Islas Lofoten: unas vacaciones en las playas del Ártico

Ubicadas al norte del Círculo Polar Ártico, las Islas Lofoten disfrutan de temperaturas relativamente suaves, debido a la circulación de la Corriente del Golfo, que las hacen un lugar idóneo para unas vacaciones en la playa.

Rocío Snyder

Haukland, una franja de arena blanca junto al agua azul verdosa, en las Islas Lafoten.
Haukland, una franja de arena blanca junto al agua azul verdosa, en las Islas Lafoten.

Es posible que el norte de Noruega no se les ocurra de inmediato a aquellos que planean unas vacaciones en la playa. Sin embargo, las arenas doradas de las remotas Islas Lofoten atraen a fotógrafos, surfistas y mochileros de todo el mundo.

Un viaje a lo largo de sus estrechas carreteras inevitablemente lleva muchas horas. Sin embargo, merece la pena. A la vuelta de cada curva, hay vistas impresionantes, una montaña aún más espectacular u otro pueblo de pescadores con cabañas de madera roja que pide ser explorado.

Si bien son más conocidas por su paisaje puntiagudo, los pueblos idílicos junto al mar, las exhibiciones de la aurora boreal y las caminatas de primer nivel, son las playas las que esconden la mayor sorpresa del viaje

Para aquellos que se aventuran fuera de la E10, una de las dieciocho rutas turísticas nacionales que existen en Noruega, es fundamental descubrir los secretos de Lofoten.

Si bien las islas son más conocidas por su paisaje puntiagudo, los pueblos idílicos junto al mar, las exhibiciones de la aurora boreal y las caminatas de primer nivel, son las playas las que esconden la mayor sorpresa del viaje.

Puerto de Svolvær, esta atractiva ensenada es la ciudad más grande de las islas y ofrece hoteles de servicio completo y tradicionales cabañas de madera y cabañas de pescadores.
Puerto de Svolvær. Esta atractiva ensenada es la ciudad más grande de las islas y ofrece hoteles de servicio completo y tradicionales cabañas de madera y cabañas de pescadores.

Un clima templado

Las islas disfrutan de un clima oceánico mucho más suave de lo que sugeriría su latitud. De hecho, la temperatura se compara con mayor frecuencia con la de Seattle o la ciudad de Quebec, que se encuentran 20 grados más al sur.

Mochileros, excursionistas, fotógrafos y surfistas son los nuevos turistas de las Islas Lofoten

Los lugareños aprovechan al máximo la anomalía climática yendo a las playas en los días soleados, pero con agua helada y pocas instalaciones, no atrae al típico buscador de playas. Mochileros, excursionistas, fotógrafos y surfistas son los nuevos turistas de las Islas Lofoten.

Las arenas cubiertas de algas, los picos montañosos irregulares y las grandes rocas que se desvanecen en las olas crean un escenario espectacular, tanto para los deportes acuáticos como para los cineastas.

Playa de Ramberg, una de las playas más populares de Lofotens, esta amplia extensión de arena está situada cerca de la autopista E10
Playa de Ramberg, una de las playas más populares de las Islas Lafoten, esta amplia extensión de arena está situada cerca de la autopista E10.

Si bien el verano ofrece un clima templado para acampar, muchos fotógrafos esperan tener suerte y captar un espectáculo de auroras boreales, algo que es más probable que ocurra a finales del invierno o en el otoño. Algunos vienen a fotografiar la belleza de la costa después de una nevada.

La playa de Unstad

Desconocida para la mayoría de los noruegos, Unstad Beach es un nombre familiar para los surfistas de aguas frías de todo el mundo.

Desde 2007, el Lofoten Masters ha pasado de ser un encuentro de surf local a una competición estándar internacional

Desde 2007, el Lofoten Masters ha pasado de ser un encuentro de surf local a una competición estándar internacional. Cuenta la leyenda que dos lugareños descubrieron el surf en un viaje. Al regresar, fabricaron sus propias tablas y nació una nueva comunidad.

Playa de Unstad es conocida como el campeonato de surf más septentrional del mundo, el Lofoten Masters se lleva a cabo en la playa de Unstad todos los años y atrae a surfistas de todo el
La Playa de Unstad es conocida como el campeonato de surf más septentrional del mundo, el Lofoten Masters.

