Marruecos y sus 15 atracciones turísticas imprescindibles

Marruecos es un destino tan cercano como espectacular. Extensiones desérticas, picos de las montañas escarpadas, impresionantes playas, excepcional gastronomía. Eso y mucho más es este país, del que hoy destacamos sus principales atracciones turísticas

Marruecos es un país con rincones fascinantes.
Marruecos es un país con rincones fascinantes.

Marruecos es un país de una diversidad fascinante: un reino exótico de ciudades imperiales, desiertos extensos, culturas vibrantes y colores que desafían la imaginación. Reino mágico y exótico, se disfruta con cada uno de los sentidos.

Sus principales atracciones turísticas van desde las grandes ruinas romanas, pasando por sus escarpadas montañas, sus animados zocos y hasta la arquitectura kasbah de ladrillos de barro en tonos anaranjados. Todo esto y mucho más convierte a Marrueco en uno de los destinos más interesantes del mundo.

No es de extrañar que Marruecos haya sido agasajado por artistas y escritores durante décadas, y sigue encantando a todos los que lo visitan

Además, este fascinante país es una fusión de la cultura africana y árabe y está impregnado de costumbres ancestrales. No es de extrañar que Marruecos haya sido agasajado por artistas y escritores durante décadas, y sigue encantando a todos los que lo visitan.

Descubrimos los mejores lugares para visitar en este cautivador país, con esta lista de sus principales atracciones turísticas.

1. Medina de Marrakech

El vibrante bullicio de la medina de Marrakech resume Marruecos para muchos visitantes y es una importante atracción turística.

Vista de plaza de Djemma el fna, la entrada a la Medina de Marrakech.
Vista de plaza de Djemma el fna, la entrada a la Medina de Marrakech.

La mitad de la ciudad converge durante el día y la noche, para pasar el rato con los vendedores de puestos, músicos tradicionales, encantadores de serpientes y acróbatas al azar

Se ingresa a la ciudad vieja desde la vasta plaza de Djemma el-fna, donde, al parecer, la mitad de la ciudad converge durante el día y la noche, para pasar el rato con los vendedores de puestos, músicos tradicionales, encantadores de serpientes y acróbatas al azar.

Una vez dentro de la medina, se ingresa a un mundo de callejuelas laberínticas y ajetreo de comerciantes. Es una experiencia llena de vida local colorida y ruidosa que nadie debe perderse en sus rutas turísticas marroquíes.

2. Chefchaouen

Sentada en medio de las exuberantes montañas del Rif, Chefchaouen es una ciudad laberíntica de edificios azules con un brillo increíblemente fotogénico.

Chefchaouen se encuentra bajo las exuberantes montañas del Rif.
Chefchaouen se encuentra bajo las exuberantes montañas del Rif. Foto:IStock.

Una visita aquí consiste simplemente en pasear por los callejones de la medina y disfrutar de toda esa colorida arquitectura. Es una urbe tranquila y relajada y un gran lugar para recargar energías.

Este es también uno de los principales destinos de senderismo y trekking de Marruecos y un punto de partida y centro de organización para caminatas por las montañas del Rif.

3. Dunas de Erg Chebbi

Para ver los campos de dunas del Sahara en Marruecos, hay que dirigirse al este de la columna vertebral del Alto Atlas, hasta la región desértica del extremo oriental, que se encuentra cerca de la frontera con Argelia.

El destino más popular para las grandes y ondulantes dunas de arena es Erg Chebbi.

Este es un territorio privilegiado para surfear en las dunas y caminar en camello al amanecer y al atardecer, generalmente combinado con una noche en un campamento de tiendas de campaña en el desierto justo en medio del campo de dunas.

Imprsionante vista del campo de dunas de Erg Chebbi.
Imprsionante vista del campo de dunas de Erg Chebbi. Foto: IStock.

Simplemente, sentarse en medio del esplendor de las dunas de arena y experimentar el cielo del Sahara lleno de estrellas por la noche merece el largo viaje que se necesita para llegar aquí.

Muchos viajeros reservan un paquete de experiencia en el desierto, que incluye transporte de regreso (generalmente desde Fez o Marrakech) y una estancia en un campamento en el desierto durante la noche

Muchos viajeros reservan un paquete de experiencia en el desierto, que incluye transporte de regreso (generalmente desde Fez o Marrakech) y una estancia en un campamento en el desierto durante la noche, pero también se puede viajar de forma independiente a Merzouga (el pueblo al lado del campo de dunas de Erg Chebbi) y organizar actividades una vez allí.

4. Fez

En comparación con las otras ciudades imperiales, Fez está mucho menos aburguesada. La medina aquí (llamada Fes el Bali) es un laberinto de callejones estrechos y traseros donde es casi imposible no perderse.

En medio del área de los zocos, se encuentran las curtidurías, donde las enormes tinas de tintes de colores son uno de los lugares emblemáticos de la ciudad.

