Los mejores mercados navideños de Bélgica

Desde finales de noviembre, las ciudades de Bélgica se transforman, llenándose todas de luces parpadeantes, guirnaldas, árboles de Navidad y un espíritu de lo más festivo, donde reinan los mercados navideños. ¡Descubre los siete mejores!

Rocío Snyder

Bélgica destaca por sus impresionantes mercados navideños.
Bélgica destaca por sus impresionantes mercados navideños.

Viajar a Bélgica en estas fechas significa asistir obligatoriamente a un mercado navideño. El ambiente es cautivador. En sus ciudades, los puestos se alinean en las plazas principales y surge una sensación mágica entorno a estos lugares.

Aunque el clima es frío, el aroma del vino caliente llena el aire y lo calienta con cada sorbo.

Cada mercado navideño en Bélgica tiene su propio atractivo único, pero, en general, todos tienen una cosa en común, la sensación de adentrarse en un cuento de hadas medieval

Y, por supuesto, es el lugar perfecto para realizar todas las compras navideñas. Cada mercado navideño en Bélgica tiene su propio atractivo único, pero, en general, todos tienen una cosa en común, la sensación de adentrarse en un cuento de hadas medieval.

¿Preparado para experimentar los mercados navideños en Bélgica? ¡Descubre los mejores y da así la bienvenida a la Navidad!

1. Winter Wonders

Winter Wonders, en Bruselas, ha sido aclamado como el mercado navideño más original de Europa por los operadores turísticos británicos.

Winter Wonders es el mercado de Navidad de Bruselas.
Winter Wonders es el mercado de Navidad de Bruselas.

Es el mercado navideño más famoso del país. Cada año, más de tres millones de visitantes vienen aquí para explorar las 260 casas de madera

Conocido localmente como Plaisirs d'Hiver, éste es el mercado navideño más famoso del país. Cada año, más de tres millones de visitantes vienen aquí para explorar las 260 casas de madera repartidas a lo largo de una ruta de 2,5 kilómetros en el centro de la ciudad. El mercado cuenta con una gran pista de patinaje sobre hielo, numerosas atracciones del recinto ferial y un espectáculo de luces y sonido único en la Grand-Place.

En él se puede encontrar todo tipo de hermosos regalos de Navidad y delicias gastronómicas de temporada. También se puede disfrutar de fantásticas vistas de la ciudad en la Gran Noria en Place Sainte-Catherine.

2. Pueblo navideño de Lieja

Durante más de 30 años, Lieja ha albergado un magnífico pueblo navideño que proviene de la larga tradición alemana de los mercados festivos a la ciudad.

Cada año, alrededor de dos millones de visitantes se maravillan con los monumentos iluminados alrededor de la Catedral de San Pablo y sus 200 puestos.

Pueblo de Navidad de Lieja, al que acuden cada año millones de visitantes.
Pueblo de Navidad de Lieja, al que acuden cada año millones de visitantes.

Coros, grupos musicales y grupos de danza folclórica brindan entretenimiento en el escenario principal. Mientras tanto, una noria de 30 metros de altura, una pista de patinaje sobre hielo y una emocionante pista de trineos ofrecen emociones para los niños (y los niños grandes). Los visitantes también pueden explorar numerosos puestos de regalo de artesanía valona y francesa. Los amantes de la comida, por otro lado, pueden picar todo tipo de delicias locales en los puestos gourmet, con especialidades de mazapán, delicias saladas y morcilla.

La ciudad es también el lugar de nacimiento del gofre de Lieja, y el chocolate Galler y pèket.

3. Mercado de Amberes

Con docenas de coros, grupos de gospel y música clásica en su centro histórico, Amberes es un lugar ideal para visitar en estos días.

Su bullicioso mercado se extiende desde Groenplaats hasta Grote Markt (plaza del mercado), pasando por Suikerrui hasta Steenplein. Aquí se pueden encontrar más de 100 puestos

Su bullicioso mercado se extiende desde Groenplaats hasta Grote Markt (plaza del mercado), pasando por Suikerrui hasta Steenplein. Aquí se pueden encontrar más de 100 puestos que venden comida y regalos locales e internacionales.

Luces del mercado navideño de Amberes.
Luces del mercado navideño de Amberes. Foto: IStock.

Groenplaats está adornado con brillantes luces navideñas y ofrece música en vivo durante las fiestas navideñas. Mientras tanto, la pista de patinaje sobre hielo cercana, la noria y los juegos de minigolf ofrecen diversión a los más pequeños de la casa. También se llevan a cabo varios eventos y espectáculos en toda la ciudad durante la temporada.

