute de todos aquellos que aman el campo y la Extremadura más auténtica"

En su interior alberga, además, 50 hectáreas de olivos de manzanilla cacereña, una almazara y el establecimiento de 12 habitaciones, "que ha sido especialmente diseñado para el disfrute de todos aquellos que aman el campo y la Extremadura más auténtica", según el establecimiento.

El restaurante asador HCN, el único de la península que ofrece carne Retwagyu; un acogedor hammam y un delicioso entorno natural, plagado de caminos e incluso de una charca, que invita a la relajación y a la observación de aves, conforman un proyecto global 360ª único.

Fuente: Hábitat Cigüeña Negra.

Una vista de Hábitat Cigüeña Negra, un hotel rural espectacular en plena Sierra de Gata en Extremadura.

Relacionado

Hábitat Cigüeña Negra, un lugar único en la Extremadura más auténtica

Nuestros destacados