Graz, una ciudad que enamora

Cuando el vertiginoso ritmo de nuestras vidas nos lleva a recalar en destinos como la ciudad austriaca de Graz, el amor surge a primera vista, como un chispazo que atrae todos nuestros sentidos y se consolida a medida que la descubrimos.

R.G.

Graz, una ciudad que enamora. ©Österreich Werbung:Julius Silver
Graz, una ciudad que enamora. ©Österreich Werbung:Julius Silver

Capital del estado de Estiria, en el sudeste austriaco, Graz se derrama a ambas orillas del río Mura, con la Hauptplatz como corazón vibrante que irradia vida al resto de la ciudad a través de las estrechas callejuelas medievales que la circundan, arterias que llevan su idiosincrasia hasta el último rincón.

La plaza principal de Graz, la Hauptplatz, se viste de fiesta con la llegada de la Navidad y su célebre mercado.
La plaza principal de Graz, la Hauptplatz, se viste de fiesta con la llegada de la Navidad y su célebre mercado. 

© Graz Tourismus/Fischer

Segunda ciudad más grande de Austria, tiene alrededor de 300.000 habitantes, de los que unos 60.000 son estudiantes en alguna de sus cuatro universidades y dos escuelas técnicas. No hay que olvidar que Johannes Kepler, astrónomo y matemático alemán conocido por sus leyes sobre el movimiento de los planetas, impartió en Graz clases de matemáticas en el s. XVI.

Una polifacética ciudad saldrá a nuestro encuentro para despertar un mosaico de emociones

El Murinsel es un puente isla que une ambas partes de la ciudad, construido con motivo del nombramiento de Ciudad Europea de Cultura en 2003
El Murinsel es un puente isla que une ambas partes de la ciudad, construido con motivo del nombramiento de Ciudad Europea de Cultura en 2003.

© Graz Tourismus /Harry Schiffer

Pero será algo más que los números lo que nos cautive. Una polifacética ciudad saldrá a nuestro encuentro para despertar un mosaico de emociones, una urbe vibrante, llena de vida, que nos arrastrará en un torbellino para regalarnos a continuación la tranquilidad necesaria y calmar nuestro acelerado corazón, siempre arropado por un marcado sentido del gusto y la cultura.

El Schloßberg y la torre del reloj  una zona recreativa local en la naturaleza y un símbolo histórico con las mejores vistas de la ciudad
El Schloßberg y la torre del reloj una zona recreativa local en la naturaleza y un símbolo histórico con las mejores vistas de la ciudad. 

© Graz Tourismus/Harry Schiffer

Impregnada de arte y cultura

El centro de la ciudad rezuma historia en cada una de sus calles y sus edificios, más que suficiente para que fuese declarada, en 1999, Patrimonio Mundial por la UNESCO, con un poso de saber que la llevó a convertirse en 2003 en Capital Europea de la Cultura. Por si esto fuera poco, en 2011 fue merecedora de otro título otorgado por la UNESCO, el de Ciudad del Diseño, donde el desarrollo moderno y la preservación de la tradición pasean de la mano para deleite de sus ciudadanos y visitantes.

El Museo Kunsthaus   es el símbolo contemporáneo  de la ciudad apodado como “friendly Alien”

El Museo Kunsthaus es el símbolo contemporáneo de la ciudad apodado como “friendly Alien”. © Österreich Werbung/Julius Silver

Graz es a la vez historia y punto de encuentro para artistas jóvenes y prometedores. Las tradiciones se aman, se viven y se celebran cuando la gente baila en la plaza Hauptplatz con vestidos Dirndl y pantalones de cuero y cuando el Schloßberg se transforma en un encantador paisaje invernal durante el Adviento.

Las tradiciones se aman, se viven y se celebran

Una visita a un mercado  de agricultores de Graz, colorido y lleno de vida, con sus bares y pequeños restaurantes, invita a hacer una pausa gastronómica
Una visita a un mercado de agricultores de Graz, colorido y lleno de vida, con sus bares y pequeños restaurantes, invita a hacer una pausa gastronómica.  

© Graz Tourismus,/Harry Schiffer

El arte y la cultura nos esperan en los espacios públicos, los museos y los barrios artísticos de una ciudad que también sabe hacer autocrítica, al mismo tiempo que disfruta de la vida e irradia color y diversidad. Junto a imponentes instituciones clásicas como la ópera, el teatro o el Congreso, Graz siempre ha sido un centro importante para la escena local de cabaret y de arte a pequeña escala.

El corazón se conquista por el estómago

Graz, es, oficialmente, la capital gastronómica de Austria, distinción que confirma la alta calidad de los productos utilizados que se extiende más allá de los restaurantes condecorados con estrellas Michelin y toques de la guía GaultMillau. Los productos regionales y de temporada, que encontraremos en sus mercados de agricultores, son perfeccionados por todos los chefs de la ciudad. Encontrarás un lugar donde deleitarte en casi cada rincón de la ciudad: cafeterías, vinotecas, restaurantes, fondas, puestos de salchichas... en todas partes se puede descubrir el gusto de los habitantes de Graz por la buena vida.

Graz es la ciudad de los sentidos

Graz es la capital gastronómica de Austria,  un paraíso para los gourmets.
Graz es la capital gastronómica de Austria, un paraíso para los gourmets. 

© Graz Tourismus,/Tom Lamm

A todo ello hay que sumar un sugestivo toque mediterráneo. No en vano se la conoce como la ciudad más septentrional del sur. Esto se debe, por un lado, a las numerosas horas de sol y, por el otro, a la hospitalidad. Porque nada les gusta más a sus habitantes que sentarse en un espacio abierto con una buena copa de vino blanco, mientras lo degustan y observan a su alrededor. Graz es la ciudad de los sentidos.

El Museo al aire libre de Austria en Stübing es el museo al aire libre más grande de Austria.
El Museo al aire libre de Austria en Stübing es el museo al aire libre más grande de Austria.

© Erlebnisregion Graz/Tom Lamm

Más cerca de lo que crees

Los atractivos de Graz no terminan en el límite de sus calles ya que mucho más cerca de lo que crees, a pocos minutos de la ciudad, descubriremos grandes tesoros que no harán más que confirmar nuestro amor por este paraíso austriaco. El Museo al aire libre de Stübing, la abadía de Rein, el Parque de las Esculturas, el Museo Arnold Schwarzenegger, las cuevas de Lurgrotte o el criadero federal de caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena en Piber terminarán de cautivarnos para hacer de Graz ese lugar al que siempre querremos volver.

A pocos minutos de la ciudad, descubriremos grandes tesoros

El criadero de los famosos caballos blancos de la Escuela Española de Equitación de Viena está en Piber.
El criadero de los famosos caballos blancos de la Escuela Española de Equitación de Viena está en Piber.  

© Tourismusverband Lipizzanerheimat/Die Abbilderei

Toda la información sobre Graz aquí

Nuestros destacados