4. Mercado de Navidad de Brujas

La hermosa ciudad medieval de Brujas es pintoresca en cualquier época del año. Sin embargo, es especialmente impresionante cuando se cubre con miles de luces durante el mercado navideño de Brujas. Cubiertas de bonitas decoraciones festivas, las calles adoquinadas del centro histórico lucen encantadoras durante este tiempo. Esto se vuelve aún más romántico por el sonido de los carruajes tirados por caballos y las hileras de chocolaterías.

Es el lugar para comprar la especialidad de encaje artesanal de Brujas, gofres calientes y, por supuesto, cerveza belga

El mercado de Navidad de Brujas es ideal apra familias.
El mercado de Navidad de Brujas es ideal apra familias.

Los puestos del mercado venden todo tipo de artesanías y decoraciones, centradas en Markt y Simon Stevinplein. Éste es el lugar para comprar la especialidad de encaje artesanal de Brujas, gofres calientes y, por supuesto, cerveza belga. El mercado también es ideal para familias, ya que la pista de patinaje sobre hielo y el espectacular Festival de Esculturas de Nieve y Hielo son lugares destacados para los niños.

5. Mercado de Ostende

Cada año, la pintoresca ciudad costera de Ostende se transforma en un país de las maravillas de cuento de hadas durante el invierno.

Lleno hasta los topes de puestos de artesanía únicos y decoraciones festivas, éste es el sitio perfecto para adquirir algunos regalos mientras se disfruta del ambiente acogedor.

La iglesia de San Pedro y san Pablo de Ostende iluminada en Navidad.
La iglesia de San Pedro y san Pablo de Ostende iluminada en Navidad. Foto: IStock.

Los más valientes pueden unirse a la inmersión de Año Nuevo, que se celebra el 4 de enero. Aquí es cuando miles de lugareños se sumergen en el frío Mar del Norte

Sin embargo, lo más destacado es el túnel iluminado en la calle comercial Adolf Buylstraat. El túnel de 188 metros de largo cuenta con un dosel impresionante de más de 200.000 luces de colores. También hay muchos puestos de comida y bebida, así como una pista de hielo para mantener ocupados a los más pequeños. Los más valientes pueden unirse a la inmersión de Año Nuevo, que se celebra el 4 de enero. Aquí es cuando miles de lugareños se sumergen en el frío Mar del Norte.

6. Festival de invierno de Gante

Extendiéndose por Sint-Baafsplein, Klein Turkije y Korenmarkt, el Gentse Winterfeesten (Festival de invierno de Gante) rezuma encanto nórdico. Alrededor de 100 puestos que venden de todo, desde regalos navideños hechos a mano hasta especialidades gastronómicas locales e internacionales, se dan cita aquí.

Los visitantes pueden saborear glühwein caliente, con el telón de fondo medieval de Gante y disfrutar de actuaciones de música en vivo bajo un techo de luces centelleantes

El Festival de invierno de Gante rezuma encanto nórdico.
El Festival de invierno de Gante rezuma encanto nórdico.

Los visitantes pueden saborear glühwein caliente, con el telón de fondo medieval de Gante y disfrutar de actuaciones de música en vivo bajo un techo de luces centelleantes. Mientras tanto, un paseo de luces navideñas lleva a los huéspedes a través del hermoso centro histórico iluminado de la ciudad, destacando importantes monumentos en el camino. Los niños también pueden disfrutar pintándose la cara y visitando a Papá Noel en su “Tierra de hielo”. ¡Cruzarse en el camino de los osos de hielo, pingüinos, ciervos y otros animales polares en movimiento para llegar a la Gruta de Hielo de Santa resulta de lo más divertido!

7. Grottes de Wonck

Para aquellos que buscan algo un poco diferente de los tradicionales mercados navideños, siempre se puede dirigir a Grottes de Wonck. Ubicado dentro de una red de cuevas de piedra caliza de 2.000 años de antigüedad en el centro de Bassenge, el peculiar mercado cuenta con alrededor de 80 puestos.

Grottes de Wonk es un mercado diferente.
Grottes de Wonk es un mercado diferente.

Se enfoca en ofrecer una variedad de productos artesanales, alimentos gourmet y productos locales

Sin embargo, en lugar de vender regalos, se enfoca en ofrecer una variedad de productos artesanales, alimentos gourmet y productos locales. Aquí también se encuentra un restaurante permanente, que sirve deliciosas setas que se cultivan en la cueva. Cerca, hay muchas actividades para explorar y pueblos pintorescos para visitar, como Tongeren, Bilzen y Maastricht.

Archivado en:

Nuestros destacados