Cerca de Haukland Beach, hay una franja de arena blanca junto al agua azul verdosa, que recuerda a una isla caribeña. Aunque no está permitido acampar, es un lugar perfecto para almorzar o dar un paseo.

Unos pocos kilómetros más al norte, se encuentra posiblemente la más famosa de las playas de las Islas Lofoten. Uttakleiv está orientada al norte y, por lo tanto, atrae a un gran número de cazadores de auroras, mientras acampan salvajemente bajo el sol de medianoche en la misma playa o en los pastizales.

Oportunidades de senderismo

Más playas salpican el tramo costero de la E10 alrededor de las pequeñas comunidades de Flakstad y Ramberg, en la costa norte de la isla de Flakstadøya.

La playa plana y arenosa de Skagsanden es un refugio para fotógrafos y amantes de auroras boreales durante todo el año

La playa plana y arenosa de Skagsanden es un refugio para fotógrafos y amantes de auroras boreales durante todo el año, gracias a su aspecto orientado al norte y al impresionante telón de fondo de la montaña Hustinden.

Por otro lado, a pesar de sus arenas doradas, aguas turquesas poco profundas y los escarpados acantilados de la montaña Ryten que hacen que la playa de Kvalvika sea una de las playas más pintorescas de las islas, a menudo está desierta porque solo se puede acceder a pie. La caminata de una hora es sencilla, pero el sendero rocoso puede ser resbaladizo después de la lluvia.

Las Islas Lofoten disfrutan de temperaturas relativamente suaves debido a la circulación de la Corriente del Golfo.
Las Islas Lofoten disfrutan de temperaturas relativamente suaves debido a la circulación de la Corriente del Golfo.

Aunque las instalaciones son inexistentes, se permite acampar en las dunas cubiertas de hierba y en la playa y, de hecho, se recomienda en el verano para una vista excepcional del sol de medianoche.

"No hay casas, ni cables eléctricos, solo tú y una ruta de senderismo. La escala, el aislamiento y el drama de estas playas son incomparables", señala Cody Duncan, un fotógrafo profesional de paisajes de California que ahora llama a los senderos de Lofoten su hogar.

El turismo tiene un precio

Por mucho que la belleza de las Islas Lofoten sea un gran atractivo turístico, las autoridades locales están atrapadas en un dilema. Cada verano las quejas de los lugareños se hacen más fuertes. Las leyes de libertad de movimiento de Noruega permiten la acampada libre, pero no todos los visitantes limpian lo que ensucian y el tráfico es un problema cada vez mayor.

Más allá de las playas y el senderismo, las Islas Lofoten ofrecen mucho para el viajero curioso y para aquellos que solo quieren relajarse

"El gobierno local debe reaccionar antes de que sea demasiado tarde", explica Duncan. "Se ha hablado de proporcionar baños públicos en algunos lugares y un autobús de enlace desde una escuela cercana hasta el comienzo del sendero de la playa de Kvalvika, por ejemplo, pero aparte del mantenimiento del sendero y la señalización básica, no ha habido mucha acción".

El archipiélago está formado por siete islas principales Austvågøy, Flakstadøy, Gimsøy, Moskenesøya, Røst, Værøy y Vestvågøy.
El archipiélago está formado por siete islas principales Austvågøy, Flakstadøy, Gimsøy, Moskenesøya, Røst, Værøy y Vestvågøy.

Más allá de las playas y el senderismo, las Islas Lofoten ofrecen mucho para el viajero curioso y para aquellos que solo quieren relajarse.

Alquilar una simple cabaña de madera (hytte) o una choza de pescador tradicional (rorbu) es otra opción. Por otro lado, llegar allí es la mitad de la diversión

Mientras que los hoteles están disponibles en el atractivo puerto de Svolvær, la ciudad más grande de las islas, hay muchos más alojamientos. Alquilar una simple cabaña de madera (hytte) o una choza de pescador tradicional (rorbu) es otra opción. Por otro lado, llegar allí es la mitad de la diversión.

La aerolínea nacional Widerøe está experimentando con vuelos directos de Oslo a Svolvær, pero estos son caros y poco frecuentes. Una forma mucho más divertida es volar a Bodø, luego tomar el ferry de pasajeros a Svolvær o el ferry de automóviles a Moskenes. Ambas rutas tardan apenas tres horas y resulta espectacular vislumbrar el archipiélago en la distancia.

Fuente: CCN Travel.

Nuestros destacados