Explora la Roma de Julio César

Desde su antiguo barrio hasta el lugar donde fue asesinado, éste es un recorrido por aquellos lugares de Roma asociados a la figura de su líder más famoso: Julio César.

Juan Domínguez

Estatua de Julio César y el Foro Romano, en la ciudad de Roma.
Estatua de Julio César y el Foro Romano, en la ciudad de Roma.

Roma ha sido la residencia de personalidades muy famosas de la historia, desde artistas hasta políticos, muchos notables han llamado hogar a esta ciudad. Pero, posiblemente, nadie cambió su curso más que Julio César, el astuto líder militar y político que expandió enormemente el Imperio Romano y eventualmente se convirtió en su dictador autoproclamado, allanando el camino para el sistema imperial.

Los indicios arqueológicos que quedan transportan a los visitantes a los pasos de una de las figuras más aclamadas y controvertidas de la historia

Para recorrer la Roma de Julio César se requiere imaginación. Muchas de las estructuras icónicas que nos vienen a la mente cuando uno piensa en Roma (el Coliseo, el Panteón, las Termas de Caracalla) no se habían construido cuando gobernaba César, y muchas de las características importantes de su vida diaria han sido enterradas hace mucho tiempo. Pero los indicios arqueológicos que quedan transportan a los visitantes a los pasos de una de las figuras más aclamadas y controvertidas de la historia.

Vida de Julio César

Julio César nació en Roma, el 12 o el 13 de julio de 100 a. C. A través de una combinación de astucia política, carisma y tratos ambiguos, rápidamente ascendió al poder y se convirtió en dictador de Roma en el 49 a. C., después de salir victorioso de una guerra civil.

El asesinato de César, de Karl von Piloty, 1865.
El asesinato de César, de Karl von Piloty, 1865.

Como dictador, instituyó una serie de reformas, desde ampliar quién podía ser considerado ciudadano romano hasta cambiar el calendario romano, pero su breve reinado llegó a un final sangriento cuando fue apuñalado por un grupo de senadores romanos en el Teatro de Pompeyo el 15 de marzo. 44 a. C.

Julio César murió como el hombre más poderoso de un imperio, pero no siempre se le permitió una vida de lujo

Julio César murió como el hombre más poderoso de un imperio, pero no siempre se le permitió una vida de lujo. Nació en una familia noble pobre en los suburbios romanos de Subura, y volvió a vivir allí cuando era joven. Monti es el barrio romano que ahora ocupa el área donde una vez estuvo Subura, ubicado entre Via Cavour y Via Nazionale, al este del Foro Romano. Hoy en día, el barrio alberga restaurantes íntimos, pero cuando César vivía allí, era el barrio rojo de Roma.

Vía Appia Antica

Todos los caminos pueden conducir a Roma, pero no siempre fue así. La Via Appia Antica, la "Reina de las carreteras", se construyó en el 312 a. C., y en el 191 a. C. se extendía hasta el puerto de Brindisi, a casi 500 kilómetros al sureste de Roma, en el mar Adriático. La Via Appia Antica se convirtió en la vía más importante de Roma, y ​​quizás la más importante del mundo, abriendo Roma hacia Oriente.

La Via Appia Antica fue la vía más importante de Roma
La Via Appia Antica fue la vía más importante de Roma

Para cuando Julio César ascendía al poder, el camino estaba desgastado. Sintiendo la importancia de éste, pidió una cantidad significativa de fondos estatales para asegurar su restauración. La medida le valió el apoyo político, que resultó crucial para avanzar en su carrera política.

Para explorar la carretera (y las tres catacumbas que están abiertas al público que la bordean), se recomienda toamr el metro hasta la parada Appia Antica y dirirjirse al Punto de Información del Parque Regional Appia Antica. Aquí se puede comprar un mapa del parque y alquilar bicicletas.

Trastevere

Si alguien cree que las encantadoras calles y edificios de Trastevere parecen francamente medievales, es porque lo son: este barrio, ubicado al otro lado del río desde el bullicioso centro de Roma, es una visión increíblemente bien conservada de la Roma medieval. Pero tiene más que eso: se remonta a la antigüedad, y Julio César una vez llamó al vecindario su segundo hogar.

Julio César una vez llamó al vecindario del Trastevere su segundo hogar
Julio César una vez llamó al vecindario del Trastevere su segundo hogar

En su villa Horti Caesaris, donde se cree que entretuvo a Cleopatra cuando estaba en Roma en el 46 a. C

Según la historiadora Stacy Schiff, la finca incluía un patio con columnas, un jardín exuberante de una milla de largo y una extensa colección de pinturas y esculturas. Vivía principalmente en el centro de la ciudad, cerca del Foro, con su tercera esposa, Calpurnia. Pero es aquí, en su villa Horti Caesaris, donde se cree que entretuvo a Cleopatra cuando estaba en Roma en el 46 a. C. Aunque es imposible precisar exactamente dónde estuvo una vez la villa, uno puede mirar a través del Tíber hacia el centro de Roma como lo hizo la reina egipcia con su hijo y el hijo de César, Cesarión.

