Holanda y sus ocho castillos más impresionantes

Holanda ha poseído castillos bastante impresionantes a lo largo de la historia. Muchos de ellos no han sobrevivido, sin embargo, afortunadamente, todavía hay algunos que merecen una visita. Éstos son ocho de ellos.

Meritxell Bernal

Holanda tiene un buen número de fortalezas.
Holanda tiene un buen número de fortalezas.

Desde las primeras construcciones medievales del siglo XII hasta las mansiones de campo de los nobles adinerados del Siglo de Oro, Holanda cuenta con más de 700 imponentes residencias comúnmente denominadas castillos, y que, según la SKBL, organización encargada de preservarlas, se encuentran sobre todo en el centro y el este del país.

Muchos de ellos recobran la gloria pasada y ofrecen todo tipo de actividades culturales, así como un alojamiento distinto y original para el que quiera pasar sus vacaciones como un rey

Muchos de ellos recobran la gloria pasada y ofrecen todo tipo de actividades culturales, así como un alojamiento distinto y original para el que quiera pasar sus vacaciones como un rey. Aquí hay ocho de ellos que dan buena cuenta del boyante pasado que llegó a vivir un país tan pequeño como Holanda.

1. Castillo Muiderslot

El Castillo Muderslot se encuentra en la provincia de Holanda Septentrional.
El Castillo Muderslot se encuentra en la provincia de Holanda Septentrional.

El castillo de Muiderslot es una extraordinaria fortaleza medieval de forma cuadrada en Muiden, en la provincia de Holanda Septentrional. Está bastante cerca de Ámsterdam, por lo que es ideal para una excursión de un día desde la capital. Alberga un museo nacional y tiene un foso con un puente levadizo.

El museo está representado en la carta del as de tréboles en la baraja estándar que se usa en los Países Bajos

Como dato curioso, hay que destacar que el museo está representado en la carta del as de tréboles en la baraja estándar que se usa en los Países Bajos.

2. Castillo de Haar

Vista del castillo De Haar en Utrecht.
Vista del castillo De Haar en Utrecht.

El castillo de Haar es el más grande y lujoso de los Países Bajos y se encuentra cerca de Haarzuilens, en Utrecht. Tiene un interior bastante impresionante con una capilla y un exterior rodeado de jardines. Todos los años se lleva a cabo la Elf Fantasy Fair en este lugar... una oportunidad perfecta para disfrazarte de elfo, hobbit, bruja o cualquier criatura.

3. Castillo de Doornenburg

El Castillo Doornenburg es uno de los más grandes y conservados de Holanda.
El Castillo Doornenburg es uno de los más grandes y conservados de Holanda.

Este castillo consta de uno más pequeño y uno principal que están conectados por un estrecho puente de madera. Es uno de los más grandes y mejor conservados de Holanda, ¡así que definitivamente vale la pena verlo!

Había una casa fortificada conocida como Villa Dorenburc en este lugar, con el tiempo creció y se expandió hasta convertirse en un castillo fortificado

Hace mucho tiempo había una casa fortificada conocida como Villa Dorenburc en este lugar, con el tiempo creció y se expandió hasta convertirse en un castillo fortificado.

4. Castillo de Doorwerth

El Castillo de Doorwerth se construyó entre 1402 y 1560.
El Castillo de Doorwerth se construyó entre 1402 y 1560.

A unos 45 minutos de la ciudad de Utrecht, se encuentra Doorwerth, un castillo que se construyó entre 1402 y 1560, por Robert van Dorenweed y se hizo con ladrillo. En su momento, fue una edificación importante para la defensa de esta zona de Holanda, aunque curiosamente la primera construcción se realizó en madera en el siglo XIII, aunque se quemó poco tiempo después.

Hoy, este castillo medieval se utiliza como hotel, restaurante y lugar para varios eventos, fiestas y bodas

Hoy, este castillo medieval se utiliza como hotel, restaurante y lugar para varios eventos, fiestas y bodas. Se dice que el fantasma de una niña, que una vez murió de hambre dentro del castillo, todavía vaga por allí.

5. Castillo de Radboud

El Castillo de Radboud fue cosntruido en 1920.
El Castillo de Radboud fue cosntruido en 1920.

Este castillo holandés no es de los más antiguos, pero aun así mantiene su encanto. La estructura actual fue construida en 1920 en honor a un rey frisón de nombre Radboud, aunque la construcción original data del siglo XIII, la cual fue construida por orden de Floris V, para protegerse de las invasiones de los frisones.

Entre su magnífica arquitectura y sus fosas y jardines, el castillo Radboud es una visita para no olvidar

Entre su magnífica arquitectura y sus fosas y jardines, el castillo Radboud es una visita para no olvidar.

6. Castillo de Ammersoyen

El Castillo de Ammersoyen está rodeado de agua y se encuentra en la provincia de Gelderland.
El Castillo de Ammersoyen está rodeado de agua y se encuentra en la provincia de Gelderland.

Éste es un hermoso castillo rodeado de agua y ubicado en el oeste de la provincia de Gelderland. Fue construido alrededor de 1300, pero sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente, debido a las renovaciones, está en perfecto estado nuevamente.

7. Paleis Het Loo

Guillermo III de Inglaterra y su esposa, María II, construyeron el Paleis Het Loo entre 1684 y 1686 en Holanda. Visitarlo de pies a cabeza en el presente puede llevar al menos medio día, dado que en su interior se pueden encontrar un museo nacional, galerías de obras de arte y bibliotecas pertenecientes a la familia Orange-Nassau y muestras de mobiliario original.

Este casitllo de Holanda alberga un museo nacional.
Este casitllo de Holanda alberga un museo nacional.

A su vez, allí también está ubicado el Museo de la cancillería de las órdenes de caballeros neerlandeses, el cual contiene libros, decoraciones, medallas y otros elementos relacionados con esta parte de la historia. Su jardín barroco está considerado el “Versalles de Holanda” dada la simetría con la que fue construido, las estatuas y las fuentes que lo componen, son una parte indispensable de la visita.

8. Castillo Slot Loevestein

El Castillo Slot Loevestein fue una prisión política.
El Castillo Slot Loevestein fue una prisión política.

El castillo Slot Loevestein está ubicado entre los ríos Maas y Waal, en Países Bajos. Fue construido entre 1357 y 1397 por un caballero llamado Dirc Loef van Horne. Su estrategia: servir como punto de control (y peaje) para los comerciantes que viajaban entre los dos ríos. Durante la guerra de los 80 años, fue robustecido con el fin de ser utilizado como fortificación. En 1619, fue convertido en una prisión política, cuyas celdas encerraron a algunos de los rebeldes más renombrados del folclore neerlandés.

Archivado en:

Egeskov es uno de los castillos más bellos de Dinamarca.

Relacionado

Los castillos más bonitos de Dinamarca

Nuestros destacados