Curtido tradicional en la antigua medina de Fez.
Curtido tradicional en la antigua medina de Fez. Foto: IStock.

Además del patrimonio artesanal de la ciudad, con calles de zoco llenas hasta los topes de artesanías tradicionales y la dispersión de palacios y monumentos escondidos en medio de las calles sinuosas, la principal atracción de Fez el Bali es simplemente salir a pasear sin rumbo por las calles.

5. Ait Benhaddou

Esta aldea fortificada de adobe de piedras doradas sobresale dramáticamente de la tierra en medio de un paisaje que cautiva a todos los que lo visitan.

La magnífica fortaleza de la Kasbah Ait Benhaddou.
La magnífica fortaleza de la Kasbah Ait Benhaddou. Foto: IStock.

Es un lugar de cuento de hadas y, como era de esperar, las torretas de color naranja y los carriles con curvas en el interior se han convertido en un lugar de rodaje favorito de Hollywood, debido a la belleza del lugar.

6. Essaouira

La ciudad costera más encantadora de Marruecos es la tranquila Essaouira, que se convirtió en uno de los principales lugares de reunión hippie del país durante la década de 1970. Hoy en día, un indicio de este pasado bohemio permanece, y la ciudad es uno de los centros artísticos de Marruecos, con una próspera escena de arte local.

Sus calles sinuosas albergan pequeñas galerías de arte, boutiques y una animada escena contemporánea de cafés y restaurantes, así como tiendas tradicionales

Para los visitantes, la medina frente al mar de Essaouira, encerrada dentro de murallas fortificadas, es la principal atracción. Sus calles sinuosas albergan pequeñas galerías de arte, boutiques y una animada escena contemporánea de cafés y restaurantes, así como tiendas tradicionales.

Essaouira es una de las ciudades costeras más encantadoras de Marruecos.
Essaouira es una de las ciudades costeras más encantadoras de Marruecos. Foto: Istock.

Para aquellos que buscan un turismo más activo, también hay excelentes paseos por la playa, excursiones a los pueblos cercano y la posibilidad de practicar surf en sus aguas.

7. Volubilis

La ruina número uno de la era romana de Marruecos, y su sitio histórico más famoso, es un festín para los amantes del patrimonio.

Este sitio laberíntico está lleno de columnas derruidas y restos de templos, como recordatorios de que incluso los imperios más grandes eventualmente se derrumban

Este sitio laberíntico está lleno de columnas derruidas y restos de templos, como recordatorios de que incluso los imperios más grandes eventualmente se derrumban. Sin embargo, lo más destacado aquí es el grupo de intrincados pisos de mosaico en medio de las ruinas, que se han dejado in situ donde fueron desenterradas.

Antiguo mosaico romano en Volubilis.
Antiguo mosaico romano en Volubilis. Foto: IStock.

La ubicación en la cima de una colina permite que las ruinas dominen el campo circundante, lo que se suma al ambiente romántico de la gloria perdida.

Volubilis se puede visitar fácilmente como una excursión de un día desde Meknes o Fez.

8. Valle del Dades 

Los excursionistas y amantes de la naturaleza en general no deben perderse un viaje al valle del Dades, uno de los lugares más pintorescos de la región del Alto Atlas.

Paisaje característico del Valle del Dades.
Paisaje característico del Valle del Dades. Foto: IStock.

Con los picos nevados del Alto Atlas en la distancia, la vida rural de ritmo lento aquí es el antídoto perfecto para aquellos que se han estado poniendo nerviosos en medio de los zocos de Marrakech y Fez.

Es particularmente fotogénico durante la primavera, cuando los árboles frutales están en flor

Los pequeños pueblos del valle, intercalados entre altos acantilados de tonos anaranjados, están rodeados de huertos y campos de cultivo. Es particularmente fotogénico durante la primavera, cuando los árboles frutales están en flor.

Hay muchas opciones de caminatas de un día en la zona y excelentes oportunidades para la observación de aves.

9. Erg Chigiga

Con alrededor de 40 kilómetros, el campo de dunas de Erg Chigiga es el más grande de Marruecos. Debido a que está más al sureste que el más famoso Erg Chebbi y, por lo tanto, menos accesible en un viaje corto a Marruecos, este vasto mar de arena de gigantescas dunas del Sahara atrae menos multitudes.

Gigantescas dunas de Erg Chigiga.
Gigantescas dunas de Erg Chigiga.

La base principal para las excursiones de Erg Chigiga es la ciudad oasis de M'Hamid, desde donde se parte para el desierto en recorridos en 4x4 y caminatas en camello de varios días para pasar la noche en medio de las dunas. Hay que tener en cuenta que M'Hamid se encuentra a unos 55 kilómetros del campo de dunas.

10. Bab al-Mansour

Esta gigantesca puerta, que protege la entrada al distrito de la Ciudad Imperial de Meknes, es conocida por su intrincada decoración.

Bab al Mansour es la puerta de la ciudad que conduce a la medina.
Bab al Mansour es la puerta de la ciudad que conduce a la medina. Foto: Istock.