Pasear por las calles de Trastevere transporta a uno a través de varios períodos de la historia romana. Es fundamental visitar la Basílica de Santa María del siglo XII  o la Villa Farnesina, de la época del Renacimiento con frescos de artistas como Rafael.

El Foro Romano

Antes de que Roma se convirtiera en una de las repúblicas más famosas del mundo antiguo, fue gobernada por reyes etruscos que construyeron su sede de poder en las marismas entre tres colinas romanas. Al construir una alcantarilla para drenar las marismas, obtuvieron valiosas tierras entre las colinas Palatina, Capitolina y Esquilina. En el 509 a. C.. Cuando Roma se convirtió en República, esta área se convirtió en la sede del poder político, conteniendo los edificios y templos que eran el punto focal de la vida política romana, un área entonces, y hoy, conocida como el Foro Romano.

Julio César, siendo un miembro intregal de la vida política romana, habría pasado gran parte de su tiempo dentro y alrededor del Foro
Julio César reorganizó el Foro Romano.

Julio César, siendo un miembro integral de la vida política romana, habría pasado gran parte de su tiempo dentro y alrededor del Foro. Después de su ascenso al poder, incluso comenzó a cambiar su paisaje, mediante la planificación y construcción de varios edificios y monumentos nuevos. Uno de esos edificios fue la Basílica Julia, cuya construcción comenzó en el 54 a. C. César reorganizó el Foro Romano para dar paso a esta enorme y ornamentada basílica, dedicada en su honor, derribando la basílica existente del Foro (la Basílica Sempronia, construida en 169 a. C.).

Las ruinas del edificio aún son visibles y el plano de la basílica se puede identificar fácilmente

El edificio fue destruido dos veces en un incendio, una vez en el 8 a. C. y nuevamente en el 283 d. C. En ambas ocasiones, la basílica fue reconstruida, solo para ser saqueada por completo durante la caída de Roma. Sin embargo, las ruinas del edificio aún son visibles y el plano de la basílica se puede identificar fácilmente.

Teatro de Marcelo

Cuando César derrotó a su rival, Pompeyo, en la guerra civil de Roma, se propuso construir un teatro que empequeñecería al Teatro Pompeyo, que éste había construido en el 55 a. C. Así que. despejó el terreno para la construcción de otro teatro.

Sin embargo, nunca vio la estructura completa, ya que fue asesinado solo unos años después del proyecto. El edificio se completó en el 13 a. C. y cumplió la esperanza de Julio César: se convirtió en el más grande del Imperio Romano. Hoy, sus ruinas se pueden ver en la Vía del Teatro di Marcello.

Largo de Torre Argentina

La muerte de Julio César es casi tan legendaria como su vida. Después de derrotar a Pompeyo y autoproclamarse dictador de Roma, continuó consolidando su poder personal, enfureciendo a los romanos que lo consideraban una amenaza para la República. Cuando, en el 44 a. C., César se declaró dictador vitalicio, las facciones del Senado se volvieron contra él y decidieron que la única forma de preservar la República era asesinarlo.

La concurrida plaza Largo de Torre Argentina se encuentra donde una vez estuvo el Teatro de Pompeyo.
La concurrida plaza Largo de Torre Argentina se encuentra donde una vez estuvo el Teatro de Pompeyo.

César ignoró varios presagios que podrían haberlo ayudado a evitar su asesinato, incluida una súplica de su esposa para que se quedara en casa el día de su asesinato

Según cuenta la leyenda, César ignoró varios presagios que podrían haberlo ayudado a evitar su asesinato, incluida una súplica de su esposa para que se quedara en casa el día de su asesinato. Haciendo caso omiso de estos presagios, se dirigió al Senado, donde lo esperaba un grupo de hombres, incluido su amigo Brutus. En el Teatro de Pompeyo, el 15 de marzo del 44 a. C., los conspiradores lo mataron a puñaladas.

El Teatro de Pompeyo desapareció hace mucho tiempo (las ruinas se han incorporado a otras estructuras, por lo que es imposible discernir realmente cuál es cuál), pero la concurrida plaza Largo de Torre Argentina se encuentra donde una vez estuvo el teatro. No fue hasta hace poco, en 2012, que los arqueólogos encontraron pruebas físicas definitivas, en forma de una estructura de hormigón, de que el Teatro de Pompeyo estuvo de hecho una vez en la plaza.

Para visitar la Torre Argentina, hay que dirigirse al Centro Storico de Roma (que también alberga el Panteón y el Campo de 'Fiori). Los restos físicos de ruinas dentro de la plaza están prohibidos, pero se pueden ver desde las afueras de la plaza.

Fuente: Smithsonian.

Archivado en:

Los monumentos de Italia. El Coliseo de Roma, uno de los más conocidos y visitados.

Relacionado

Ocho monumentos de Italia que no te puedes perder

Los mejores vídeos