Concebida como un recordatorio monumental del poder del sultán, Bab al-Mansour, es una magnífica reliquia de la gloriosa era de Meknes como capital de Marruecos. Es ampliamente considerada como la puerta de entrada más grande y mejor conservada de Marruecos.

Se recomienda ir a última hora de la tarde para fotografiar la puerta con la suave luz del atardecer

Se recomienda ir a última hora de la tarde para fotografiar la puerta con la suave luz del atardecer, luego pasea por el pequeño laberinto de la medina de Meknes, más relajada que la de la cercana Fez.

11. Montañas del Rif

Si bien gran parte del paisaje montañoso de Marruecos son picos escarpados rodeados de palmerales y llanuras áridas, las montañas del Rif brindan un exuberante relieve verde.

Paisaje verde en las montañas del Rif. (2)
Paisaje verde en las montañas del Rif.

Para los excursionistas, ciclistas y caminantes de un día, esta es una buena oportunidad para adentrarse en la naturaleza.

Tanto Tetuán como Chefchaouen son las bases principales desde las que lanzarse a una aventura en las montañas del Rif.

12. Valle del Draa

Este valle, que conecta el extremo sureste del Alto Atlas con el desierto, es un territorio privilegiado para los fanáticos de la arquitectura y la historia.

El Valle del Draa es perfecto para los amantes de la historia y la arquitectura.
El Valle del Draa es perfecto para los amantes de la historia y la arquitectura.

Todo el camino hasta la ciudad de Zagora, la carretera está bordeada por oasis de palmeras y salpicada de kasbahs y ksour bellamente conservados hechos de adobe.

Destaca la Kasbah des Caids en Tamnougalt, que se ha utilizado como ubicación en muchas películas de Hollywood

Es un gran lugar para un viaje por carretera, deteniéndose en los pueblos a lo largo del camino. para admirar la vista y adentrarse en los pasajes sombreados y poco iluminados de las kasbahs.

Destaca la Kasbah des Caids en Tamnougalt, que se ha utilizado como ubicación en muchas películas de Hollywood, y el pueblo de Timidarte, donde la arquitectura ksar ha sido restaurada.

13. Mezquita Hassan II de Casablanca

El principal punto de interés y edificio emblemático de Casablanca, la Mezquita Hassan II es un símbolo lujoso no solo de la ciudad, sino también del propio Marruecos.

La decoración de esta mezquita moderna (terminada en 1993) cubre cada centímetro de esta enorme edificación.

La mezquita de Hassan II en Casablanca es la más grande de Marruecos.
La mezquita de Hassan II en Casablanca es la más grande de Marruecos. Foto: IStock.

Piezas de mármol intrincadamente talladas, mosaicos vibrantes y detalles de baldosas de zellige rinden homenaje a los ideales de la arquitectura islámica tradicional y al dominio de la artesanía marroquí y, sin embargo, al mismo tiempo, logran sentirse contemporáneos.

Es la única mezquita a la que los no musulmanes pueden entrar en Marruecos

Esta es la única mezquita a la que los no musulmanes pueden entrar en Marruecos. Se organizan visitas guiadas gratuitas e informativas con regularidad.

14. Oudaias Kasbah de Rabat

Marruecos tiene muchas áreas hermosas del casco antiguo, pero el barrio Oudaias Kasbah de Rabat tiene que ser uno de los más pintorescos del país.

Este barrio tiene una atmósfera perdida en el tiempo.
Este barrio tiene una atmósfera perdida en el tiempo. Foto: IStock.

Este es un distrito tranquilo y perfectamente pintoresco que se siente a kilómetros de la ciudad, a pesar de estar justo en su centro.

A diferencia de las áreas del casco antiguo de Fez y Marrakech, casi no hay turistas aquí, por lo que explorar este bonito rincón de la capital se siente como si hubieran dejado entrar en un secreto bien guardado

Dentro de los muros de esta antigua fortaleza, las calles de las impecables casas blancas y azules bordeadas por coloridas macetas y lavados ondeando tienen una atmósfera perdida en el tiempo. que es difícil de superar.

Aún mejor, a diferencia de las áreas del casco antiguo de Fez y Marrakech, casi no hay turistas aquí, por lo que explorar este bonito rincón de la capital se siente como si hubieran dejado entrar en un secreto bien guardado.

15. Tánger

Tánger es la ciudad más europea de Marruecos.
Tánger es la ciudad más europea de Marruecos. Foto: IStock.

La más europea de todas las ciudades de Marruecos, Tánger es una importante ciudad portuaria con conexiones regulares de ferry con España.

Tánger tiene un papel fascinante y ligeramente libertino en la historia literaria de mediados del siglo XX, y este pasado es lo que atrae a muchos turistas aquí. Esta es la ciudad que inspiró obras famosas como The Sheltering Sky, de Paul Bowles, y Naked Lunch, de William Burroughs.

Archivado en:

Los mejores vídeos